España | País Vasco

Otegi renuncia a optar a lehendakari con su inhabilitación en vigor hasta 2021

La dirección de EH Bildu propone a Maddalen Iriarte, actual portavoz en el Parlamento Vasco, como candidata para las autonómicas que podrían celebrarse en mayo.

logo
Otegi renuncia a optar a lehendakari con su inhabilitación en vigor hasta 2021
Maddalen Iriarte y Arnaldo Otegi durante su comparecencia desde la terraza del Bilbao Exhibition Centre (BEC)

Maddalen Iriarte y Arnaldo Otegi durante su comparecencia desde la terraza del Bilbao Exhibition Centre (BEC)

Resumen:

Arnaldo Otegi no optará a ser candidato de EH Bildu a lehendakari. La Mesa Política de la coalición de la izquierda abertzale ha aprobado hoy por unanimidad proponer como candidata a Maddalen Iriarte, actual portavoz en el Parlamento Vasco y quien ya le relevó en la candidatura en 2016 tras la suspensión de la misma por parte de la Junta Electoral. En las últimas semanas se había especulado sobre la viabilidad de que Otegi pudiera optar a la lehendakaritza en las elecciones autonómicas vascas previstas para este año, ya que sobre él pesa una condena por inhabilitación que no concluye hasta febrero de 2021. La condena se recurrió ante el Tribunal Supremo y tras confirmar éste su vigencia la defensa de Otegi la llevó hasta el Tribunal Constitucional que aún no se ha pronunciado.

De esta forma, Otegi, de 61 años, no optará a lehendakari y en su lugar lo hará la periodista de ETB que en su momento accedió a sustituirle y ponerse al frente de la coalición en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte. El coordinador general de EH Bildu ha asegurado que él tenía claro desde hace algún tiempo «cuál sería nuestra apuesta» y que ésta no pasaba por volver a presentarse a la espera de una posible resolución del TC. Ha reconocido que para ello habló con Iriarte hace unos días y se convirtió en «la única apuesta» de la Mesa Política de EH Bildu.

Ahora se abre un plazo de un semana para que las bases de la coalición de la izquierda abertzale ratifiquen la candidatura o presenten alguna otra opción que abriría un proceso de elección interno. Por el momento la de Iriarte es la única candidatura. Tras la decisión hecho pública hoy por el órgano de dirección de EH Bildu, Iriarte ha agradecido «la generosidad» de Otegi por optar por ella, una persona a la que ha definido como «un referente de lucha».

El propio Otegi ha asegurado que Iriarte es la mejor opción para el actual contexto político en el que «algunas piezas del decorado han cambiado». Ha subrayado la capacidad de influencia que ahora tiene la coalición y «la ventana de oportunidad» que se ha abierto con el tablero político en el Estado. Ha asegurado que el reto de Bildu para los próximos cuatro años será convertirse en «la casa común de todos los soberanistas» y a explorar nuevas alianzas. Ha llamado a la ciudadanía a seguir respaldando a la coalición como lo ha hecho de modo «ascendente» en las últimas convocatorias electorales y poder convertirse en una alternativa real al «obsoleto» proyecto político del PNV.

Tribunal Constitucional

El paso atrás de Otegi se produce después de que hace sólo unas semanas él mismo asegurara que estaba con fuerzas y dispuesto a situarse en el lugar en el que el partido le situara de cara a las elecciones autonómicas. Unos comicios que deberían celebrarse tras el verano pero que sin embargo cada vez cobra más fuerza la opción de que las elecciones autonómicas vascas puedan celebrarse a finales de mayo o comienzos de junio.

Cuando en marzo de 2016 Otegi abandonó la cárcel de Logroño tras cumplir seis años y medio de prisión por la condenado del llamado ‘caso Bateragune’, no hubo dudas en la izquierda abertzale en situarle como candidato para las autonómicas de ese año, pese a la condena de diez años de inhabilitación que pesaba sobre él. Su defensa argumentó que el cumplimiento de su pena de prisión suponía de facto el cumplimiento de la pena de inhabilitación, tesis que la Justicia no avaló. En septiembre de 2017 el Tribunal Supremo determinó que la inhabilitación para ocupar un puesto público se daría por completada el 28 de febrero de 2021.

Tras recurrir a Europa, en noviembre de 2018 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos concluyó que en el juicio que se condenó a Otegi y al resto de acusados por el ‘caso Bateragune’ se debía condenar a España por no atender las reclamaciones de parcialidad hechas por el dirigente abertzale contra una de las juezas que le condeno, Angela Murillo. Aquella sentencia abría la puerta a recurrir su condena, lo que le llevó en noviembre de 2018 ante el Tribunal Constitucional para reclamar la revisión de la sentencia y el levantamiento de su inhabilitación. El Alto tribunal aún no se ha pronunciado, por lo que oficialmente a sólo unos meses de las elecciones autonómicas en Euskadi Otegi continúa inhabilitado para cargo público.

Comentar ()