España

Moncloa y PSC barajan el nombre de Iceta para la alcaldía de Barcelona

El ministro de Cultura ha comentado que "está demasiado mayor para esas cosas", pero no cierra la puerta

Miquel Iceta y Salvador Illa este fin de semana en el congreso extraordinario del PSC Europa Press

Lejos de estar de retirada tras el recientísimo traspaso de poder en el PSC y perpetuarse en un Ministerio, el de Cultura y Deportes, que no le entusiasma, Miquel Iceta puede convertirse en una nueva apuesta electoral para su partido. El que es desde este fin de semana presidente de los socialistas catalanes está viendo asociado su nombre a la futura candidatura para el ayuntamiento de Barcelona, según barajan Moncloa y el PSC y ha podido saber El Independiente de fuentes monclovitas.

Aunque es cierto que para esos comicios aún queda año y medio -se celebrarán el cuarto domingo de mayo de 2023- e Iceta no es un aspirante al que haya que dar a conocer con mucha antelación entre el electorado barcelonés, todos los partidos se están moviendo de cara a las elecciones locales y autonómicas, éstas últimas para las comunidades de régimen común -salvo Castilla y Leñon y Valencia.

Y en Cataluña es especialmente importante y significativo el poder municipal, en general, y el de la capital autonómica, en particular. Para el socialismo, que ostentó el bastón de mando de Barcelona entre 1979 y 2011, esto es, nada menos que 32 años, conseguir de nuevo la alcaldía se ha convertido en objetivo prioritario. Se trataría, en definitiva, de poner en marcha una operación similar a la de Salvador Illa, dar el salto desde el Gobierno a una candidatura electoral y aunque no consiguieron la Generalitat, recuerdan que sí ganaron los comicios del 14-F.

Iceta ha comentado que «está demasiado mayor para esas cosas», pero no cierra la puerta

Entonces, Pedro Sánchez e Iceta entendieron que era necesario buscar un nuevo candidato a la Generalitat. En una estrategia negada hasta el último momento, se sustituyó a Iceta por Illa, pero eso no es óbice para que los socialistas consideren ahora al ministro de Cultura y Deporte la mejor opción para Barcelona.

Aunque Moncloa lo desmiente formalmente, Iceta ha comentado en conversaciones privadas, fiel a su estilo, que «está demasiado mayor para esas cosas, pero en el PSC contemplan esa posibilidad», señalan a El Independiente fuentes de toda solvencia, y se muestran convencidos de que aceptaría el reto sin dudarlo. De ganar las elecciones en Barcelona seguiría la estela de otros alcaldes socialistas como Narcís Serra, Pasqual Maragall (bajo cuya alcaldía Barcelona consiguió los Juegos Olímpicos de 1992) , Joan Clos y Jordi Hereu.

El PSC es aliado de Ada Colau en la alcaldía de Barcelona. El socialista Jaume Collboni es primer teniente de alcalde y concejal de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda. Pero un sector del PSC «cree que no es el mejor para volver a encabezar la lista municipal, sobre todo en un momento en que Colau está quemada». Y aunque en 2019, quien ganó las municipales fue Ernest Maragall al frente de la lista de ERC, Moncloa está convencida de que no es nada descabellado el triunfo en la ciudad Condal.

Lucha por la hegemonía política

Además, tener la alcaldía de Barcelona afianzaría la estrategia a medio plazo de Illa de arrebatar la hegemonía política al independentismo. Ir «quitándole base electoral», para abrir un nuevo periodo político en Cataluña donde sean posibles fórmulas transversales superadoras de los bloques entre soberanistas y constitucionalistas.

También sería un triunfo para Pedro Sánchez habida cuenta de que aún siendo el PSC una organización autónoma, Moncloa tiene un enorme ascendente sobre los socialistas catalanes, tal y como quedó de manifiesto en las últimas elecciones autonómicas del 14-F. El que era entonces director de Gabinete de Sánchez, el hoy vituperado Iván Redondo, llevó la campaña en primera persona y así se lo reconoció Illa en los agradecimientos la misma noche electoral.

Este fin de semana, en un congreso extraordinario del PSC, Iceta fue elegido presidente del partido, que en el PSOE no deja de ser una distinción sin poder ejecutivo. Illa se deshizo en elogios hacia el ministro de Cultura del que destacó «su actitud a la hora de hacer política». Iceta, agregó, «siempre ha sido un referente para todo el que haya hecho política en el PSC». A fin de cuentas fue Iceta quien le hizo secretario de Organización y le propuso para la candidatura autonómica.

Ahora puede devolverle el favor en forma de cabeza de lista para intentar hacerse de nuevo con las riendas del ayuntamiento de Barcelona, lo que obligaría por otro lado a Sánchez a hacer una pequeña remodelación de su Ejecutivo.

Te puede interesar

Comentar ()