España

Ciudadanos prevé ingresar casi 1,7 millones menos en 2021 pero aumentará en 100.000 euros el gasto en sedes

Según sus cálculos internos, el partido salvará el 2021 sin números rojos y con un superávit de algo más de 97.700 euros

Sede de Ciudadanos en Madrid.

Sede de Ciudadanos en Madrid. Jorge Moreno/E.I.

A finales del pasado mes de diciembre, el Consejo General de Ciudadanos aprobó por unanimidad el Presupuesto del partido para el año 2021 con buenas sensaciones. A través de una nota de prensa, el partido naranja se felicitó por unas cuentas que le permitirán finalizar el presente ejercicio con un superávit de ingresos sobre gastos y sin deudas ni compromisos financieros con entidades bancarias. Ciudadanos resiste en el terreno económico y, si todo va según lo previsto, cerrará el año sin caer en números rojos. Pero las cuentas del partido de Inés Arrimadas no son ajenas al desplome electoral que ha encadenado la formación desde noviembre de 2019, ni tampoco a la caída de la militancia en buena parte de sus flancos territoriales.

Así, Ciudadanos prevé ingresar este 2021 casi 1,7 millones de euros menos que en 2020, cuando se presupuestaron unas ganancias para el partido de 12.364.627 euros entre subvenciones, aportaciones de grupos institucionales, donaciones y cuotas de afiliados y de cargos electos. En total, los cálculos internos del partido reflejan que este año esos ingresos no superarán los 10.699.180 euros, es decir, un 15,57% menos que el año anterior.

Según consta en el documento interno, al que ha tenido acceso El Independiente, las principales pérdidas vendrán por la sangría de las aportaciones de los grupos institucionales -esto es, los grupos parlamentarios de las Cortes Generales, del Parlamento Europeo, y de las asambleas legislativas de las comunidades autónomas, así como representantes provinciales y municipales- que ingresarán 1.405.478 euros menos que en 2020, según lo presupuestado por el partido. Esa previsión sería el equivalente a lo que la formación dejará de ingresar por el desplome que, casi con toda seguridad, experimentarán en las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero -los sondeos pronostican que caerán de los 36 escaños actuales a entre 13 y 16- único plebiscito al que, salvo sorpresa, se enfrentará Ciudadanos este 2021.

Presupuestos 2021 Ciudadanos. Ingresos.

La caída en el número de afiliados también provocará una importante merma en los ingresos que el partido cifra en 378.984 euros, lo que supone un 17,53% menos que en 2020. Y también caen las previsiones de donaciones, que pasan de 25.000 a 6.000 euros en 2021.

Para paliar la previsible caída de ingresos para este año, Ciudadanos ha preparado un recorte casi equitativo en los gastos, que se verán reducidos en un 13,81% respecto a lo presupuestado para 2020. Así, si el año pasado el desembolso total fue de 12.152.997 euros, se prevé que el de 2021 no llegue a las 10,7 millones. Para ello, la secretaría de finanzas del partido ha pasado la tijera en prácticamente todas las partidas, desde los gastos de personal (137.713 euros menos) hasta los de manutención o funcionamiento -en la que se encuadran las cuotas procedentes de los servicios de comunicación, organización, gerencia, información, o acción institucional, así como viajes y dietas-.

Presupuestos 2021 Ciudadanos. Gastos.

Llama la atención, no obstante, que la fuerte caída en las ganancias que prevé Ciudadanos no sólo no ha afectado a la partida de gastos en sedes, sino que el partido prevé aumentar el dinero destinado a la renta de sus locales en más de 100.000 euros. Así de los 1,4 millones que se destinaron en 2020 a este propósito, se pasará a 1.578.257 euros, un 6,53% más, a lo que habría que sumar los 250.000 euros de los gastos derivados de seguridad en estas instalaciones.

Se trata de un gasto que choca con la previsión de recaudación de parte de afiliados y grupos institucionales, que se desplomarán claramente este 2021. La clave está, según fuentes autorizadas, en que una parte «no pequeña» de los fondos de estos grupos institucionales -que, pese a las pérdidas, representan nada menos que el 40,11% de los ingresos totales del partido- no se derivan al propio funcionamiento institucional de las corporaciones parlamentarias autonómicas, provinciales o locales, sino que se desvía para los «gastos ordinarios» del propio partido, como el mantenimiento de las sedes.

Sea como fuere, el partido logrará cerrar el año con una solvencia económica suficiente y mantendrá un superávit de más de 97.700 euros, un 0,83% menos del resultado ordinario de 2020, en que logró un balance en positivo de 211.600 euros. Las finanzas internas no son, al menos de momento, un problema para los liberales, que logran mantener su compromiso de «deuda cero» con todos los créditos bancarios que solicitaron para los distintos eventos electorales de 2019, todos ellos ya pagados. Además, Ciudadanos cuenta aún con un patrimonio neto de alrededor de 10,9 millones de euros, colchón suficiente como para afrontar con relativa tranquilidad en el ámbito económico los desafíos electorales y políticos que le quedan por resolver.

La sede de Madrid, un joya de 30.000 euros al mes

La sede central del partido naranja, en el número 253 de la madrileña calle de Alcalá, es la joya de la corona de Ciudadanos, el símbolo del crecimiento que experimentó el partido desde que dio el paso de la política autonómica a la nacional de la mano de Albert Rivera.

En un principio, el equipo del ex presidente de Ciudadanos alquiló en 2015 tan sólo dos plantas del edificio, que amplió a tres tras los buenos resultados que consiguió en las generales del 21-D. Y así se ha mantenido hasta el día de hoy, símbolo de la época de bonanza que los liberales experimentaron hasta el 10 de noviembre de 2019. Ahora, con 10 diputados en el Congreso, el inmueble de más de 2.500 metros cuadrados situado frente a la Plaza de Toros de las Ventas sigue siendo el buque insignia de Ciudadanos bajo el mando de Inés Arrimadas, por el que el partido paga un alquiler de cerca de 30.000 euros al mes, IVA incluido, según adelantó Vozpópuli y ha podido confirmar este medio de varias fuentes solventes del partido naranja.

Teniendo en cuenta que el partido sigue sin contar con ningún inmueble en propiedad y que el gasto previsto por Ciudadanos para este año en alquiler de sedes es de 1.200.000 euros -descontando los pagos aparejados a suministros, acondicionamiento, seguros, o equipamientos de las instalaciones-, sólo en la renta de la sede de Madrid se van unos 350.000 euros al año. En otras palabras: la dirección naranja seguirá destinando el 29% del total de los gastos previstos para el alquiler de sus infraestructuras a nivel nacional para su ‘niña bonita’.

Comentar ()