Política

Cifuentes invita a todo el Gobierno y a la ejecutiva nacional del PP a la Fiesta del Dos de Mayo

La presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, tiene el 30 de abril como fecha tope para convocar la moción de censura el 7 de mayo

logo
Cifuentes invita a todo el Gobierno y a la ejecutiva nacional del PP a la Fiesta del Dos de Mayo
Cifuentes entre Sáenz de Santamaría y Méndez de Vigo en el Dos de Mayo del año pasado

Cifuentes entre Sáenz de Santamaría y Méndez de Vigo en el Dos de Mayo del año pasado EFE

Resumen:

Puede ser el último acto institucional de Cifuentes como presidenta, bien porque decida en el último momento dar un paso atrás para evitar dicha moción, bien porque ésta tenga lugar con el apoyo de Rivera y sea descabalgada del poder.

El Gobierno regional prepara como si nada una convocatoria en la que se dan cita cientos de personas en el edificio de la Puerta del Sol, con Cifuentes de anfitriona.

Por el PP ha ido tradicionalmente el vicesecretario de Comunicación y uno de los nombres que más suena para dar el salto a la primera línea de la política regional, Pablo Casado.

La vida sigue y “la tensión ha bajado en un 80 por ciento”, afirman fuentes de la Comunidad de Madrid en torno a la crisis que tiene en el punto de mira a la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. La fecha de la celebración del Día de la Comunidad, 2 de mayo, se acerca en el calendario y el Gobierno prepara como si nada una convocatoria en la que se dan cita cientos de personas en el edificio de la Puerta del Sol, con Cifuentes de anfitriona y recibiendo a los invitados a la entrada si, para entonces nada cambia y sigue al frente del gobierno regional. En principio, la sensación que albergan formaciones como el PSOE es que aguantará hasta las vísperas del debate de la moción para dar un paso atrás, lo que invalida el debate en la Asamblea, que ya no se produciría.

Entre los invitados están todo el Gobierno, además de la ejecutiva nacional del Partido Popular. Los ministros reciben invitación personal, así como los presidentes y secretarios generales de las cuatro primeras formaciones del país, esto es, PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos.

De hecho, tanto el líder del PP como la secretaria general, Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal, respectivamente, tienen ya su invitación, aunque, de momento, no ha confirmado todavía nadie su presencia en representación del Gobierno. Lo normal es que asistan uno o dos miembros del Consejo de Ministros. El año pasado fueron la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el titular de Educación y Cultura además de portavoz gubernamental, Íñigo Méndez de Vigo. Por la dirección nacional del PP, lo ha hecho tradicionalmente el vicesecretario de Comunicación y uno de los nombres que más suena para dar el salto a la primera línea de la política regional, Pablo Casado. Casado lleva diez años acudiendo a esta celebración, aunque será el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, el que decida quién acude como representante de la ejecutiva.

Puede ser el último acto institucional de Cifuentes si para entonces no ha dado un paso atrás

También están convocados los diputados nacionales por Madrid de todos los partidos y los que se sientan en la Asamblea de Vallecas (Madrid). En definitiva, un momento para contar ausencias y asistencias también entre el “socio” parlamentario, Ciudadanos, -Albert Rivera va a estar en Argentina con Macri- y los dos partidos que promueven la moción de censura, esto es, PSOE y Podemos. Puede ser el último acto institucional de Cifuentes como presidenta, bien porque decida dar un paso atrás para evitar dicha moción, bien porque ésta tenga lugar con el apoyo de Rivera y sea descabalgada del poder.

La presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, tiene el 30 de abril como fecha tope para convocar el debate de la moción de censura el 7 de mayo, en sesión única. Conforme a los usos de la cámara, lo normal es que convoque con dos días hábiles de antelación, esto es “el 30 de abril como muy tarde” para no irse más allá del plazo, según confirman fuentes del Gobierno regional. PSOE y Podemos presionan a Adrados para que ponga fecha ya, pues es potestad suya en exclusiva.

La conmemoración de este año dista mucho de la de 2017, en plena cresta de la ola para Cifuentes,  donde proclamó que “el tiempo de los corruptos ha llegado a su fin en la Comunidad de Madrid”, ya desatada la “operación Lezo” contra el ex presidente autonómico Ignacio González, al que se detuvo unos días antes de la fiesta en la Puerta del Sol, y la dimisión de Esperanza Aguirre. Entonces el único borrón fue la ausencia de Podemos, que celebró su propia fiesta en la plaza del Museo Reina Sofía.