Política

El decano del campus del máster de Cifuentes entorpece la investigación de la URJC

José Ramón Monrobel, ex vicerrector y decano del campus de Vicálvaro, es leal al ex rector dimitido por plagio y protege a Enrique Álvarez Conde

Javier Ramos (izq.), Rector de la URJC y José Ramón Monrobel (dch.) Decano del Campus de Vicálvaro.

Javier Ramos (izq.), Rector de la URJC y José Ramón Monrobel (dch.) Decano del Campus de Vicálvaro.

Las grietas del máster de Derecho Público del Estado Autonómico expedido por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), que pueden acabar con la carrera política de Cristina Cifuentes y han dejado tocado a Pablo Casado, han abierto un nuevo campo de batalla: una guerra interna entre el rector Javier Ramos, decidido a investigar lo que ha sucedido en los últimos años en el Instituto de Derecho Público, y la facción que defiende tanto a Enrique Álvarez Conde, el director del máster (quien podría ser despedido junto a su equipo) como a los acólitos del ex rector Fernando Suárez -al que sucedió Ramos-, dimitido por plagiar.

Concretamente, como portavoz de esta segunda facción actúa José Ramón Monrobel, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Vicálvaro (una de las más emblemáticas al estar ubicada en el cuartel en el que sucedió la Vicalvarada, en 1854). Monrobel, según dos fuentes consultadas, pertenece al grupo de Suárez, de quien fue vicerrector de Estudiantes tras las elecciones de 2013; actualmente según las personas consultadas es la figura que entorpece la investigación que lleva a cabo el servicio de inspección de la URJC. No por nada, el máster de Derecho Público se imparte en su campus.

José Ramón Monrobel, decano de Vicálvaro, entorpece la investigación del rectorado

El entorno de Monrobel reclama de hecho la cabeza de Javier Ramos, otrora aliado suyo. Una petición de cese sutil, que se funda en la primera declaración del rector, cuando el 23 de marzo salió acompañado de Enrique Álvarez a anunciar que la calificación de Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, se había producido correctamente en 2012. El sector de Monrobel aprovecha esa comparecencia y exagera la culpabilidad de Ramos a raíz de esas declaraciones, que la propia CRUE ha calificado este martes 11 de abril de «precipitadas». La CRUE ha defendido a Javier Ramos independientemente del desliz.

Monrobel, en contacto con este medio, lo niega. «Ni el decano ni el equipo decanal han sido requeridos en ningún momento para participar en la investigación», señala. «El decano además no tiene competencia alguna sobre los másteres en investigación ni sobre ese máster que está siendo objeto de investigación. La gestión de los másteres correspondió hasta 2015 a los servicios de posgrado, y a partir de entonces a la Escuela de Másteres, dependiente del rectorado».

Monrobel rechaza la acusación, niega estar detrás de las protestas y dice apoyar al rector

En la ya famosa rueda de prensa del 23 de marzo, el rector aludió a unas actas que resultaron ser falsas, como se descubrió días después: una revelación que llevó al director del máster Enrique Álvarez a decir en la radio fue el rector quien le pidió fabricar el acta sobre la defensa del Trabajo Final de Máster de Cifuentes. Los hechos revelados posteriormente por eldiario.es y El Confidencial no solo no han avalado esta versión, sino que han estrechado el cerco sobre Álvarez Conde, al que también ha denunciado el rector por sus declaraciones radiofónicas acusatorias.

Cuando claudicó el ex rector por plagio, Monrobel tildó la situación de «injusta y desproporcionada»

No es la única iniciativa del decano de facultad. Se le sitúa detrás de las protestas de alumnos que el pasado martes por la mañana pedían la dimisión del rector desde el campus de Vicálcaro. «Ahora mismo el rector es el mejor aliado de los alumnos», afirma una fuente universitaria. «No tenía ningún sentido pedir el cese de Javier Ramos porque él no está bajo la lupa». El Independiente ha tratado de contactar con Monrobel a través del gabinete de prensa y de su propio correo de la URJC, sin éxito. Días después el propio decanato envió una nota rectificatoria a este medio.

«El Decano no encabeza ninguna facción», replica Monrobel. «Bien al contrario, como Decano, consciente de la gravedad de lo ocurrido y preocupado por los estudiantes, docentes y PAS de la URJC, apoya totalmente la investigación». Sobre que el decano estuviera detrás de las protestas de alumnos, éste alega que es «inexacto». «La manifestación de los alumnos representa un responsable ejercicio de sus libertades públicas».

Monrobel ya señaló en diciembre de 2016 en un comunicado que la claudicación del ex rector Fernando Suárez por plagio (convocó elecciones a principios de 2017 a las que no se presentó) era una injusticia. “Deseamos manifestaros nuestro más absoluto interés en la pronta aclaración de lo sucedido para acabar con esta situación que consideramos injusta y desproporcionada”, indicó Monrobel por escrito, siempre leal al todopoderoso Suárez.

Se le sitúa detrás de las protestas de los alumnos que pedían la cabeza del rector

El decanato de Vicálvaro alberga uno de los cinco campus de la URJC, concretamente el más importante: es el único que pertenece a Madrid capital. El rectorado se encuentra en Móstoles, junto a otras facultades, además de Alcorcón, Aranjuez y Fuenlabrada. Monrobel tiene pocas apariciones en la vida pública.

«Devolver el prestigio»

En una ocasión, con motivo de su participación en un tribunal de acceso a la universidad, salió a la palestra cuando un alumno obtuvo un 10 en Selectividad, en junio de 2016. Tiene fama de ser exigente con los alumnos pero también de ser muy dócil con los allegados de Suárez, muy vinculados al PP de la Comunidad de Madrid. En esta ocasión él abandera la batalla contra el rectorado, algo que él rechaza de plano: «Reitero mi compromiso expreso con las iniciativas del rector en este ámbito y con las medidas dirigidas a devolver el prestigio a la institución».

Te puede interesar

Comentar ()