Economía | Empresas

Víctor del Pozo deja El Corte Inglés tras no aceptar el nuevo esquema directivo que le plantearon

Marta Álvarez tendrá poderes ejecutivos a partir de ahora y dos directores generales de una comisión delegada pilotarán por separado la parte retail y el resto del negocio

El hasta ahora consejero delegado, Víctor del Pozo,; Marta Álvarez, presidenta; José Ramón de Hoces, consejero secretario.

El hasta ahora consejero delegado, Víctor del Pozo,; Marta Álvarez, presidenta; José Ramón de Hoces, consejero secretario. ECI

El Corte Inglés anunció este lunes la salida de Víctor del Pozo tras cinco años como consejero delegado. El grupo ha explicado que la marcha se produce «a petición propia y por motivos personales» apenas dos meses después de haber sido renovado en su puesto hasta 2027 por la Junta General de Accionistas.

Según fuentes solventes consultadas por El Independiente, el directivo presentó su renuncia antes de que se celebrarse la reunión del Consejo de Administración de la compañía este lunes en la que se aprobó la creación de una comisión ejecutiva delegada como máximo órgano que diluía sus funciones ejecutivas con la existencia de dos directores generales.

En este órgano colegiado, un director general (José María Folache) pilotará toda la parte del retail y el otro (Santiago Bau) se encargará del resto de los negocios y de los de nueva creación. Además, la presidenta Marta Álvarez contará con poderes ejecutivos. Junto a ellos estarán también los consejeros José Ramón de Hoces y Javier Rodríguez-Arias, nombrado por cooptación.

Ante los cambios de estructura directiva planteados, las citadas fuentes aseguran que Del Pozo decidió dar paso a los nuevos equipos que serán los encargados de pilotar la transformación del modelo de negocio que él mismo había impulsado durante los últimos años, con la salida a Bolsa en el horizonte cercano tras la reciente incorporación de Mutua Madrileña al accionariado con un 8% del capital.

Folache, antiguo hombre de la casa, fue responsable de compras del grupo entre 2009 y 2012, todavía con Isidoro Álvarez al frente. Además, ha sido vicepresidente y CEO de Carrefour, Tous y Parfois. Bau, por su parte, ejercía como alto ejecutivo desde hace más de 15 años en Goldman Sachs. El nuevo órgano del que formarán parte se se suma a las tres comisiones del Consejo ya existentes.

«Reforzar la gestión»

La propia empresa asegura que «la nueva estructura tiene como objetivo reforzar la gestión de la empresa e impulsar el Plan Estratégico del Consejo en el marco de las mejores prácticas de Gobierno Corporativo». Se trata de un Plan presentado por el propio Del Pozo en julio de 2021 con el objetivo de rebajar un 60% la deuda y hacer crecer la venta online hasta representar el 30% de la facturación total del grupo.

La compañía de grandes almacenes señala además que «el Consejo de Administración considera que, en respuesta al nuevo escenario surgido tras dos años de gran complejidad en el entorno macroeconómico, es necesario abrir una etapa que responda a los retos de futuro con un equipo renovado y de profesionales especializados en las distintas áreas que abarca el Grupo».

A partir de ahora, El Corte Inglés tratará de seguir profundizando en la diversificación que ha supuesto la entrada en nuevos negocios como las alarmas (Sicor), la telefonía móvil (Sweno) o la filial logística que acaba de poner en marcha para competir con grandes operadores del sector.

«Un jarro de agua fría»

A nivel interno, el anuncio de la salida de Del Pozo ha sido recibida como «un jarro de agua fría». «Nadie sabía nada, ni intuía nada», apuntan fuentes sindicales del grupo, que lo definen como un hombre «muy profesional, preparado y con las cosas claras». Hasta ahora, añaden, contaba » con total confianza por parte de los dueños del negocio», en referencia a Marta y Cristina Álvarez-Guil.

Economista e ingeniero informático, a Víctor Del Pozo (Madrid, 1966) lo califican como «especialmente intenso» en su desempeño profesional en una casa que conocía al dedillo desde hace más de 25 años. Antes de llegar a la cúpula, pasó por los grandes almacenes como vendedor mientras realizaba sus estudios.

Dentro de la casa le dibujan como el artífice de un cambio radical en la orientación del grupo hacia un ecosistema digital, con la reconversión de centros no rentables, la transformación del centro de Castellana en una tienda experiencial o la reestructuración de plantilla con la ejecución de un ERE para más de 3.000 empleados. En los últimos tiempos estaba acometiendo una renovación en las cúpulas de los centros y las direcciones regionales.

Hasta ahora, recuerdan fuentes internas, ha estado poniendo proyectos en marcha. Hace escasos meses se producía la compra de los supermercados Sánchez Romero. Y hace apenas unos días se hacía oficial en el Registro Mercantil su nombramiento como presidente de Viajes El Corte Inglés tras su fusión con el grupo Logitravel para crear un gran operador turístico a nivel mundial.

Del Pozo llevaba desde 2017 en el puesto que llegó a compartir con Jesús Nuño de la Rosa, hasta que este último llegó a la presidencia un año más tarde tras la salida de Dimas Gimeno. Posteriormente, con la llegada de Marta Álvarez a la cúspide, los dos volvieron a compaginar el puesto hasta que De la Rosa abandonó la empresa a principios de 2020, poco antes del estallido de la pandemia. Ésta supuso un duro golpe para las cuentas del grupo, con las pérdidas más abultadas de su historia.

Ahora, la salida de Del Pozo se produce pocos días después de que El Corte Inglés lograse un acuerdo para refinanciar su deuda bancaria por un importe máximo de hasta 2.600 millones de euros. El contrato suscrito con el apoyo de más de una veintena de entidades financieras nacionales e internacionales lee permite ampliar los plazos hasta marzo de 2027 con la posibilidad de extensión de un año y otro adicional, escalonadamente.

Te puede interesar

Comentar ()