Política

Sánchez, contra Rivera: "Usa Cataluña como herramienta de confrontación, como Aznar"

Sánchez se esfuerza por erigir al PSOE como un "partido de gobierno" en detrimento de Cs, que despunta en las encuestas

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, en rueda de prensa ofrecida en la sede del Partido, tras la reunión mantenida con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa para tratar de coordinar una acción conjunta ante el nuevo escenario político abierto en Cataluña con la investidura de Quim Torra.

Pedro Sánchez explica en Ferraz el encuentro con Mariano Rajoy para abordar la situación catalana. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha utilizado la reunión mantenida este martes con el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, para erigirse como el partido de oposición de Estado y lanzarse contra Ciudadanos, el partido que ha capitalizado en las encuestas su posición en la crisis catalana. El dirigente socialista ha dedicado duros reproches a Albert Rivera, a quien ha acusado de «aznarizarse» y de «utilizar Cataluña como herramienta de confrontación, como hizo Aznar en la oposición».

En rueda de prensa en Ferraz, Pedro Sánchez ha explicado los acuerdos alcanzados con el Gobierno, pero su intervención ha estado plagada de ataques al partido naranja, a quien ha afeado que «cuestione la unidad de las fuerzas constitucionalistas», después de que Rivera diera por roto el acuerdo sobre el 155 con el Ejecutivo tras un rifirrafe en el Congreso de los Diputados.

El líder socialista ha llamado a la «responsabilidad» de no manifestar las discrepancias públicamente para no proyectar la imagen de división. «Yo  soy el líder de la oposición y si tengo algo que decirle al señor Rajoy se lo diré en privado, porque no quiero que el sector independentista vea la discrepancias en público», ha detallado «Ha habido veces que me he tenido que morder la lengua, pero me la he mordido. No he hecho públicas mis críticas pero sí lo he dicho en privado y es lo que espera la ciudadanía en cuestiones como ésta». «Es la diferencia entre los que somos un partido de Gobierno y los que no lo son», ha criticado, en referencia a Rivera.

Sánchez también ha acusado a Ciudadanos de hacer dejación de funciones al haber «renunciado a su obligación» de intentar una investidura de Inés Arrimadas en el Parlament catalán. «La gran paradoja que se está produciendo es que aquellos que ganaron las elecciones del 21 de diciembre y rechazaron presentarse en la investidura ahora se rasgan las vestiduras porque el bloque independentista ha formado gobierno. Y ustedes, ¿qué han hecho durante estos meses para articular una mayoría alternativa?». «Algunos parece que viven de la excepcionalidad para esconder su falta de propuestas políticas y sobre esto debería reflexionar el señor Rivera, se lo digo con toda la humildad».  «Sería importante que aquellos que alimentan esa confrontación asuman su responsabilidad en el Parlament de Cataluña y que no rompan la unidad».

Un «155 contundente» si se quiebra la Constitución

Pedro Sánchez ha relatado los acuerdos alcanzados con el presidente de Gobierno para reforzar la unidad ante el nuevo escenario catalán, tras la investidura de Quim Torra como president de Cataluña. Cinco pactos para responder a las advertencias del dirigente catalán, que ya ha anunciado que creará un «Consejo de la República» dirigido por el ex president fugado Carles Puigdemont. El primer acuerdo va en este sentido y contempla que «ante cualquier intento de quiebra del orden constitucional y del estatuto de autonomía se responderá con firmeza, serenidad, proporcionalidad y de forma pactada».

Sobre este punto, Sánchez ha aclarado que el artículo 155 se levantará cuando se forme Govern y cuando los consellers tomen posesión de sus cargos, pero ha recordado a Torra que «su principal obligación es cumplir y hacer cumplir la ley». «Si quiebra unilateralmente de nuevo la legalidad vigente, pues el acuerdo al que ha llegado Gobierno y PSOE es claro: una respuesta pactada que será serena, pero firme». «Si tiene que volver a plantearse la intervención del artículo 155 será porque ha habido una quiebra constitucional, cosa que a día de hoy no se produce», ha señalado, advirtiendo de que «la naturaleza de la aplicación lógicamente tendría que ser distinta». Sánchez ha destacado además que, de producirse alguna ilegalidad, «volverá el 155 con contundencia».

El segundo acuerdo consiste en el «rechazo» de Gobierno y PSOE a estructuras paralelas en Cataluña. «No va a haber ninguna institución por parte del bloque independentista tal como el nuevo presidente ha venido anunciando en las últimas horas», ha señalado Sánchez. La supervisión de las cuentas públicas para que no se destinen a fines independentistas, el rechazo a las declaraciones «supremacistas y xenófobas de Torra» y  la «unidad de respuesta» de las fuerzas constitucionalistas son el resto de los puntos del acuerdo.

En este sentido ha pedido a Rajoy que se reúna con Podemos para abordar la situación, aunque ha acusado al partido de Pablo Iglesias de «defender el derecho de autodeterminación de Cataluña». «Es evidente que el partido de Iglesias defiende el derecho a la autodeterminacion de Cataluña, que es un enfoque que no compartimos en el PSOE, pero el gobierno tiene la responsabilidad de reunirse con el resto de partidos».

«Me repugnan las declaraciones de Torra»

El secretario general del PSOE ha aprovechado para hacer gala de la gira internacional que ha mantenido en las últimas semanas, con viajes y conferencias en el extranjero. En este sentido, Sánchez ha puesto en valor la acción exterior que hace falta para contrarrestar el argumentario independentista, y ha lamentado la apatía del Ejecutivo en este punto: «Me gustaría que el Gobierno de España también tuviera una posición mucho más activa, que no consiste solo en recoger las desafortunadísimas y execrables declaraciones que ha hecho el actual presidente, sino que tiene que haber una explicación política detrás», ha detallado.

A su juicio, las manifestaciones públicas de Torra «tienen mucho que ver con fenómenos reaccionarios que están pasando en el conjunto de Europa». «Como líder de la oposición solo puedo decir que me repugnan todas y cada una de las declaraciones que ha hecho este señor, que no representanta a la sociedad catalana que están por encima a las declaraciones».

 

Te puede interesar

Comentar ()