El secretario general del PSOE-A y candidato socialista a la Junta, Juan Espadas, ha sugerido este jueves que la diputada nacional de Vox Macarena Olona podría «impulsar el voto de izquierda» en los comicios andaluces del 19 de junio si es quien encabeza la candidatura de Vox, y ha emplazado al presidente de la Junta y del PP-A, Juanma Moreno, a aclarar si estaría dispuesto a gobernar con ella como «vicepresidenta» del Ejecutivo andaluz si los números se lo posibilitaran.

Juan Espadas se ha pronunciado sobre esta cuestión en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Fórum Europa en Madrid en la que, en el turno de preguntas, ha manifestado que no sabe si finalmente Macarena Olona será la candidata de Vox a la Junta en las elecciones del 19 de junio, y ha dicho que le da «exactamente igual», porque «lo que representa ella o cualquier compañero de su organización es exactamente lo mismo».

No obstante, posteriormente ha apuntado que, si se confirma la candidatura de Olona, el coordinador general del PP y consejero de la Presidencia del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, «ya ha fallado en su primera previsión, que era que no se presentara» a las elecciones la citada diputada por Granada, y «no ha conseguido su primer objetivo, que era no impulsar el voto de izquierda al que claramente puede estimularle la entrada» de Olona «en la liza electoral», según ha sostenido, informa Europa Press.

En esa línea, Espadas ha señalado que Olona «tiene una vis mediática mayor por su posición en el Congreso» de los Diputados o por «su forma de ser», y ha subrayado que «los andaluces tienen que ver en este momento qué es lo que necesita Andalucía en los próximos años».

«Y el peor escenario posible es un gobierno con la ultraderecha en Andalucía», ha advertido el dirigente socialista, quien ha «corregido» al presidente de Vox, Santiago Abascal -que este miércoles señalaba que cada vez se le estaba poniendo «más cara de presidenta» de la Junta a Macarena Olona- para advertir de que la diputada de esa formación puede ser «candidata a vicepresidenta del Gobierno» de la Junta.

«Esa es su aspiración política, y lo injustificable es que Moreno no esté dispuesto a contestar a la pregunta de si gobernaría con la ultraderecha» y con Olona «de vicepresidenta», ha continuado Espadas para remachar que «esa es la pregunta».

Pérdida de medio millón de votantes

Espadas ha insistido en la idea de que el PSOE-A sale a estas elecciones «a ganar», para lo que aspira a recuperar la «confianza» que «probablemente» perdió el partido entre medio millón de anteriores votantes socialistas que no respaldaron las listas del partido en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018, según ha abundado el candidato socialista, que ha dicho confiar «en el sentido común, en el criterio de mis paisanos, de los andaluces», y en que «sabrán elegir lo mejor para nuestra tierra».

Espadas ha reafirmado así su voluntad de que «el PSOE tenga la confianza mayoritaria de los andaluces», y ha remarcado que «sobre eso quiero gobernar», al tiempo que ha manifestado que, si el PSOE-A es la «primera fuerza política» en las elecciones del 19 de junio, «el PP no va a poder gobernar con la ultraderecha».

«El problema no lo tengo yo, sino que lo tiene Moreno Bonilla», al que, según ha insistido Espadas en señalar, «no se le hace la pregunta de si va a estar o no dispuesto a gobernar con la ultraderecha sentada al lado del Consejo de Gobierno».

A la pregunta de si estaría dispuesto a dejar gobernar a la lista más votada si no fuera el PSOE-A, Espadas ha comentado que, si Moreno aclarara que «en ningún caso estaría dispuesto a gobernar con la ultraderecha, cambiando su criterio respecto a lo hecho hasta aquí», y «si lo afirma taxativamente, estamos en un escenario diferente».

En esa línea ha insistido en reclamar que Moreno aclare si «está dispuesto a negar la posibilidad que piensa que tiene de que, si no le va bien» la cita con las urnas, como en su opinión le sucedió al presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández-Mañueco, «tira del comodín del público y saca a la ultraderecha a pasear».

Espadas ha concluido así que sólo hay dos alternativas ante las elecciones andaluzas, «o PSOE o una alianza con la ultraderecha», que «es lo que está incubando el PP en ‘Génova'» y «para lo que Bendodo ha venido a Madrid», según ha trasladado el candidato socialista.

«Plan de marketing falso»

Finalmente, el secretario general del PSOE-A ha pedido en el transcurso de este desayuno informativo que «no se crean en Madrid lo que se cuenta» desde Andalucía con «un plan de marketing falso» acerca de «un cambio a mejor» en la comunidad autónoma gracias a la acción del gobierno de coalición de PP-A y Ciudadanos.

«Es radicalmente falso» y «hay muchos datos que lo demuestran», según ha aseverado Espadas, quien ha sostenido que «en Andalucía está ahora en juego el futuro de España y Europa, la democracia, el Estado del bienestar». «Lo hemos visto en Francia con partidos antieuropeístas, autárquicos, a quienes el PP les está abriendo la puerta, a quienes iban a hacerse fotos» a la candidata Marine Le Pen en los recientes comicios presidenciales, según ha zanjado el dirigente socialista.