España Hoja de ruta hacia La Moncloa

Feijóo pone el foco en Cataluña: "No puede gobernarse España siendo irrelevantes allí"

El presidente del PP ha trasladado a la dirección nacional que es esencial impulsar la marca en Cataluña para poder tener opciones de acceder a La Moncloa | Los conservadores tienen tres escaños en el Parlament y dos por Barcelona en el Congreso de los Diputados

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante la escuela de verano del PP de Cerdanyola del Vallès, este viernes.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante la escuela de verano del PP de Cerdanyola del Vallès, este viernes. EP

Cuando el PP piensa en su influencia en Cataluña, lo hace rememorando los tiempos del exministro de Exteriores, Industria y Energía, y Ciencia -en distintos periodos-, Josep Piqué. Un periodo político, el de la segunda legislatura de José María Aznar -del 12 de marzo del 2000 al 14 de marzo de 2004-, en la que los populares hacían gala de concentrar entre sus filas a los votantes de centroderecha catalanes en la región, con quince parlamentarios, y de replicar los máximos resultados a nivel nacional con doce. De igual manera, desde Madrid añoran la etapa de Alicia Sánchez-Camacho en 2012, a comienzos del procés. Un periodo donde el PP catalán (PPC) alcanzó sus mejores resultados con diecinueve diputados en el Parlament. Asimismo, el segundo mejor dato para el Congreso de los Diputados con once parlamentarios encabezados por el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz.

Ambos escenarios, son el mejor balance en el territorio para Génova; los dos bajo una misma premisa: en esos contextos se lograron las dos grandes mayorías estatales del partido. La actual dirección nacional de los populares es muy consciente de ello, y Alberto Núñez Feijóo, indican altos cargos del partido, ha dejado un mensaje muy claro a su equipo en uno de los últimos comités de dirección: «No se puede gobernar España siendo irrelevantes en Cataluña». El dirigente gallego apunta directamente a la división del voto de moderado y conservador que existe en la autonomía, tanto de cara a los comicios a la Generalitat como a las Cortes. Actualmente, y por primera vez, el PP cierra la representación en la cámara catalana con tres escaños. Por delante siguen Ciudadanos, con seis, y Vox, tras su irrupción en 2021, con once. La cifra baja a niveles idénticos en cuanto a representación en las generales: dos representantes para cada grupo.

Volver a aglutinar a ese electorado descontento con las siglas, que en algún momento desde la escalada separatista las abandonaron y sustituyeron por otras alternativas, es una de las prioridades para la formación. Especialmente, de cara a sus aspiraciones de acceder a La Moncloa. Fuentes del PP lo ven factible. Más, tras el resultado de Andalucía y la mayoría absoluta de Juanma Moreno. «La gente está cansada del procés y de la falta de gestión, y en un periodo difícil como el que se abre, el voto constitucionalista puede volver a aglutinarse dentro del PP», afirman. Si ganan las próximas generales y no se produce adelanto electoral en Cataluña, algo complicado de estimar por la inestabilidad que han caracterizado las anteriores legislaturas, creen que pueden verse beneficiados por los «vientos a favor» desde Madrid.

Tal y como publicó, recientemente, El Independiente, Feijóo no meterá ‘bisturí’ en las listas regionales ni municipales para la próxima convocatoria de mayo de 2023, pero sí quiere fortalecer la presencia del PP en Cataluña (PPC) en un plazo medio. Y para ello, la excepción sería Alejandro Fernández antes de 2025, cuando estan estimadas las próximas elecciones. No se intervendrá en la presidencia del PPC si consigue revalidarla cuando quede fijado el próximo congreso autonómico -a espera de que se pacte con el coordinador general Elías Bendodo y Miguel Tellado, vicesecretario de Organización-, pero sí se explora desplazarlo a ‘número dos’ de las listas por su desgaste una vez se convoquen los comicios. «Es un buen político, pero hace falta un cambio de imagen porque está muy gastado públicamente. Confiar en él sería como alargar una saga de películas que ya no funciona», reconocen las mismas fuentes populares.

Feijóo no quiere interferir en las listas autonómicas o municipales, pero cree que habría que buscar una alternativa en Cataluña para 2025

Este medio ha podido saber que desde Génova se valoran nombres del municipalismo como posibles suplentes de Fernández para liderar las listas. Y el presidente del PP de Lleida sería uno de los mejores posicionados para ello. Se trata de Xavier Palau, quien ejerce de portavoz y concejal del partido en el consistorio leridano. Consultado por este periódico, Palau afirma que a él no se le ha propuesto nada. Y de producirse, lo descarta: «Mi único interés y objetivo son las municipales y Lleida». Del mismo modo, suenan perfiles como José Luis Martín, concejal y portavoz del PP en Tarragona. Otras opciones que llevan explorando desde hace tiempo desde la sede nacional es el retorno de Dolors Montserrat a la política autonómica, aunque por ahora sigue centrada en Europa. Y el de Manuel Reyes, presidente del PP de Barcelona.

Otoño empezará a aclarar el horizonte

Después de las últimas elecciones en Cataluña, Fernández estaba en la diana de la anterior dirección de Pablo Casado y el secretario general Teodoro García Egea. Con Feijóo, ahora, presidiendo la cúpula, respira más tranquilo. Tiene opciones de repetir al frente del PPC y no se le impedirá optar a ello. Sin embargo, esa intencionalidad de seguir contando con él pese a relegarlo en la candidatura catalana puede abrirle otros escenarios. Si no prospera ninguna alternativa, se puede decidir darle otra oportunidad para, con un PP más fortalecido que en 2021, y por el ‘efecto caballo ganador’, como indican miembros de la formación, intente mejorar los números. Y, si por el contrario optan por priorizar un nuevo nombre, el papel de Fernández puede trasladarse a el Congreso de los Diputados, donde ya ejerció representación por Tarragona entre 2011 y 2015.

Esta última, es la opción que más gusta en Génova, dado que se evita una bicefalia -los estatutos permiten que el presidente no sea necesariamente el candidato- que puede dar lugar a fracturas internas dentro del Parlament. Y el PPC ya viene de un momento interno complicado, entre los que defienden a Fernández y los fieles de Reyes.

Quien está garantizado que no repetirá como candidato será Josep Bou, en este caso a la alcaldía de Barcelona. Así lo confirman en la dirección, que no lo oficializarán hasta que se aproxime la fecha de los congresos locales y provinciales, igualmente en otoño. No se descartan coaliciones con otras fuerzas como Valents, de la expopular Eva Parera, por lo que aún meditan quién podría suplirle.

Feijóo, centrado en la economía

Feijóo ha calificado a Fernández como uno de los «grandes oradores de la política catalana». Este tipo de valoraciones dan muestras del agrado que genera al presidente nacional, que el pasado viernes intervino en la Escuela de verano del PPC. Esta participación se ha enmarcado en un contexto de ‘reunificación’ de actores en torno a las siglas populares. Previamente, el jueves, el gallego acudió a Getxo (Vizcaya) para reunirse con el Círculo de Empresarios Vascos y exponerle sus propuestas. El mismo cometido hizo Feijóo en mayo al explicar su proyecto económico al Cercle d’Economia.

La prioridad, pese a todo, es Cataluña. En País Vasco, el PNV -a diferencia de EH Bildu- mantiene una actitud más moderada que el independentismo catalán. Feijóo quiere encomendar su éxito y la reunificación del centroderecha y el espacio moderado a una propuesta económica atractiva, y, el inicio de todo ello, es ganarse al sector empresarial catalán. Un tejido importante en la autonomía.

Te puede interesar

Comentar ()