Economía

España deberá reducir su déficit 5,5 puntos en dos años para cumplir con las reglas fiscales europeas

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

El Gobierno español ha actualizado sus previsiones macroeconómicas para el país este martes. Aunque la mayor parte de los datos se han mantenido en el mismo punto en que las ministras de Asuntos Económicos y Hacienda, Nadia Calviño y María Jesús Montero, los situaron en abril, los recientes cambios en las previsiones de diferentes organismos internacionales y servicios de análisis han llevado al Ejecutivo a volver a anunciar públicamente sus cifras.

Así, el equipo de Pedro Sánchez se ha reafirmado en sus datos y cree que el PIB de España crecerá este año un 6,5% frente al 9,8% que estimó en octubre. En 2020, el año en que estalló la pandemia del coronavirus, la economía cayó un 10,8%.

El Gobierno también ha mantenido su previsión de crecimiento para 2022 en el 7%. Por ahora no llega más allá. La tasa de paro prevista igualmente ha quedado inalterada en el 15,2% este año y en el 14,1% en 2022.

Son datos que han permanecido invariables pese a que durante las últimas semanas los diferentes organismos internacionales y servicios de análisis vienen mejorando sus datos para España. Es el caso de la Comisión Europea, que este julio ha subido su previsión de crecimiento del PIB español del 5,9% al 6,2% para 2021 (y bajado del 6,8% al 6,3% en 2022); de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que en mayo mejoró su estimación del 5,7% al 5,9% para 2021 y del 4,8% al 6,3% para 2022, y del Banco de España este junio, que pasó del 6,0% que estimaba en marzo para 2021 al 6,2%, y del 5,3% al 5,8% para 2022.

La única institución que se ha manifestado en sentido contrario ha sido el Fondo Monetario Internacional, que este mismo martes ha rebajado su previsión de crecimiento para España este 2021 dos décimas, hasta el 6,2%, a la vez que ha revisado fuertemente al alza su pronóstico para 2022, que eleva al 5,8% desde el 4,7% de la pasada primavera.

Pero el Gobierno no ha podido mejorar sus cifras dado que sus cálculos ya eran, en la opinión de los expertos, optimistas, por lo que no se han podido beneficiar del buen ritmo de la vacunación y del levantamiento de las restricciones, como sí han hecho otros organismos. En ese contexto, Calviño ha insistido en el avance de la economía, a la fuerte recuperación económica que va a producirse en la segunda mitad del año y en la caída del paro frente a lo estimado hace un año.

«Hace un año instituciones como el Banco de España o la OCDE preveían una tasa de paro para 2021 superior al 20%, llegando incluso al 25%, y lo cierto es que estamos encarando la quinta ola de la pandemia con una tasa de paro que es 10 puntos inferior a la que preveían dichos organismos», ha recalcado la ministra.

Rebajar el déficit 60.500 millones

Sin embargo, la mejora de la economía no está llevando a reducir las previsiones del Gobierno del déficit público, es decir, la diferencia entre lo que el Estado ingresa y lo que gasta. Ahora mismo, el Ejecutivo lo sitúa en el 8,4% del PIB a fin de año, como también ha comunicado este martes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. La misma Montero ha recordado que no se trata de un objetivo de déficit, sino de una tasa de referencia, ya que ahora mismo no están en vigor las reglas fiscales.

Fuente: Gobierno de España

Aunque el resto de organismos y servicios de análisis son más optimistas (el Banco de España lo sitúa en el 6%, la OCDE en el 5,7%, BBVA Research en el 5,5% y el Instituto de Estudios Económicos en el 4,5%), si se cumplen los cálculos del Gobierno, España deberá reducir su déficit 5,5 puntos para poder cumplir en 2023 con las reglas fiscales de la Unión Europea.

Bruselas suspendió los objetivos de déficit y de deuda durante 2020 para permitir a los estados gastar más para impulsar a sus economías a recuperarse de la pandemia, lo que, junto a su nuevo Plan Marshall con el que repartirá 750.000 millones, supone una decidida apuesta por los estímulos. Normalmente, los países comunitarios tienen un límite del 3% al déficit y del 60% a la deuda pública, y, a partir de ahí, Europa exige ajustes.

Por ahora Bruselas ha decidido seguir aplicando la cláusula de escape general en 2021 y 2022, pero no será así en 2023. Lo comunicó recientemente el vicepresidente ejecutivo económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis, recalcando que para la consolidación fiscal «a medio plazo es importante tener un enfoque creíble». Por eso, el político instó en junio a los estados miembros a estar preparados para comenzar a tomar medidas una vez esté encauzada la recuperación, y recordó que Europa ha identificado ya desequilibrios en una docena de países, incluyendo a España.

Para cumplir con esas reglas que volverán a imponerse, España deberá rebajar su déficit en 60.500 millones de euros, según cálculos realizados por este medio (un punto de PIB son unos 11.000 millones de euros). El plan del Gobierno pretende rebajar el déficit hasta el 5% en 2022, pero aún así lo que supondría una diferencia de 6 puntos porcentuales entre el 11% registrado en 2020 y ese objetivo.

Para 2022, el Gobierno es un punto más optimista que los organismos internacionales

El Gobierno espera que la economía española crezca un 7% en 2022. Es un cálculo más optimista que la media de los organismos internacionales. Concretamente, un punto más optimista, y todo a pesar de que estos han mejorado ostensiblemente sus estimaciones para el año que viene: el FMI prevé que el avance sea del 5,8%, al igual que el Banco de España, mientras que la OCDE y la Comisión Europea apuntan al 6,3%.

Fuente: Gobierno de España

El Ejecutivo ya tuvo que corregir su previsión de crecimiento para 2021, del 9,8% que pronosticó en octubre al 6,5% del pasado abril (con la correspondiente repercusión en los ingresos), cambio, aseguró, provocado por la persistencia de la pandemia y porque el país no iba a recibir tantos fondos europeos como en un principio se estimaba. En total, este año llegarán a España 19.000 millones de euros, 9.000 a final del verano y otros 10.000 antes de que termine 2021, siempre y cuando el país cumpla con las medidas que ha exigido la UE.

Te puede interesar

Comentar ()