Este miércoles terminan las votaciones en las primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid y lo que en un comienzo era una disputa de proyectos se ha convertido durante las últimas horas en una batalla sin ambages después de que Juan Carlos Monedero haya lanzado varias acusaciones a Adelante Podemos, el proyecto liderado por Rita Maestre, provocando una cascada de reacciones entre sus filas, que hasta ahora no habían respondido públicamente a los comentarios vertidos por parte de otras candidaturas. Iñigo Errejón, secretario político de organización, también se pronunció el lunes noche para negar la existencia de una «campaña mediática» contra Ramón Espinar, frente a la tesis defendida por los miembros de la dirección de Podemos y el propio Pablo Iglesias, en un argumento que ha sido visto como un intento de «instrumentalización» del caso para favorecer a la candidatura de Espinar.

La gota que colmó el vaso fue la intervención de Monedero en un acto de campaña en Carabanchel, donde volvió a desatar la polémica al criticar abiertamente a Adelante Podemos, la candidatura considerada errejonista, llegando a las acusaciones personales. El ex dirigente de Podemos hizo alusión a su categoría de «fundador del partido» para referirse a los últimos debates adoptados por la formación, en los que ganaron las tesis apoyadas por su secretario general, Pablo Iglesias: “Teníamos razón nosotros”, aseguraba Monedero, “teníamos razón Pablo y esta candidatura, por eso tenemos cinco millones de votos”, resumía.

Monedero condiciona el futuro de Podemos a la candidatura de Ramón Espinar

La conexión que establece el que fuera dirigente de Podemos entre la dirección y la candidatura de Juntas Podemos llega al extremo en sus declaraciones, en las que afirma que “el coraje lo ha representado Pablo Iglesias en España y Ramón Espinar en Madrid, por eso estamos con Ramón”. En este sentido, Monedero condicionaba el futuro de Podemos a la secretaría general en la capital, y defendía que “la garantía de que el proyecto de Podemos siga adelante pasa por que gente como Ramón Espinar o Isa Serra ganen la secretaría de Madrid».

La relación establecida Iglesias-Espinar ha sido utilizada en los últimos días como un argumento para apoyar y pedir el voto para Juntas Podemos; una idea que ha sido rechazada en varias ocasiones por la candidatura de Maestre, donde creen que el liderazgo de Pablo Iglesias no está cuestionado, pero que es «el secretario general de todos» y que no debe hacerse un «uso torticero» por un interés particular.

Difundir rumores falsos enfanga la campaña de Madrid», responden a Monedero

De los debates internos del partido que citaba Monedero en su intervención, hacía referencia, entre otros asuntos, a la anexión de IU a Unidos Podemos, o al posible apoyo al Gobierno de PSOE y Ciudadanos.  En este punto, aseguraba que «gente de Madrid dijo que teníamos que darle el gobierno», aseguraba, antes de pasar a citar a uno de los miembros de la candidatura de Maestre, Rodrigo Amírola, al que acusaba de haber defendido esta posibilidad: “Decía que tenemos falta de solvencia, eso sería hace años, pero ¿a quién queremos convencer mintiendo?”, se preguntaba Monedero. Poco después, y tras esta referencia directa, Amírola rompía el silencio a través de las redes para negar la mayor: “Te pediría, Juan Carlos, que no faltases a la verdad”, comenzaba el mensaje. “Nunca apoyé un gobierno de PSOE-C’s. Difundir rumores falsos enfanga la campaña de Madrid”, pedía en un tuit.

Sobre este punto, además, varias fuentes de la formación destacaban la falta de coherencia entre estas acusaciones vertidas sobre la candidatura de Maestre, puesto que el propio Ramón Espinar en septiembre aseguró que era preferible un gobierno de PSOE y Cs a unas terceras elecciones. En este sentido, creen que la utilización de estos y otros argumentos eran síntoma del «nerviosismo» por parte de Juntas Podemos, ante la posibilidad de perder la recta final de primarias, tras la debacle en la primera fase, donde sólo ganaron uno de los 10 documentos sometidos a votación.

La candidatura de Maestre rompe el silencio que había mantenido hasta ahora para no descentrar el debate

Hasta ahora, las filas de Adelante Podemos han guardado silencio sobre varias acusaciones de las que han sido objeto, desde las que lanzó Ramón Espinar a comienzo de campaña, donde criticaba a Rita Maestre por propiciar un «debate de caras y no de nombres»; hasta las de Iglesias, que aseguró, también al comienzo, que habría «candidaturas mejores, como la de Ramón». En los últimos días, además, varios dirigentes de primera fila de Podemos han lanzado mensajes que, si bien no apoyaban de forma explícita a Espinar, sí lo ensalzaban como «un Podemos que resiste», haciendo referencia implícitamente a un Podemos blando que estaría representado en Rita Maestre, aunque desde su candidatura han evitado centrar el debate en estos aspectos.

En esta ocasión, a diferencia de otras, también llegaron más respuestas de apoyo al aludido, como la de Clara Serra, componente de la candidatura, que hacía un llamamiento para no «enfangar» la campaña. «No hace falta contar cosas que no son», destacaba.

Estas reacciones también llegaron por parte de Emilio Delgado, integrante de la lista de Maestre, que también se quejó públicamente, a través de un post en Facebook, de las injerencias de algunos miembros de la dirección, que habrían dejado el principio de neutralidad «hecho unos zorros», en su opinión. Un pacto de neutralidad que, lamentan fuentes de la candidatura, también se han saltado los últimos días algunos dirigentes con cargo orgánico en el partido, como Jesús Montero, actual secretario general de Podemos Madrid, que pedía expresamente el voto para Espinar.

La «utilización» del caso Espinar

En su escrito, Delgado también hacía referencia a la utilización que se está haciendo del caso Espinar para favorecer a su candidatura a las primarias de Podemos Madrid, y aseguraba que «se está utilizando el problema de un compañero» para «orientar el voto en las primarias». Unas prácticas que critica: «Me parece mal, parece que es utilizar el apoyo bienintencionado para otra cosa, subordinar el interés general de Podemos al interés particular de una candidatura», resume en su carta Delgado, uno de los pocos miembros de Adelante Podemos que se ha hecho público el malestar que ha cundido en diferentes momentos de la campaña, como ya adelantó El Independiente.

Sobre este punto se ha pronunciado también el secretario político de Podemdos, Iñigo Errejón, que ha negado este lunes -en un acto organizado por la revista Mongolia– que exista una «conspiración» o «mano negra» contra Ramón Espinar por la publicación de la operación de compraventa de una vivienda protegida por la que ganó 35.000 euros; unas informaciones que desde la dirección de Podemos y desde la candidatura de Espinar han sido atribuidas a una «campaña mediática» por parte de los poderosos, en lo que ha sido un caso de «victimización», denuncian sus rivales, con el objeto de sacar rédito en las primarias.

Errejón quiso destacar la actitud «extraordinariamente escrupulosa» que había guardado durante el proceso de primarias y aseguró que el caso Espinar es muestra de una «evaluación con mucha dureza» a la que someten a todos los miembros de la formación, en la medida en que son conocidos. El número dos de Podemos ha salido en defensa de Espinar para señalar que sus explicaciones fueron «convincentes», pero ha apuntado a que «A todos los portavoces nos han golpeado, ha habido periodistas que han hecho su trabajo, y no ha habido distingos»; una afirmación que le distancia del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, partidario de la teoría de que se debe a una campaña mediática.

emilio-delgado

Monedero también continuaba esta tesis en su intervención: «Si Juntas Podemos es la candidatura que da miedo a Cifuentes, a Cebrián, al PSOE, algo bueno tendrá, que le da miedo a los poderosos”, aseguraba el ideólogo de Podemos. Desde la candidatura errejonista, creen que este planteamiento, en el que habría que votar a favor de Espinar para ir contra «los poderosos» implica «ensuciar» la campaña desde dentro, y creen que es una muestra del planteamiento de Juntas Podemos, que «juega todo al condicionamiento negativo del voto» de forma que invitan a «votar contra algo», en lugar de plantear la campaña en positivo, lamentan desde la candidatura de Maestre.

Los errejonistas creen que Juntas Podemos plantea la campaña en negativo

Otro de los argumentos de Monedero para pedir el voto para Espinar fueron las referencias negativas a los miembros de Podemos Madrid que dimitieron; en su intervención, utilizaba estas bajas en forma de ataque contra la candidatura de Rita Maestre, donde se integran algunos de los entonces dimitidos. “Cuando había gente atacando a Pablo [Iglesias] hubo gente que decidió dimitir generando una profunda crisis en Podemos”, se quejaba Monedero. Así, aseguraba que el hecho de que haya “seis personas que se comportaron mal” en Adelante Podemos le hacía apoyar a la candidatura de Espinar, a la que define como “leal al proyecto de Podemos y leal al proyecto de Pablo Iglesias”, estableciendo de nuevo el paralelismo entre el secretario general del partido y el aspirante considerado oficialista.

La alusión a las dimisiones de dirigentes territoriales ha sido mal recibida por la candidatura de Maestre, que no ven a Monedero con autoridad para hacer esas afirmaciones, después de que él mismo presentara su dimisión en abril de 2015, un mes antes de las elecciones autonómicas en la capital. «Se intenta utilizar cualquier cosa que desprestigie a la candidatura de Rita Maestre», señalan desde Adelante Podemos, que creen que con estos mensajes están intentando «subordinar el interés general de Podemos a intereses personales».