España Confección de las listas municipales

Cs niega un cisma con Villacís por la lista de Madrid: "El único choque es el de Ayuso con Génova"

Los naranjas desmienten que haya dos posturas internas representadas por la vicealcaldesa de Madrid y la presidenta nacional Inés Arrimadas, y achacan estas conclusiones a una campaña de desinformación fomentada por el PP con filtraciones interesadas

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interviene durante un acto de refundación de su partido frente a la Casa Consistorial de Lugo

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interviene durante un acto de refundación de su partido frente a la Casa Consistorial de Lugo EP

Paralelamente al proceso de refundación que atraviesa, que avista ya diciembre y enero como horizonte, Ciudadanos (Cs) ha iniciado la senda nacional para formalizar y presentar a los perfiles que encabezarán sus próximas listas municipales el próximo mes de mayo. El precursor fue Valencia el domingo, y este sábado irán a Andalucía, el último feudo regional perdido por la declive electoral y la mayoría absoluta cosechada por el Partido Popular (PP). Pese a ello, el partido liderado por Inés Arrimadas rechaza resignarse a afrontar el siguiente proceso electoral en solitario y sin recurrir al mecanismo de listas conjuntas con los populares. Algo que, entre otros, han ofrecido los barones andaluz y valenciano a los naranjas para impedir que el porcentaje de voto liberal quede en la nada.

Arrimadas y su núcleo duro quieren mantener la identidad de las siglas mientras haya «gente dispuesta a defender el espacio liberal». Y siguen diferenciando la agenda conservadora del PP y la particular de Cs. «Los liberales no tiraremos la toalla, hemos sido decisivos en muchos lugares y lo vamos a seguir siendo», expresaba la presidenta de la formación en su última comparecencia. Sin embargo, los sondeos previos que se han ido publicando, no perciben remontada y menos capacidad para condicionar gobiernos. Únicamente, aspiran a hacerlo en Madrid, uno de los consistorios que codirigen junto a los populares y que, en apariencia, apunta a convertirse en uno de los principales quebraderos de cabeza de la dirección nacional.

Cs quiere que Begoña Villacís, la vicealcaldesa madrileña, dé un paso al frente y anuncie su aspiración a abanderar la candidatura naranja en la capital. Especialmente, después de airearse la posibilidad de que acabe dentro del PP como independiente después de algunos sondeos informales. Tanto por actores externos como internos. También por otros episodios recientes por los que ha atravesado el partido, como la baja de Juan Marín después de asumir la presidencia del Consejo Económico y Social (CES) andaluz. Y es que Villacís se quedó en la dirección nacional sola defendiendo la permanencia del último candidato por Andalucía una vez asumidas sus nuevas responsabilidades simplemente como un militante más de la organización. Eso hace que se perciba cierta fractura interna.

Se acentúa, según ha podido saber El Independiente, por la voluntad de la ‘segunda’ en la Junta de Gobierno municipal, que sería la de poder tener abiertas todas las vías electorales posibles. Incluso el de listas conjuntas para preservar la continuidad del actual Ejecutivo. Siempre y cuando, eso sí, se respeten las siglas que broten del proceso de renovación interno. La defensa de ello de manera pública, supondría un pulso en contra de la línea marcada por la dirección nacional que encabeza Arrimadas, que en ningún caso valora hacer una excepción con Madrid ni ceder protagonismo a los de Alberto Núñez Feijóo. En todo caso, desde Ventas niegan que esto esté sobre la mesa más allá de concepciones personales y reafirman el compromiso mutuo de Villacís con el proyecto político que se está gestando.

«Cs está centrado en presentar el máximo número de candidaturas posibles». Las informaciones sobre la pretensión de Villacís por listas conjuntas con José Luis Martínez-Almeida «son filtraciones que proceden del PP». «Aquí no hay dos posturas entre Inés y Begoña, hay una sola. Y lo normal es que un partido autónomo quiera presentarse» como tal, advierten desde la cúpula nacional naranja. Asimismo, aluden a que la política madrileña es la encargada de enlazar el proceso de refundación entre el equipo designado para ello –denominado como el G-8 de Cs– y el alto mando del partido, lo que resta sentido, añaden, a un intento de esconder la marca. «El verdadero choque que se está produciendo en Madrid, es el de Isabel Díaz Ayuso y Génova», entienden fuentes nacionales de Cs.

Los naranjas se refieren con ello a las discrepancias que en ocasiones mantienen Díaz Ayuso y la cúpula nacional. Entre otras, las declaraciones de la lideresa regional este lunes, en las que afirma que Sánchez quiere «meter a la oposición en la cárcel como en Nicaragua» para mantenerse en el poder o que se ha convertido en el Le Pen de la izquierda española. Tras optar por el silencio, Feijóo adoptó la agenda marcada por la dirigente del PP de Madrid. Desde Buenos Aires (Argentina), el gallego manifestó que el Gobierno quiere desprestigiar las instituciones para ir mermando el sistema de contrapesos. Según ha publicado El Confidencial, pese a alinearse con su discurso contra el Ejecutivo, las palabras de Díaz Ayuso habrían generado molestia en Génova, que teme que su estrategia de centro acabe dañándose.

A diferencia de la OPA hostil puesta en marcha por el tándem anterior de Génova, compuesto por Pablo Casado y Teodoro García Egea, en el PP mantienen discreción sobre los asuntos organizativos del partido de Arrimadas. Desde el Palacio de Cibeles, el PP municipal -la contraparte que lideraría esas hipotéticas listas conjuntas- se alinea con las declaraciones de Cs y consideran que «el debate está zanjado». Explican, además, que «ha sido la propia Villacís quien ha cerrado la puerta» a una alianza con los populares «en sus numerosas declaraciones». De igual manera, los de Martínez-Almeida descartan la posibilidad de que se produzca un cisma interno entre la estructura madrileña y nacional de Cs, que lleve a Villacís a integrar las listas del PP: «Nada de fichajes. Ella está pilotando la refundación de su partido, y no nos consta que esté valorando eso».

El PP, a la caza de «talento»

Recientemente, el coordinador general del PP, Elías Bendodo, afirmaba en una entrevista a Antena 3 que el partido «es la casa común del centroderecha» y que «todo lo que ha representado Cs hasta ahora se puede identificar con el proyecto de Feijóo». Más tarde, añadía que el partido tiene «las puertas abiertas» a todo el talento que quiera venir, incluyendo a la propia vicealcaldesa de Madrid: «efectivamente, Begoña Villacís es uno de esos talentos (…) y ella conoce la invitación».

Sin embargo, el equipo de Feijóo rechaza reactivar la OPA a Cs ya mencionada, una cruzada emprendida por el exsecretario general García Egea tras incorporar al exsecretario de Organización de Cs, Fran Hervías. Por tanto, solo valorará peticiones de incorporación. El PP cerrará sus candidaturas municipales en diciembre, antes de Navidad. Ese será el margen que tendrá Villacís para decidir si mantiene el rumbo fijado por el partido y de cara a la sexta Asamblea General que desarrollará la formación de Arrimadas, o da la sorpresa. De momento, defiende que representará al espacio «liberal».

Te puede interesar

Comentar ()