España | Madrid

Ayuso barre a la izquierda y Más Madrid liderará la oposición

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EUROPA PRESS

Madrid se ha teñido de azul. Isabel Díaz Ayuso ha doblado los votos que obtuvo en 2019 y ha ganado las elecciones en la Comunidad de Madrid con una victoria abrumadora: obtendría el 44,73% de los votos y un total de 65 escaños, a tan sólo cinco de la mayoría absoluta. La derecha suma 77 escaños por los 58 de la izquierda, por lo que la presidenta madrileña sólo necesita la abstención de Vox, que resiste con el 9,13% del voto y 13 escaños, uno más de los que consiguió en 2019. Ciudadanos desaparece definitivamente en Madrid y logra conquistar a poco más de 124.000 votantes, es decir, poco más del 3% del voto.

Comparativa con 2019

La derrota de la izquierda en general ha sido rotunda, pero la del PSOE ha sido dramática. Los socialistas, que en las últimas autonómicas ganaron las elecciones, se han visto sobrepasados por Más Madrid en las elecciones madrileñas. Ambas fuerzas han empatado a 24 escaños, aunque la formación que dirige Mónica García supera a las siglas socialistas por unos miles de votos, lo que supone un varapalo histórico no sólo para el PSOE de Ángel Gabilondo, que pierde el liderazgo de la oposición madrileña, sino también para Moncloa. Con este resultado, Mónica García se hace con el bastón de mando de la oposición en la Comunidad de Madrid con más de 600.000 papeletas y el 17% del voto.

Podemos, por su parte, ha caído a la última posición y ha pasado de ocupar siete a 10 asientos en la Asamblea de Madrid. Los pésimos resultados de la izquierda en general y de la formación morada, que no ha rentabilizado el deseado ‘efecto Iglesias’, ha llevado al dirigente a renunciar expresamente todos sus cargos públicos y abandonar definitivamente la política.

Un total de 5.112.658 madrileños, 53.406 más que en 2019, estaban llamados este martes a las urnas, en una jornada electoral atípica y marcada por las largas colas en los accesos de entrada de los colegios tras constituirse las mesas electorales. Los resultados de este 4 de mayo no sólo decidirán el color político que llevará Madrid los dos próximos años, sino que conllevará importantes implicaciones para la política nacional.

La participación en estas elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid a las 19:00h ha llegado al 69,26%, 11 puntos por encima de la registrada en los comicios de 2019, cuando a esa hora habían votado el 58,13% de los madrileños. Con motivo de la pandemia el voto por correo ha aumentado en un 41% respecto a los datos de las últimas autonómicas, de tal forma que la solicitud de voto de residentes en España se ha situado en 231.595; los residentes en el extranjero (CERA), en 26.568; y otros 1.248 españoles residentes en España pero temporalmente en el extranjero.

La participación asciende en estos momentos a un 76,24% del voto. La movilización del electorado madrileño ha sido rotunda, pero con los resultados encima de la mesa se rompe uno de los ejes del discurso de la izquierda, que llamaba a la movilización como única fórmula para vencer a Isabel Díaz Ayuso. La candidata del PP gobernará los dos próximos años la Comunidad de Madrid y puede hacerlo en solitario, ya que sólo necesita la abstención de Vox para ser investida presidenta.

Te puede interesar

Comentar ()