Fotografía de archivo. Tania Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso.

Fotografía de archivo. Tania Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso. EFE

España | Madrid

Tania Sánchez, el escaño 17 de Más Madrid en riesgo por el 'efecto Iglesias'

La ex diputada de IU concurre en las listas de Mónica García en el puesto 17, justo el número de escaños que marcan las encuestas para la formación | Si Iglesias logra robar un escaño a Más Madrid, Tania Sánchez perdería su acta en la Asamblea

Pablo Iglesias dio el salto a Madrid a sabiendas de que allí aguardaban dos ‘ex’ del líder morado que esperaban su venganza. El adelanto electoral pilló con el pie cambiado a la mayoría de formaciones políticas, y muchas de ellas optaron por decisiones drásticas para una batalla que se libra en clave nacional. Ya el mismo día en que Iglesias anunció que abandonaría Moncloa por la Asamblea de Madrid, deslizó la necesidad de «altura de miras» en la izquierda para fundar un partido «de unidad» entre Podemos y Más Madrid a pesar de las «cicatrices» que dejó el pasado. Incluso invitó a celebrar primarias para que los militantes decidiesen entre Iglesias y Mónica García para liderar esa suerte de ‘fusión’.

La negativa del partido de Íñigo Errejón, en el que concurre también la ‘ex’ de Pablo Iglesias -tanto política como sentimentalmente-, Tania Sánchez, no se hizo esperar. Y el bofetón fue doloroso. «Las mujeres estamos ya cansadas de hacer el trabajo sucio para tener que apartarnos en los momentos históricos», respondió Mónica García, que denunció las «tutelas» de Iglesias sobre el género femenino. Ese fue el primer ajuste de cuentas, pero Más Madrid espera que el segundo llegue el mismo 4 de mayo, cuando las urnas demuestren que el ‘efecto Iglesias’ no era tal y logren doblar en escaños a la formación morada en la Comunidad de Madrid. Pero ese enfrentamiento conlleva un riesgo no tanto para Más Madrid, sino para Tania Sánchez.

La ex dirigente de Izquierda Unida concurre a las elecciones de la Comunidad de Madrid en el número 17 en las listas de Más Madrid. En general, las encuestas dan a la formación que lidera Mónica García en Madrid entre 17 y 18 escaños, prácticamente el límite en el que se encuentra Sánchez. Si Podemos logra recortar distancias y gana un escaño en detrimento de Más Madrid, la que fuera su pareja sentimental se quedaría sin asiento en la Asamblea. Según opinan expertos en comunicación política, Iglesias puede salir muy beneficiado del debate de candidatos en Telemadrid, justo el empuje que provocaría el golpe definitivo a Tania Sánchez.

Sánchez logró ser diputada por Izquierda Unida en 2011, antes de comenzar una relación sentimental de varios años con Pablo Iglesias. En febrero de 2015 abandonó IU por diferencias con la dirección del partido y con la excusa de lanzarse a buscar la «unidad popular» con una nueva formación de izquierdas vinculada al «cambio» que representaba entonces Podemos y el movimiento 15-M. Preguntada en múltiples ocasiones sobre la posibilidad de que pudiese dar el salto al partido morado, que lideraba su entonces pareja sentimental, ella negó la mayor. «No. Punto. No vamos a entrar en Podemos. Punto». Estas palabras se hicieron virales, sobre todo porque a los pocos meses se hizo oficial su candidatura en las listas de Podemos para las generales de 2015.

La ruptura llegaría en marzo de ese mismo año. «Tania es la mujer más valiente que conozco y a la que admiro», firmaba Iglesias. «Pablo, el hombre que lo cambió todo y al que más admiro», escribía Sánchez. La ex diputada de Izquierda Unida continuó su labor política al margen del dirigente morado, pero su relación se fue enfriando mientras Sánchez perdía peso en el partido y Podemos completaba la absorción de facto de Izquierda Unida.

La dirigente se cobró su vendetta cuando, sin previo aviso, sin que Iglesias lo conociese y en plena batalla entre pablistas y errejonistas, se sumó a una iniciativa encabezada por Rita Maestre y secundada por el actual líder de Más País, para construir un Podemos «más amable» en plena refundación del partido en Madrid. La batalla dialéctica entre ambos sectores no se hizo esperar. «Estoy convencido de que habrá propuestas mejores(…). No comparto a quienes anteponen nombres y fotografías a las propuestas, y estoy convencido de que otros compañeros como Ramón [Espinar] serán capaces de avanzar hacia un debate mucho más interesante», respondía Iglesias. «No es el cortijo de los hombres», contraatacaban Maestre y Sánchez.

Tania Sánchez y Rita Maestre anuncian una propuesta para liderar Podemos en Madrid
Tania Sánchez y Rita Maestre anuncian una propuesta para liderar Podemos en Madrid. EFE

Tania Sánchez y el ‘errejonismo’ en general fueron derrotados de forma aplastante por el ‘pablismo’ en Vistalegre II, y el líder de Podemos inició entonces una purga del sector ‘errejonista’ que terminó en humillación para Tania Sánchez. Iglesias reorganizó la bancada morada en el Congreso: sustituyó a Íñigo Errejón como portavoz parlamentario y le situó en tercera fila, mientras que Irene Montero pasó a estar sentada a su derecha. Mucho peor destino tuvo Tania Sánchez, a la que Iglesias no sólo envió al gallinero, sino que quedó ocultada tras una de las columnas del hemiciclo.

Iglesias envía a Tania Sánchez al gallinero, detrás de una de las columnas del hemiciclo.
Iglesias envía a Tania Sánchez al gallinero, detrás de una de las columnas del hemiciclo. Febrero de 2017. EFE

Ya en abril de 2018, y tras años en el ‘exilio’ político de su propia formación al que se la desterró paulatinamente desde 2015, Íñigo Errejón ‘rescató’ a Tania Sánchez y la colocó en primera línea, al anunciar que sería su ‘número dos’ en las listas de Podemos por Madrid. Finalmente, y después de la ruptura definitiva entre Errejón e Iglesias, perdió peso por decisión de la militancia y concurrió como ‘número seis’ en las autonómicas de 2019, que sirvieron de lanzamiento para Más Madrid. En paralelo, Rita Maestre -a su vez ex pareja sentimental de Errejón- ganó el peso político que perdió Sánchez en la formación de izquierdas, y concurrió como ‘número tres’ al Ayuntamiento, entonces a la sombra de Manuela Carmena.

El naufragio de Errejón en la política nacional llevó a un lavado de cara y a una remodelación directiva de Más Madrid, con la incorporación de nuevas caras para recuperar el buen pulso de la formación de izquierdas en la capital. Tania Sánchez, de la vieja guardia, no ha desaparecido orgánicamente, pero ocupa un puesto discreto en las listas de la candidatura de García, concretamente en el número 17. Y Pablo Iglesias está en posición de dar el último y definitivo golpe a Tania Sánchez el próximo 4 de mayo.

Comentar ()