Economía | Empresas

Imágenes de satélite e inteligencia artificial para llenar los tejados de paneles solares

La petrolera Galp lanza una filial de autoconsumo que utiliza herramientas tecnológicas para calcular al detalle la rentabilidad y el ahorro que puede conseguir cada cliente.

Imagen del simulador de Energía Independiente (Galp) para calcular la rentabilidad del autoconsumo en un edificio.

Imagen del simulador de Energía Independiente (Galp) para calcular la rentabilidad del autoconsumo en un edificio.

La portuguesa Galp, como otras muchas grandes petroleras, se ha lanzado a crecer en el negocio de las energías renovables para sumarse a la ineludible transición energética. Su marca se relaciona con el petróleo y el gas natural, con las gasolineras que se reparten por las carreteras de España y Portugal. Pero ahora también se está volcando en convertirse en una energética protagonista en las energías verdes.

Galp acaba de cerrar la compra del negocio fotovoltaico de ACS. Ambas compañías serán socias en una nueva compañía –la portuguesa tendrá el control con el 75% del capital- que entre parques fotovoltaicos ya en funcionamiento y los que se inaugurarán próximamente llegará a 2023 con una potencia instalada verde de 2.930 megavatios (MW). Y ahora Galp da un nuevo paso para ganar presencia en los negocios de la transición ecológica con una nueva filial para entrar en el sector del autoconsumo.

El grupo portugués ha creado una filial a medio camino entre el sector energético y el tecnológico. Se llama EI-Energía Independiente y se va a dedicar no sólo a comercializar la instalación de las placas solares en los tejados de viviendas particulares o de empresas, también se va a volcar en impulsar el autoconsumo calculando mediante herramientas tecnológicas propias su rentabilidad en cada caso.

“El éxito de la transición a un sistema energético sostenible requiere que no se pase por alto ningún tejado con potencial para la generación de energía limpia”, afirma Ignacio Madrid, consejero delegado de Energía Independiente. “La solución de EI se apalanca en la rentabilidad como la mejor manera de impulsar el cambio”. Y es que la estimación general del grupo es que el autoconsumo tiene un retorno de la inversión de entre el 15% y el 25% y permite recuperar la inversión inicial en menos de cinco años.

La nueva filial de Galp, no obstante, ofrece a los clientes el calculo mediante herramientas tecnológicas un cálculo del potencial de rentabilidad de cada tejado al detalle, la monitorización de su rendimiento en todo momento y el asesoramiento personalizado para obtener la mayor rentabilidad de cada instalación.

Energía Independiente cuenta con la plataforma EI Tech2Perform que se apoya en tecnologías como el análisis de imágenes obtenidas por satélite, de algoritmos de inteligencia artificial y el big data para calcular la rentabilidad basándose en el historial de consumo, la orientación del tejado y la exposición solar de cada panel, así la inversión y el tipo de instalación óptima, y el ahorro de cada cliente.

La compañía ha desarrollado un simulador al que se accede a través de su web que permite que, en menos de un minuto, cada usuario introduzca su dirección en un mapa, seleccione el espacio en el tejado e informe sobre su consumo habitual. Con estos datos, la plataforma ofrece un primer presupuesto aproximado y una indicación del posible ahorro en la factura. El proyecto empieza con el estudio y el diseño de la instalación, la ingeniería y el montaje de los sistemas de producción solar, incluyendo desde la gestión de permisos, licencias y subvenciones hasta la posterior monitorización y análisis continuo de la instalación.

El Independiente organiza el III Congreso de Inteligencia Artificial el próximo 6 de noviembre. En esta Jornada, reconocidos expertos analizarán las distintas aportaciones que esta ciencia está desarrollando en la lucha contra la pandemia.

Comentar ()