Continúa el goteo de bajas en Ciudadanos. A la salida de Toni Cantó y de numerosos simpatizantes de la formación naranja desde el terremoto político desencadenado en los últimos días, se ha sumado este martes el que fuera portavoz adjunto de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid y diputado de la formación liberal, Sergio Brabezo, que ha anunciado en redes sociales su decisión de abandonar el partido tras los últimos acontecimientos. Es el mismo camino que ha decidido seguir Marta Marbán, diputada regional y primera concejal que tuvo Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid.

Brabezo denuncia en su carta de despedida haber sufrido «presiones» por parte de Cs Madrid para que firmase una moción de censura contra Isabel Díaz Ayuso el mismo día que se convocaron elecciones en la región, con Ignacio Aguado como candidato. La presidenta madrileña se apresuró a pulsar el botón de adelanto electoral y aseguró tener constancia de un movimiento similar al del PSOE y Ciudadanos en la Región de Murcia en la Comunidad de Madrid, aunque Aguado y Arrimadas negaron que lo ocurrido en Murcia pudiera tener repercusión en el resto de autonomías en que PP y Cs gobernaban en coalición y desmintieron en múltiples ocasiones que hubiera una moción en marcha con el PSOE para desbancar a Díaz Ayuso

«Cs Madrid no sólo intentó frenar la convocatoria de elecciones de manera torticera, aliándose con el sanchismo, sino que a los diputados naranjas se nos presionó para firmar una moción de censura contra la presidenta Ayuso, que proponía a Ignacio Aguado como sustituto», afirma Brabezo en su carta de despedida.

El ya ex diputado de la Asamblea de Madrid lamentaba en el escrito el modo en que Aguado «insultó» a Díaz Ayuso una vez confirmada la convocatoria electoral para el próximo 4 de mayo. «Ciudadanos ha abandonado el centro y la moderación para empezar a tuitear de un modo muy radical», seguía, en relación a los últimos mensajes publicados por el ex vicepresidente madrileño en su cuenta de Twitter, en los que acusaba a Ayuso de haber convocado elecciones por «capricho». «La que has liado», insistía, tras conocerse la candidatura del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.