España

Malestar en Moncloa con Escrivá por su pacto "unilateral" de pensiones con Bildu

Se resisten a incorporar el acuerdo en el nuevo plan nacional de respuesta con el que prorrogar el decreto que vence este mes de junio

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante su intervención en el pleno del Congreso que debate y vota, este jueves, la enmienda a la totalidad que el Partido Popular ha presentado a la reforma de las pensiones que recupera su revalorización anual conforme a la evolución de la inflación, entre otros asuntos.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá EFE/Emilio Naranjo

El Gobierno no tiene plan alternativo que volver a encomendarse a EH- Bildu para sacar adelante la prórroga del plan nacional de respuesta a la crisis provocada por la invasión de Ucrania. Llegado este punto no cuentan con que el primer partido de la oposición, el PP, les apoye, pero tampoco que lo haga ERC. La idea, según Moncloa, es repetir «la mayoría con la que sacamos el decreto inicial», que salió adelante con el apoyo de Bildu y de PNV, entre otros, y con el rechazo de ERC, PP y Vox, esto es, 176 votos a favor frente a 172 en contra.

Ello no significa que el acuerdo del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, con Bildu para subir un 15 por ciento las pensiones no contributivas, haya caído bien en Moncloa. El malestar es patente por un pacto que consideran «unilateral», por libre, y que, además, descuadra sus cuentas. Asimismo obliga a incorporar dicho punto en la prórroga del decreto, algo que no estaba previsto. De hecho, creen en Moncloa que el lugar natural de esa medida «debe ser la ley que regulará los planes y fondos públicos de pensiones» y no el decreto de prórroga.

Se resisten a incorporar el acuerdo en la prórroga del plan nacional de respuesta

En el departamento de Escrivá minimizan las críticas y recuerdan que el nuevo plan de respuesta «aún está en elaboración». Y vuelven a defender, en línea con el ministro, la idoneidad de incorporar la subida del 15 por ciento mensual a las pensiones no contributivas, de viudedad, orfandad e invalidez en el decreto porque «del mismo modo que hay una aportación adicional al IMV del 15 por ciento durante el tiempo en el cual estas ayudas estén vigentes, tiene sentido que una prestación similar para las personas que ya están en edad de jubilación», aducen.

No obstante, en principio la voluntad del Gobierno es prorrogar las medidas hasta septiembre, según anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante sus parlamentarios, pero según el acuerdo de Escrivá con Bildu esta subida tiene vigencia hasta el 31 de diciembre «cuando sean los Presupuestos Generales del Estado de 2023 los que deban determinar la revalorización de las mismas», reza el comunicado que dio a conocer Bildu la semana pasada.

A cambio, el grupo soberanista, como ellos mismos se definen, se abstuvo en la votación para continuar con la tramitación de la ley que regulará los planes y fondos públicos de pensiones y respaldará la prórroga del decreto que prepara el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

Además de asegurarse los votos, Moncloa está estudiando con sus socios incorporar alguna modificación al texto original, aunque según los mismos medios, no serán de calado «sino ligeros retoques». La líder de Podemos, Ione Belarra, le ha hecho llegar su carta de propuestas, que pasan por impulsar una drástica reducción del precio del transporte público en todo el territorio nacional, para dejarlo en 10 euros mensuales; actualizar las pensiones no contributivas con carácter inmediato al IPC, propuesta que queda corta tras el pacto con Bildu y reforma del bono social, además de prorrogar las medidas hasta finales de año.

Desechada la propuesta de vincular la bonificación de la gasolina a la renta

Por su parte, la vicesecretaria general socialista, Adriana Lastra, desechó la propuesta de vincular la ayuda de los 20 céntimos por litro de gasolina a la renta, como han sugerido también los morados. «Nos parece bien tal y como está planteado actualmente», dijo este lunes en rueda de prensa. Aún así agregó, tras defender la legitimidad de las propuestas de los morados, que «serán atendidas».

Lo cierto es que el Ejecutivo se enfrenta a esta semana a una serie de exámenes en los que no sólo se pondrán de manifiesto las dificultades con sus socios parlamentarios, sino también con sus aliados gubernamentales. Los socialistas confían en que este martes Unidas Podemos apoye la admisión a trámite de su proposición de ley sobre la abolición de la prostitución, pero, en cambio, rechazarán la enésima propuesta morada para subir el impuesto a las grandes fortunas.

Complicada comparecencia de Sánchez sobre el Sáhara

Además, ese jueves, el PSOE espera sean aceptados una serie de votos particulares para corregir su apoyo a una enmienda de UP destinada a «destopar» las cotizaciones a la Seguridad Social dentro de la futura ley Escrivá sobre pensiones. Parece que sí hay más acuerdo, sin embargo, en la reforma del voto rogado de los resientes ausentes. Además, entre medidas, Pedro Sánchez comparece este miércoles para explicar el cambio de criterio del Gobierno sobre el Sáhara, cuestión para la que no ha cosechado ni un solo apoyo en el Cámara Baja.

Respecto al arranque la campaña electoral, admitió ayer Lastra que el electorado popular está «hipermovilizado» porque el PP «lleva 4 años diciendo a su electorado que mañana hay comicios» Mientras que el socialista «se está despertando» y esperan que acuda en masa a votar el 19-J.

Tras rebatir que es imposible que un socialista pueda votar al PP porque eso es «no saber lo que es ser socialista», defendió que tienen en Juan Espadas «un excelente candidato con un proyecto político en la cabeza. Somos especialistas en remontar las encuestas. Son la foto fija de un momento, pero se va moviendo con los días. Todas daban que Arenas iba a ganar por mayoría absoluta y gobernó el PSOE», agregó en alusión a las autonómicas de 2012 cuando el dirigente popular andaluz sacó 50 escaños pero no pudo gobernar por el pacto entre el PSOE-A e Izquierda Unida.

Te puede interesar

Comentar ()