El Grupo ACS logró aumentar su beneficio neto un 4,8% en el primer semestre, hasta los 351 millones de euros gracias al buen comportamiento operativo de todas las actividades del grupo y de manera especial con la recuperación del tráfico en las autopistas gestionadas por Abertis, después de las fuertes caídas sufridas en 2020 por el impacto de la covid-19.

En concreto, la contribución de la concesionaria al beneficio bruto de explotación (ebitda) del grupo presidido por Florentino Pérez hasta junio de 2021 ha mejorado en 77 millones de euros. También ha aportado 62 millones de euros más que el pasado año al beneficio neto. En total, registra un crecimiento del tráfico medio del 22,4% frente al primer semestre de 2020, con datos positivos en todas las regiones operativas, acercándose a los niveles previos a la pandemia.

En conjunto, el ebitda de la compañía ha crecido un 14,6% respecto al año anterior, hasta los 737 millones de euros. El beneficio bruto de explotación del resto de actividades aumenta un 2,5%. Por su parte, el beneficio neto de explotación (Ebit) se sitúa en los 482 millones de euros, un 24,8% más que el año anterior. Sin considerar Abertis, también aumenta un 4,4%.

Sin embargo, las ventas del Grupo en los primeros seis meses del año se han visto penalizadas un 3,5%, sobre todo por la evolución del dólar americano frente al euro (-9%). En total, han alcanzado los 13.330 millones de euros. Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sin considerar el impacto del tipo de cambio, las ventas del Grupo se mantienen estables.

Las ventas en Estados Unidos representa ya el 53% del total, mientras que en España suponen un 11%

Por zonas, América del Norte representa ya un 60% del total de las ventas, seguido de Australia con un 19%; Europa, con un 17%; Asia, con un 3%; y América del Sur, con el restante 1%. Por países, Estados Unidos, Australia, España, Canadá y Alemania contribuyen con un 92% del total de las ventas. Estados Unidos representa ya el 53% del total, mientras que en España suponen un 11% del total tras el acuerdo de venta de Servicios Industriales.

El área de Infraestructuras obtuvo un beneficio neto de 199 millones. El beneficio neto del área de Construcción creció un 4,3%, hasta los 158 millones de euros y el de Concesiones tuvo un resultado positivo de 42 millones de euros.

Asimismo, el área de Servicios Industriales, que ha sido reclasificada como actividad interrumpida tras el acuerdo de venta con Vinci, logró anotarse un beneficio neto de 270 millones de euros.

Por su parte, el área de Servicios a la ciudadanía desarrollados por Clece recupera su senda de rentabilidad y aporta 14 millones de euros. En total, obtuvo unas ventas de 817 millones de euros, aumentando un 7,7% respecto al mismo periodo del año anterior. La recuperación se produce tras la paralización temporal de buena parte de servicios sociales que, en el ejercicio anterior, cesaron su actividad durante el estado de alarma explica esta positiva evolución.

Rebaja de la deuda

Al margen de eso, la cartera de pedidos a junio de 2021 se situaba en 63.993 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,3% en términos comparables respecto al primer semestre del año pasado, es decir, ajustado por la evolución del tipo de cambio y el acuerdo de venta de Servicios Industriales a Vinci por casi 5.000 millones de euros, que se efectuó el pasado mes de abril.

Según ha detallado la compañía, el Grupo ACS presenta al cierre del primer semestre de 2021 un saldo de deuda neta de 2.976 millones de euros. Una cifra que no incluye la caja del negocio industrial (859 millones de euros al cierre de 2020) por su acuerdo de venta a Vinci en marzo de 2021, excluyéndose por tanto del saldo de deuda neta del Grupo en este año.

«Sin considerar este hecho, la deuda neta consolidada desciende en más de 400 millones en los últimos doce meses, apoyado por la sólida generación de caja del Grupo y la buena evolución del capital circulante operativo en todas las actividades, mejorando en 304 millones de euros desde al junio de 2020″, dice la compañía. En el segundo trimestre del año, la deuda neta se ha reducido en 715 millones de euros, apoyado en el buen comportamiento operativo de las actividades y la positiva evolución del capital circulante.