España

El PP se vuelca en Cataluña para frenar a Vox: movilizará a todos sus "pesos pesados"

Se prevé que Ayuso, Almeida, Feijóo o Moreno Bonilla participen en los actos de campaña para las elecciones del 14-F | Álvarez de Toledo también estará presente, aunque es "poco probable" que coincida con Casado

Fotografía de archivo. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; y la diputada por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo. EUROPA PRESS

Cataluña será el tablero en que se jugará la primera partida de una nueva etapa política en que la derecha aparece más fragmentada que nunca. PP y Ciudadanos presentarán finalmente candidaturas no sólo separadas, sino enfrentadas tras la estrepitosa ruptura de la que unos y otros se han culpado mutuamente, mientras que Vox amenaza con irrumpir con fuerza en el Parlament. Tanto Pablo Casado como Inés Arrimadas se juegan mucho en estos comicios. En el PP no se niega que el escenario soñado es el sorpasso a Ciudadanos como primera prueba del proceso de absorción que ya han inaugurado desde Génova, aunque también se medirán los efectos del anunciado giro al centro y de la ruptura verbal y emocional con Vox.

Por ello, los populares han decidido echar el resto en unas elecciones decisivas estratégicamente y comienzan a diseñar ya la que será una campaña marcada por la presencia constante de Casado, quien se prevé que esté en Cataluña al menos una vez por semana durante toda la precampaña para trabajar mano a mano con el candidato a la presidencia de la Generalitat, Alejandro Fernández, recuperar a los votantes que optaron por la papeleta naranja en las últimas elecciones y evitar fugas a Vox. De hecho, el líder de la oposición volverá a desplazarse este mismo viernes a Cataluña por cuarta vez en el mes de noviembre.

Pero el PP se guarda un ‘as’ en la manga y prevé ya el desembarco de todos los «pesos pesados» del partido para la campaña del 14-F. Fuentes del partido en Cataluña aseguran que el objetivo es «movilizar» a todos los barones territoriales en las próximas semanas y organizar diversos actos en que «estén todos los presidentes autonómicos».

Entre los nombres que aparecen en la lista de invitados están, por el momento, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el de Andalucía, Juanma Moreno; el de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; o el de Murcia, Fernando López-Miras, aunque también se buscará la presencia de otras figuras «fuertes» del partido como es el alcalde de Madrid y portavoz nacional, José Luis Martínez-Almeida. «Tenemos líderes autonómicos muy bien valorados, y su presencia atraerá a muchos gallegos, a muchos andaluces o a muchos madrileños que viven en Cataluña», sentencian.

Álvarez de Toledo no coincidirá con Casado

La que sí estará presente en la campaña del PP para el 14-F será la ex portavoz parlamentaria y diputada por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, cuya presencia se estima como «obligatoria» por su posición de alto cargo dentro del PP catalán y representante en el Congreso de los Diputados por esta región.

En este punto, Génova también da por hecho que la dirigente estará presente en los actos de campaña de Cataluña, aunque diversas fuentes del partido deslizan que es «muy poco probable» que ella y Pablo Casado coincidan durante la campaña. «Su relación personal ha quedado muy tocada», lamentan, en referencia a la orden que ejecutó el líder del PP con su destitución como portavoz del partido en el Congreso el pasado mes de agosto. La situación entre ambos es muy «delicada» e, incluso, «incómoda», según trasladan en el PP catalán, aunque insisten en que la presencia de ambos no es incompatible. «Hay que sacar el mejor provecho de nuestra estructura. Hay que contar con todos y demostrar que el PP es plural y que tiene muchas voces», sentencian.

En la cúpula popular existe no obstante el temor de que Álvarez de Toledo siga ejerciendo su papel de «verso libre» y actúe por su propia cuenta en Cataluña con una estrategia diferente a la línea que marque el partido, aunque por el momento «no nos ha metido en ningún lío» tras su presencia en varios actos en la región. Al margen de la autonómicas catalanas, la ex portavoz del PP volvió a criticar este miércoles públicamente a Pablo Casado a través de su canal de Youtube por el rechazo que expresó el presidente del PP a la corriente «negacionista» de la violencia de género con motivo del 25-N. Álvarez de Toledo censuró en este caso que Casado se haya dejado llevar «por la voluntad de distanciarse como sea de Vox» porque «no hay ninguna prueba empírica que demuestre la violencia contra las mujeres por el hecho de ser mujer», sostenía.

«Ciudadanos se ha escorado a la izquierda»

Los populares catalanes opinan que la fragmentación de la derecha en Cataluña puede beneficiarles más de lo que lo habría hecho una eventual alianza con Ciudadanos y, aunque prefieren no hacer quinielas, sí vaticinan que su resultado será «magnífico».

La estrategia se centrará en este caso en convencer de que la oferta del PP es «muy diferente» a la de Ciudadanos, que «se ha escorado a la izquierda» y no sólo a nivel nacional, sino también en Cataluña; y a la de Vox, con un proyecto «rupturista» en que «lo único que defiende es la ilegalización de todo el separatismo y la suspensión de las autonomías». «Los catalanes merecen una alternativa al independentismo y al sanchismo», sentencian.

De acuerdo con el último barómetro del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO), la caída de Ciudadanos sería imparable, y se situarían en torno a los 13 o 14 escaños frente a los 36 con los que actualmente cuenta en el Parlament, fruto de la victoria electoral que firmó Inés Arrimadas en 2017. El PP mantendría las perspectivas que vienen señalando la mayoría de encuestas con una horquilla alrededor de los ocho diputados, aunque lo más significativo sería la fuerte irrupción de Vox, que amenaza con el sorpasso a los populares con un estreno de entre siete u ocho escaños, al menos según la mencionada encuesta.

Comentar ()