España

El fiscal relacionado con la abogada de Podemos pierde su puesto en Anticorrupción

El Consejo Fiscal se ha manifestado en contra de que se otorgue una de las ocho plazas que provee la Fiscalía Anticorrupción para su sede en Madrid al fiscal del caso Villarejo, Ignacio Stampa, que hasta ahora se encontraban en comisión de servicios, por lo que la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, no le ha propuesto para la plaza, según confirman fuentes fiscales.

El órgano, presidido por la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, e integrado por el Teniente Fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, el Fiscal Inspector Jefe, Fausto Cartagena, y nueve fiscales pertenecientes a cualquiera de las categorías ha estudiado este miércoles la asignación de 18 plazas dentro de la Fiscalía, nueve de ellas para Anticorrupción de entre las cuales ocho son para fiscales de plantilla y una para comisión de servicios.

Los dos fiscales que se han ocupado de la investigación del caso Villarejo en la Audiencia Nacional, Ignacio Stampa y Miguel Serrano, en comisión de servicio, esperaban la celebración de este Consejo Fiscal para saber si pueden continuar al frente de la investigación hasta que concluya dicha interinidad o deben irse a la Fiscalía de Madrid, donde tienen asignada su plaza. Delgado sí que ha propuesto para la plaza a Serrano.

Denuncias de Villarejo y Vox

Lo han hecho, con la polémica suscitada alrededor de una supuesta «connivencia» entre el fiscal Stampa y la abogada de Pablo Iglesias, Marta Flor Núñez, para que la causa contra el comisario investigado, José Manuel Villarejo, se orientara hacia la teoría de las cloacas policiales para perjudicar al vicepresidente del Gobierno en la pieza Dina de la causa, como denunció el propio Villarejo. El partido político Vox también presentó una querella contra Stampa y la abogada Marta Flor por supuesta revelación de secretos que originó la apertura de unas diligencias en la Fiscalía de Madrid. El fiscal superior de Madrid, Jesús Caballero, ha informado en contra de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid abra una investigación a Stampa, según ha adelantado El Español.

El fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, ha defendido la labor y profesionalidad de sus subordinados en el caso Villarejo y se mostró a favor de que continúen al frente de la investigación rechazando «cualquier connivencia con Podemos». Hizo esta defensa también en sede judicial, ante el instructor Manuel García-Castellón, cuando fue a declarar como testigo en el caso Dina el abogado José Manuel Calvente que afirmó que la denuncia del robo del móvil de la asesora de Iglesias en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham, fue un «montaje» de la cúpula de Podemos para presentarse como víctima de las cloacas del Estado.

Calvente formaba parte del equipo legal de Podemos hasta diciembre de 2019, cuando fue expulsado del partido acusado de acoso sexual a Marta Flor Núñez. Presunto delito que un juzgado ya ha descartado. Entre los miembros de dicho equipo jurídico se intercambiaron unos mensajes que publicó El Confidencial. En éstos, la abogada de Pablo Iglesias, Marta Flor Núñez, presumió de su relación con el fiscal Stampa, al que llamaba ‘Ironman’, así como de que esta relación podría beneficiar a los intereses de Podemos. Villarejo insiste en que ésta es la prueba de una connivencia entre la Fiscalía y Podemos para acusarle a él y beneficiar a Pablo Iglesias.

Dicha polémica, que puso bajo la lupa la labor de Stampa, provocó la apertura de un expediente interno en la Fiscalía para abordar los hechos publicados que archivó el fiscal inspector Jefe, Fausto Cartagena. Posteriormente, la querella de Vox contra Stampa ante Anticorrupción motivó la apertura de las diligencias de investigación penales de la Fiscalía de Madrid.

Navajas se desdijo de sus afirmaciones sobre él

El ‘número dos’ de la Fiscalía, Luis Navajas, afirmó durante dos entrevistas concedidas a Okdiario y Onda Cero que le parecía «escandalosa» la relación que Stampa mantenía con la abogada de Podemos Marta Flor Núñez y que él lo «habría apartado» de la comisión de servicio que el fiscal mantiene en Anticorrupción. Incluso llegó a afirmar que cuando leyó las informaciones sobre Stampa «vomitó».

Sin embargo, el pasado 16 de octubre se desdijo de estas palabras «desafortunadas por imprudentes» al haberse hecho «eco» de publicaciones periodísticas. «Ahora sé que eran rotundamente falsas en lo que al sr. Stampa Fuente se referían, sin hacer las comprobaciones a que por mi cargo estaba obligado», escribió en un documento remitido a la Fiscalía General del Estado que Stampa, a su vez, presentó ante la Fiscalía de Madrid como prueba en contra de su investigación.

Comentar ()