España

El PSOE se plantea repescar a Antonio Hernando tras hacerlo con Óscar López

Sánchez y Hernando se intercambian mensajes y han hablado en alguna ocasión. "Las relaciones son buenas, de afecto", dicen en el entorno del ex portavoz parlamentario

Sánchez y Hernando en una imagen de 2016 EFE

Una de las piezas del puzzle que le faltan a Pedro Sánchez para encajar en ese rompecabezas a varias bandas que incluye Gobierno, Ferraz, grupos parlamentarios y direcciones regionales del partido puede tener el nombre y el apellido de un viejo amigo de Pedro Sánchez que, en un momento muy puntual, devino casi en adversario político. Hablamos de Antonio Hernando, que fuera portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, el mismo que dejó su cargo tras las primarias que ganó, por segunda vez, el actual inquilino de la Moncloa en 2017.

Del mismo grupo de jóvenes políticos nucleados en torno a José Blanco, con el que Hernando trabaja ahora, Sánchez ya ha rescatado a Óscar López, convertido nada menos que en su director de Gabinete en Moncloa, en el mismo corazón del poder, después de dejar la dirección de Paradores. Ahora ha vuelto su mirada hacia Antonio Hernando, al que quiere que se le visualice otra vez como parte del proyecto, según ha podido saber El Independiente de fuentes socialistas.

Acercamiento a sus antiguos compañeros de filas

El PSOE va a celebrar en octubre su 40 c0ngreso federal, y aunque hace apenas un mes había cierta coincidencia en que Sánchez no tocaría a su núcleo duro, -siendo parte de éste el ex secretario de Organización y ex ministro de Transportes José Luis Ábalos- y que los cambios iban a ser más cosméticos que otra cosa, ahora nadie se atreve a hacer quinielas ni especular sobre las sorpresas que puede deparar.

Sin embargo, la crisis de Gobierno ha dado algunas pistas, como lo es la reconciliación y el acercamiento con los compañeros de filas con los que comenzó a dar sus primeros pasos en política.

En el entorno de Hernando aseguran que «no ha hablado con nadie de este tema ni nadie le ha ofrecido nada». Tampoco cuando se dijo que estuvo en la lista de ministrables del jefe del Ejecutivo en la última remodelación. Pero sí aseguran que la relación entre Hernando con el partido y con el Gobierno «son buenas». Es más «fueron buenas en todo momento salvo al principio, muy frías por la abstención. Pero ahora están absolutamente normalizadas».

Sánchez y Hernando se intercambian mensajes y hablan en alguna ocasión

Las relaciones con Sánchez «son de afecto. Han sido amigos muchos años», añande las fuentes consultadas. Ambos «intercambian mensajes y han hablado en alguna ocasión», relatan. Además, el trato de Hernando con Óscar López «es de muchísima amistad», tan estrecho que este mismo verano habían hablado de pasar una semana juntos en la playa con sus respectivas familias, aunque al director de Gabinete de Sánchez le ha complicado un poco la agenda.

Fue a Hernando al que correspondió, en calidad de portavoz parlamentario de los socialistas, defender la abstención de su Grupo que hizo posible la investidura de Mariano Rajoy. En aquellos momentos, Sánchez, encastillado en el «no es no», había dejado su escaño en el Congreso.

«Usted no nos gusta como presidente porque no nos gustan sus políticas pero sí nos gusta este país, nos gusta la democracia que tenemos y que hemos conseguido juntos», dijo Hernando en aquella sesión de investidura en alusión a Rajoy. También reivindicó la historia de su partido, «imprescindible para hacer realidad las aspiraciones de justicia y de bienestar de los españoles», y destacó que «siempre que la democracia nos ha necesitado, los socialistas hemos estado ahí». Con el regreso de Sánchez al liderazgo del partido tras sus segundas primarias, Hernando dimitió de la portavocía y abandonó la política.

Fuera de la política, Hernando montó con José Blanco un despacho de Asuntos Públicos llamado Acento, en el que asesoran a empresas del sector privado para tratar con la administración pública. No son los dos únicos políticos del despacho. Blanco es socio fundador y CEO y Hernando, director general. Mientras que la presidencia recae en el ex líder de los populares vascos y ex ministro Alfonso Alonso. Además, la socialista Elena Valenciano es consejera principal.

Te puede interesar

Comentar ()