Política LUCHA CONTRA EL TERRORISMO YIHADISTA

Los investigadores creen que la operación de Francia no aportará datos sobre el atentado de Barcelona

La conclusión preliminar es que la relación de los tres detenidos con la célula que provocó la matanza en Cataluña es colateral

Un grupo de 'mossos', tras el atentado en La Rambla el pasado 17 de agosto.

Un grupo de 'mossos', tras el atentado en La Rambla el pasado 17 de agosto. EFE

Los investigadores consideran que la operación desarrollada esta semana por los servicios policiales franceses no aportará datos relevantes para aclarar las dudas que aún planean en torno al doble atentado perpetrado por una célula yihadista el pasado mes de agosto en Cataluña porque la relación de los detenidos con los integrantes del grupo que provocó la matanza en Barcelona y Cambrils (Tarragona) es muy colateral.

Según ha podido conocer El Independiente, ésta es la idea preliminar con la que trabajan los agentes tras el arresto el pasado martes de tres personas en los departamentos de Gard y Tarn (región de Occitania) en el curso de una actuación que incluyó registros en varios domicilios galos y que contó con la colaboración de los servicios de Información de la Guardia Civil y de los Mossos d’Esquadra, según informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

El vínculo con la célula que atentó en Cataluña el pasado verano sería Driss Oukabir, al que los investigadores relacionan con los detenidos ahora en Francia. Este marroquí de 29 años fue la persona que alquiló la furgoneta con la que Younes Abouyaaqoub atropelló a decenas de viandantes en La Rambla barcelonesa. Detenido en la localidad de Ripoll (Girona) la misma tarde del atentado, se encuentra en la cárcel madrileña de Soto del Real desde el 22 de agosto.

Las pesquisas que dirige el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y coordina la Fiscalía tratan de determinar si la célula terrorista tenía conexiones internacionales, sin que se hayan podido reunir por ahora indicios que apuntalen esta tesis. Interior confiaba en que las detenciones y registros practicados en Francia pudieran arrojar pistas de interés que permitieran despejar esta incógnita, si bien las fuentes consultadas desinflan las expectativas. De hecho, el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido no ha vuelto a informar sobre esta actuación policial.

Una de las incógnitas que siguen sin despejarse es el motivo del viaje fugaz que cuatro de los terroristas realizaron a París días antes del atentado. De acuerdo con los datos ofrecidos por las autoridades francesas, el desplazamiento tuvo lugar los días 11 y 12 de agosto y se hizo en el Audi A3 que los implicados en la masacre utilizaron para llevar a cabo el atropello en el paseo marítimo de Cambrils. Al volante iba Younes Abouyaaqoub, principal responsable de la matanza de Barcelona.

Interior esperaba que en los registros en Francia se obtuvieran datos de interés sobre las posibles conexiones con el exterior de la célula que atentó en Cataluña

La información que los expertos de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil obtengan tras analizar los números a los que los integrantes de la célula telefonearon o desde los que recibieron llamadas en las semanas previas al atentado puede ser determinante para el esclarecimiento total de los hechos, como la financiación de la doble acción terrorista y detalles sobre la preparación de la misma.

Seis meses después del doble atentado, que se cobró la vida de 16 personas y causó heridas a más de un centenar de personas, no existen nuevas pruebas que permitan mantener que la célula yihadista que sembró el terror en Cataluña estaba integrada por personas al margen de las 11 identificadas, entre abatidos y detenidos.

En concreto, los terroristas que murieron fueron Younes Abouyaaqoub, el conductor de la furgoneta de La Rambla; Abdelbaki Es Satty, imán de Ripoll e ideólogo del atentado de Barcelona que falleció en la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona); El Houssaine Abouyaaquob; Moussa Oukabir; Said y Youssef Aalla, y Mohamed y Omar Hychamy.

Tres encarcelados

El perímetro de la investigación se cierra por ahora con Driss Oukabir, Said Ben Iazza y Mohamed Houli Chemlal, a los que el juez Fernando Andreu mandó a prisión incondicional tras tomarles declaración.

El titular del Juzgado Central de Instrucción 4 de la Audiencia Nacional dejó en libertad provisional a otros dos detenidos: Mohamed Aalla -titular del Audi A3 utilizado por los terroristas que atentaron en Cambrils- y Salh El Karib, con cuya tarjeta de crédito se compraron dos pasajes de avión para Driss Oukabir y Abdelbaki Es Satty. En el caso de Mohamed Aalla, las pesquisas llevadas a cabo no habían permitido acreditar su relación con los hechos investigados, mientras que El Karib no fue enviado a la cárcel al considerar «congruente» el instructor la explicación ofrecida sobre este gasto y no constatarse que tuviera relación alguna con los integrantes del grupo terrorista.

Te puede interesar

Comentar ()