España | Internacional CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La 'cumbre de los 26 pasos' de Sánchez con Biden "hunde" la imagen de España hasta la "irrelevancia"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez conversa con el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez conversa con el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden. EFE

Ha sido la imagen del lunes. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se saludaron y conversaron brevemente en un pasillo de la sede de la OTAN. Durante la rueda de prensa conjunta con el secretario general de la Alianza atlántica, Jens Stoltenberg, el líder español ha apuntado que él y su homólogo estadounidense tuvieron «una breve conversación y paseo», en la que hablaron «de reforzar lazos militares de nuestro acuerdo bilateral de 1988 y la intención de España en renovarlo», así como de Latinoamérica, de la situación migratoria y de la agenda progresista que el sustituto de Donald Trump ha puesto en marcha «con la vuelta a los grandes consensos bilaterales».

El contacto se produjo tras la fotografía de familia de los líderes aliados, para la que han posado sin mascarilla pero manteniendo la distancia de seguridad. Ese fue el instante elegido por Sánchez para acercarse a saludar a Biden, como han podido captar las cámaras. En ese momento, todos los líderes se dirigían a la sala donde se reunieron los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. Fuentes gubernamentales han confirmado que este breve contacto es el encuentro en el que han trabajado la Moncloa y la Casa Blanca los últimos días y han señalado que ha servido para «saludarse, conocerse personalmente y establecer un primer contacto».

Sin embargo, la ‘entrevista’, a la que la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, denominó «la cumbre de los 26 pasos», desencadenó todo tipo de reacciones desde los partidos de la oposición. El líder del PP, Pablo Casado, dijo que el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos ha «hundido» a España «en la irrelevancia internacional» y ha añadido que si su partido llega a Moncloa devolverá el país «al lugar que se merece».

«Lo malo de estas imágenes es que el ridículo espantoso y bochornoso lo genera un señor que en estos momentos es el presidente del Gobierno de España. El daño que Sánchez hace cada día a la imagen de nuestro país es incalculable. Qué inmensa pena». Así ha reaccionado la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a este saludo entre los dos presidentes.

Por su parte, el antecesor de Arrimadas, Albert Rivera, ha ironizado con el contacto entre ambos presidentes, del que ha dicho que creía que «en 30 segundos andando por el pasillo ha conseguido la paz en Oriente Medio, ha arreglado el conflicto con Marruecos y ha logrado que nos supriman los aranceles. Nuestro presidente es un fenómeno, valora ‘los temas tratados’ y ni se sonroja».

La respuesta del PP: del «irrelevante» de Cayetana al «no se tienen nada que decir»

«El irrelevante», ha denominado a Sánchez tras esta conversación la exportavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. Al respecto de este encuentro, la portavoz de la Delegación Española del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Dolors Monserrat, ha indicado con cierto sarcasmo que «hay algo que a Sánchez le dura menos que una promesa, su encuentro con Biden».

«En veinte segundos ha quedado demostrada la irrelevancia de la política exterior de España», ha criticado el diputado del PP Pablo Hispán que, en declaraciones a Efe, acusa a Sánchez de hacer de «paje en un paseo». Los de Pablo Casado consideran que lo ocurrido da razón a sus advertencias en los últimos tres años porque «las caras de los dos protagonistas» demuestran que «no se tienen nada que decir».

«Si después de siete meses de presidencia de Biden no da la relación bilateral ni para veinte segundos, España tiene un serio problema», ha sostenido además Hispán y ha aludido al «serio conflicto» que se vive con Marruecos o la «preocupante» situación que se vive en América Latina. Los populares argumentan que la política exterior refleja la interna y que cuando uno tiene una política interna irrelevante le tratan como tal. «Que el gobierno sea incapaz de hacerse respetar y esté en la irrelevancia es malo para el país», ha sostenido Hispán. 

«La reunión interplanetaria entre Biden y Sánchez, con la que nos han dado la tabarra, Moncloa y los medios de izquierda, era esto. Que Sánchez lo aborde en un pasillo durante 25 segundos y este ni lo mire a la cara hasta el final, que parece que le pregunta «¿y tú quién eres», ha opinado en la misma red social Ismael Sirio López Martín, responsable de Comunicación Online del Partido Popular.

Asimismo, el PP andaluz ha apuntado en Twitter que «la explicación de Pedro Sánchez sobre la reunión con Biden ha durado más que la propia reunión de Pedro Sánchez con Biden».

«Qué sensación de ridículo y vergüenza ajena»

El que fuera coordinador autonómico de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, ha reaccionado en su cuenta de Twitter a esta primera toma de contacto comentando la secuencia de la conversación entre Sánchez y Biden.»Es totalmente terrible. Le mira a la cara cuatro segundos y ni un insignificante gesto para despedirse. Sigue caminando como si nada. Qué pena todo», ha señalado.

La exlíder de UPyD, Rosa Díez, también ha valorado el acercamiento entre los dos mandatarios, del que ha dicho que Sánchez solo «da de sí» para «una foto y un pasillo». «En eso han quedado las relaciones bilaterales entre España y EEUU. Qué sensación de ridículo y vergüenza ajena», ha completado.

Te puede interesar

Comentar ()