España

Moncloa da por descartado el viaje de Sánchez a Marruecos previsto para este mes

Pedro Sánchez fue recibido en audiencia por Mohamed VI en noviembre de 2018 EFE

La Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos que quedó aplazada para este mes de febrero tampoco podrá ser. Salvo cambio de última hora, en Moncloa dan por descartado el viaje de Pedro Sánchez al país alauita. Se trataría de un nuevo aplazamiento después de que el pasado mes de diciembre ambos gobiernos arguyeran que la situación epidemiológica «impide celebrar la cumbre en la fecha prevista con las garantías de seguridad sanitaria que se estiman convenientes».

Las fuentes gubernamentales consultadas explican a El Independiente que «se sigue trabajando en ello y cuando sea posible se irá», cosa que, de momento no está en el horizonte, admiten. El calendario tampoco ayuda. Las elecciones autonómicas catalanas del día 14 y el Consejo Europeo de los días 25 y 26, dejan poco margen de maniobra para una cita en la que se rubricarán importantes acuerdos bilaterales.

La situación epidemiológica de Marruecos también ha empeorado

Además, la situación epidemiológica en Marruecos ha empeorado con respecto a diciembre, tal y como ha ocurrido en España. El Gobierno marroquí decretó el estado de emergencia sanitaria hasta el 10 de febrero con restricciones muy duras de circulación en su frontera exterior. A 31 de enero la incidencia acumulada superaba los 1.300 contagiados por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la media española aunque comunidades como la valenciana y la riojana están en esos datos a pesar de que la curva comience a doblegarse.

Pero lo cierto es que no fue sólo la situación epidemiológica la que malogró el viaje en diciembre, sino que aquellos preparativos vinieron precedidos de una serie de controversias que enfangaron una cumbre fundamental para España.

Lo primero fue la conocida alineación de Unidas Podemos con el Polisario y la exigencia de un referéndum de autodeterminación del Sáhara, tal y como reconocen varias resoluciones de Naciones Unidas y que Pablo Iglesias recordó en sus redes sociales. Estas palabras fueron respondidas por el primer ministro de Rabat, Saadedín Otmani, asegurando que «Ceuta y Melilla son marroquíes como el Sáhara», lo que provocó que Exteriores convocara de urgencia a la ministra alauita no sin que antes Marruecos protestara oficiosamente por la posición de Iglesias.

El Sáhara es una cuestión especialmente sensible para los vecinos del sur, que tienen en su mano, por ejemplo, abrir o cerrar los flujos migratorios subsaharianos, y que en aquel momento se tradujo en una crisis migratoria con destino Canarias.

De hecho, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, se quedó fuera de la convocatoria. La versión que ofreció entonces la ministra portavoz, María Jesús Montero, es que sólo acudirían aquellos ministros que debían firmar memorandos con sus homólogos marroquíes, lo que sólo incluía de vicepresidentes a la titular de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y a ministros como la de Trabajo, Yolanda Díaz.

Pero ni siquiera entonces estaba cerrada en agenda una entrevista entre Sánchez y Mohamed VI, dado que la casa real alauita se reserva siempre el último momento para encajar un encuentro con el Rey, frecuentemente en paradero desconocido. La última imagen que han difundido de su persona ha sido recibiendo la vacuna contra la Covid.

Moncloa tiene previsto organizar 125 viajes

Moncloa respondió este mismo lunes a una pegunta por escrito de Vox en la que informaba de que tiene previsto organizar este año 125 viajes y visitas internacionales de alto nivel, siempre que así lo permita la evolución de la pandemia, informó Europa Press. El partido de Santiago Abascal preguntaba por el incremento de acreditaciones de periodistas en viajes, visitas y otros actos internacionales que figuran en los Presupuestos Generales de 2021.

Te puede interesar

Comentar ()