Economía | Europa | Internacional

De Roma a Luxemburgo: el ranking de las multas por no llevar mascarilla

En Roma la sanción mínima es de 400 euros mientras que en Dublín o Luxemburgo solo se pagan 25 euros por no llevarla

Concentración en Plaza de Colón contra el uso de mascarillas.

Concentración en Plaza de Colón contra el uso de mascarillas. EUROPA PRESS

El aumento del número de rebrotes de coronavirus en todo el mundo ha provocado que la mayoría de los países adopten medidas más estrictas de prevención para frenar la transmisión del virus, como el cierre del ocio nocturno, el límite de aforo o el cumplimiento de la distancia de seguridad.

El uso de la mascarilla también se ha establecido como obligatorio para garantizar la seguridad de los ciudadanos, independientemente de si se mantiene una distancia de seguridad.

Sin embargo, una parte de la población considera que existe una teoría de la conspiración sobre el coronavirus y se niega al cumplimiento de esta medida. En España, centenares de personas se concentraron en la Plaza de Colón para protestar contra el uso de la mascarilla al tachar la medida de «ridícula» y un «recorte» de libertades.

Como resultado, estos ciudadanos podrán enfrentarse a sanciones de hasta 30.000 euros por incumplir con la normativa establecida en el Real Decreto-ley de la «nueva normalidad». Pero el Gobierno de España no es el único país que impone multas por no usar la mascarilla. El sitio informativo Apuestas Deportivas ha investigado en qué ciudades europeas se imponen sanciones y dónde son más altas.

Las multas por no usar mascarilla

La sanción más dura por no usar mascarilla en lugares cerrados o en el transporte público es la de Roma, donde las autoridades pueden imponer multas que van desde los 400 euros hasta los 3.000 euros. Por el contrario, en Eslovaquia simplemente se niega el acceso al transporte público sin esta protección.  

Bruselas se sitúa en el segundo puesto del ranking con una penalización económica que asciende a 250 euros, seguida de Atenas y Sofía, donde se aplican sanciones de 150 euros.

Londres, Madrid y Ámsterdam se colocan en la media europea, con multas de 110, 100 y 95 euros respectivamente. En Suiza, República Checa o Hungría no se especifican las cantidades exactas, pero varían entre los 127 y 150 euros.

Mientras tanto, en Dublín y Luxemburgo las autoridades han adoptado medidas menos drásticas y solo imponen multas de 25 euros. No obstante, si se repite la falta el precio incrementa.

En Dublín, una segunda multa se eleva a 50 euros y una tercera puede llegar hasta los 100 euros. En Luxemburgo, los reincidentes también deberán pagar 50 euros.

Comentar ()