España Réplica tras la primera sesión del debate de la nación

Feijóo, sobre el discurso de Sánchez: "La podemización del presidente ha sido completa"

El líder de los populares considera que, tras el discurso de Sánchez en el Congreso de los Diputados, queda acreditado que "no tiene proyecto de país"

Alberto Núñez Feijóo atiende a una intervención durante el debate sobre el estado de la nación.

Alberto Núñez Feijóo atiende a una intervención durante el debate sobre el estado de la nación. EP

Tras la primera sesión del vigésimo quinto Debate de la nación y la intervención del grupo popular con Cuca Gamarra al frente, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha valorado la jornada. El dirigente gallego, que no pudo intervenir desde la tribuna de oradores por no contar con acta de diputado, sí lideró a los suyos simbólicamente desde el escaño principal del Grupo, mostrándose muy agradado y cómplice con la intervención de su ‘segunda’ frente al discurso inaugural del presidente Pedro Sánchez, que «no tiene proyecto de país».

Feijóo descartó hacer valoraciones in situ este martes tras la réplica de Gamarra. Sin embargo, sí lo ha hecho esta miércoles en Onda Cero. Preguntado por la comparación hecha al PP por Sánchez, calificando al partido de «curanderos», el líder de los populares ha valorado positivamente ese término. «Me gustó el símil, porque me he dedicado a la sanidad», pero «el fallo de tratamiento le corresponde a Sánchez, que demuestra no tener plan para la inflación y la crisis energética», ha expresado.

Respecto a las medidas anunciadas por el jefe del Gobierno, entre ellas la bonificación completa de los abonos de Renfe de Cercanías o Media Distancia, así como el nuevo impuesto a las empresas energéticas y a la banca, Feijóo las ha calificado de «populistas» y considera que el presidente del Ejecutivo se ha «podemizado». «La podemización ha sido completa, le ha comprado todas las propuestas a Podemos. Tenía dos posibilidades, parecerse al Pablo Iglesias socialista o al Iglesias fundador de Podemos. Y ha elegido lo segundo», ha afirmado.

Feijóo ve las medidas del Gobierno «populistas» y apunta a que la bonificación al transporte o el impuesto energético y bancario los acabarán pagando los ciudadanos

Feijóo ha cuestionado que en junio, al aprobarse el nuevo real decreto de medidas urgentes anticrisis, el Gobierno hablase de una bonificación del cincuenta porciento y ahora vire hacia el total. «Es muy difícil tomarse en serio a este Gobierno», ha admitido. Pese a todo, el jefe de los populares ha descartado concretar su posicionamiento sin conocer en profundidad la medida: «¿Podemos pedirlo sin límite de renta? ¿Los que no tienen punto de Cercanías van a beneficiarse de algo? ¿Qué se entiende por media distancia?». A esta demanda de concreciones, para «saber el impacto y las tensiones que va a provocar», el presidente del PP ha insistido en que esta «improvisación» será errónea si no se «incrementa el número de trenes», la «frecuencia» de los mismos o «el número de conductores».

Más dureza ha demostrado el popular al valorar los gravámenes a los bancos y las eléctricas. Feijóo ha indicado que «quien más se está beneficiando de la crisis en cuanto a ingresos, es el Estado». Y da la cifra: «15.500 millones de euros más en los cinco primeros meses del año», ha puntualizado. El dirigente gallego ha incidido en que Moncloa se negó a bajar los impuestos a las rentas medias y bajas tras su propuesta económica enviada a la sede del Gobierno. Y, después de incrementarlos, «luego ven que hacen de manera interesada», ha asegurado.

El presidente de los populares señala directamente a la construcción de «un relato» y lo explica: «si sube la luz y el gas, el responsable son las empresas energéticas; y si suben los tipos de interés, lo son los bancos». «Construimos un relato y hacemos un anuncio populista porque no conocemos con exactitud quien pagamos esos impuestos», ha aseverado. Frente a estas dos proposiciones, Feijóo ha solicitado explicaciones de que éstas no van a repercutir en la vida de los ciudadanos. «Hay riesgo de que sean los ciudadanos» quienes acaben pagándolo con «comisiones» bancarias o incrementos en los recibos energéticos, y siempre, desde el exterior, «se penaliza a lo populista», ha augurado.

Responsabilidad por la inflación

En cuanto a la inflación, uno de los principales ejes temáticos de la actualidad política y económica, y del discurso de oposición del PP al Gobierno, como «alternativa» de gestión, Feijóo ha repartido responsabilidades. «Es evidente que está afectada por el conflicto entre Rusia y Ucrania, pero antes estábamos en el 7,6%. Llegamos con una inflación muy alta y la seguimos teniendo con el conflicto», ha dicho. En ese sentido, ha expresado que «la pésima política económica [del Gobierno] ha agravado la inflación y la deuda pública, muy alta». Y es que «somos el país que peor lo ha hecho en términos de gestión de la pandemia: hasta 2023 no recuperaremos el PIB previo» a la crisis sanitaria.

En 2022 hay menos horas trabajadas, más empleo público y la productividad es menor

Preguntado en la entrevista sobre si el dato de empleabilidad no es una prueba de que la situación económica es estable, Feijóo ha indicado que, frente a un 79% de contratos fijos y «más trabajadores», «en 2022 tenemos menos horas trabajadas, 380.000 nuevos empleos públicos y nuestra productividad es menor». Además, ha añadido que «la forma de computar los contratos temporales llamándolos fijos-discontinuos afecta». «Deberíamos ser más modestos», ha concluido.

A pocas encuestas del «sálvese quien pueda»

Después de la entrevista radiofónica, Feijóo ha inaugurado la escuela de verano del PP en El Escorial. Desde allí ha hecho una valoración más profunda del discurso de Sánchez, a modo de réplica a posteriori. El presidente ha pasado en los últimos meses de «resistir» a «supervivir», y está «a unas encuestas» del «sálvese quien pueda», ha considerado el popular, que ha añadido que está «a punto» de parecerse a Zapatero al borde de la crisis de 2008, pero con las recetas de Podemos. Unos métodos, ha insistido, del «peor populismo económico»: «progresismo no es radicalismo», ha valorado.

Frente a los asistentes a los cursos y a miembros de su dirección como el vicesecretario de Institucional Esteban González Pons, el de Economía Juan Bravo o la de Política Social Carmen Navarro Lacoba, Feijóo ha hecho hincapié en la dependencia de socios de un «Gobierno que no es libre». Primero, de EH Bildu, para quebrar, ha insistido, las instituciones a consecuencia de la debilidad del PSOE; después de ERC, para «ordenar el debate territorial». «Y Sánchez se lo entrega», ha dicho. El popular, después de asegurar que el Ejecutivo actual es el que ostenta «más recursos» de la democracia tras las aportaciones europeas posteriores a la pandemia, ha mencionado que es el que «menos se mueve». Solo lo hace para «sus socios» y para atraer «titulares»: «no hay trazado un plan».

Del mismo modo, ha reflejado su «debilidad» incidiendo en el plagio de las propuestas de Unidas Podemos y en las diferencias que asegura que tienen. Entre Yolanda Díaz y Sánchez, ambos con sus respectivos partidos y la propia ministra de Asuntos Económicos Nadia Calviño con su gestión. «Un Gobierno en crisis no puede gobernar la crisis real que afecta a 47 millones de españoles. Somos una alternativa real y tendemos la mano al Gobierno para propuestas ante la crisis energética y la estabilidad territorial», sugerido Feijóo. Pero, ante esta propuesta, considera crucial «sentarse a negociar», porque hasta el momento «no han aceptado nada». «Ni la propuesta para cambiar el término disminuido de la Constitución, ni la renovación del Poder Judicial» con el mecanismo que exige Bruselas, «ni el pacto de Estado en Defensa y Seguridad», ha afirmado.

Te puede interesar

Comentar ()