España | Tribunales

Arranca la carrera por la plaza de fiscal jefe de la Audiencia, un puesto bajo la lupa del entorno proetarra

Los aspirantes tuvieron hasta el viernes para presentar candidaturas y el Consejo Fiscal respaldará a uno u otro en su reunión de la penúltima semana de mes | Concurren el actual fiscal jefe Jesús Alonso y los fiscales José Perals y Vicente González Mota

Entrada a la Audiencia Nacional.

Entrada a la Audiencia Nacional. Europa Press

El plazo para presentar las candidaturas a la jefatura de la Fiscalía de la Audiencia Nacional finalizó la noche del pasado viernes. El actual fiscal jefe Jesús Alonso, miembro de la mayoritaria Asociación de Fiscales (AF), combativa con la fiscal general Dolores Delgado, quiere repetir mandato de cinco años, pues fue nombrado por primera vez en 2017. Le han surgido dos rivales: el fiscal de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) Vicente González Mota y el fiscal José Perals.

Precisamente la posibilidad de relevo llega cuando el puesto de fiscal jefe de la Audiencia Nacional está en el punto de mira del entorno proetarra en su estrategia para conseguir la excarcelación de todos los presos de la banda terrorista cuanto antes. El Gobierno vasco tiene la competencia de prisiones y ha puesto en marcha un programa de «resocialización» para proponer a los jueces que los etarras alcancen el tercer grado o semilibertad gracias a la realización de cursos formativos.

Pero la Fiscalía de la Audiencia Nacional tiene la posibilidad de recurrir las progresiones de grado y, hasta ahora, la jefatura del Ministerio Público se ha mantenido en el siguiente criterio ante los Juzgados Centrales: que los etarras no pueden progresar de grado si no cumplen con los requisitos legales, que son el arrepentimiento sincero de su pertenencia a la banda y la utilización de la vía violenta y la colaboración efectiva con la Justicia.

De ahí que la izquierda abertzale vea que la Fiscalía de la Audiencia que dirige Jesús Alonso es un estorbo. Bildu ha hecho llegar al PSOE, a quien apoyó para facilitar el Gobierno de Pedro Sánchez, que la línea de la Fiscalía con los presos de ETA es el único escollo que impide que puedan quedar en libertad como pretende Arnaldo Otegi, según manifestó en octubre de 2021, poniéndolo como condición para apoyar los presupuestos generales del Estado.

La política de permisos del Gobierno vasco y a las reuniones entre la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior –según se ha sabido por un informe de la Guardia Civil unido a una investigación de la Audiencia Nacional– y el entorno proetarra van en la dirección del objetivo de este último, quedándoles pendiente el cambio de criterio de la Fiscalía.

Alonso puede repetir

Jesús Alonso puede y quiere repetir mandato. A su favor está que cuenta con el apoyo de los compañeros de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y que tiene buena relación con Dolores Delgado, que fue compañera suya en la lucha contra el terrorismo. Pero pertenece a la Asociación de Fiscales que últimamente no consigue colocar a ninguno de sus asociados en puestos clave del Ministerio Público, en detrimento de los miembros de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) de la que procede la fiscal general.

Precisamente en el Consejo Fiscal que se celebrará los próximos 22 y 23 de marzo los vocales de ambas asociaciones darán su respaldo a Alonso o los otros dos candidatos, pero la votación no es vinculante para Dolores Delgado, que puede proponer al candidato que ella quiera aunque no sea el respaldado por la mayoría, como ha ocurrido en los últimos nombramientos.

La fiscal general ha optado por fiscales de la asociación progresista para, entre otros nombramientos, el de teniente fiscal del Tribunal Supremo nombrando a María Ángeles Sánchez Conde para sustituir al recientemente fallecido Juan Ignacio Campos.

Los otros candidatos

Precisamente a UPF pertenece uno de los candidatos en liza con Alonso, Vicente González Mota. Fue coordinador precisamente de las investigaciones contra el terrorismo, tanto de ETA como del terrorismo islamista. También fue el fiscal que pidió prisión para el expresidente del Barcelona Sandro Rosell –posteriormente absuelto– cuando fue detenido en 2017 en una operación antiblanqueo.

Por su parte, José Perals también ha sido fiscal coordinador contra el terrorismo y fue el acusador en los juicios contra la Mesa de Batasuna y la dirección de Ekin. También pasó por la Fiscalía Antidroga donde se ocupó de acusaciones a nivel internacional contra los principales narcos del cártel de Sinaloa (México).

Te puede interesar

Comentar ()