Política

Sánchez se asegura los apoyos a su moción de censura y avanza hacia la Moncloa

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, confirma el apoyo a la moción contra Rajoy, lo que certifica el triunfo del líder socialista

logo
Sánchez se asegura los apoyos a su moción de censura y avanza hacia la Moncloa
Moción de censura: Pedro Sánchez entra en el hemiciclo.

Moción de censura: Pedro Sánchez entra en el hemiciclo. EFE

Resumen:

Contra todo pronóstico, Pedro Sánchez avanza firme hacia la Moncloa. Un año después de que ganara las primarias del PSOE, también con todas las quinielas en contra, el dirigente socialista ha logrado los apoyos necesarios para que prospere su moción de censura contra Mariano Rajoy tras recabar el respaldo del PNV. Sólo la dimisión del presidente del Gobierno en las próximas horas impediría que Sánchez se convierta en presidente del Gobierno en los próximos días.

 

Rajoy ha abandonado el debate sobre la moción de censura y se encuentra recluido con su equipo. Fuentes del Gobierno explican que está sufriendo importantes presiones internas y externas para que presente su dimisión. Si no abandona, mañana viernes se celebrará la votación que le tumbará como presidente del Gobierno en favor de Pedro Sánchez, que le sustituiría. Una eventual dimisión del jefe del Ejecutivo dejaría a su Gobierno en funciones hasta que se celebrase una nueva investidura en el Congreso de los Diputados. Si no hubiese consenso para aprobar ese nombramiento se convocarían elecciones generales, las terceras en tres años.

La fortuna ha vuelto a sonreír a la audacia del secretario general del PSOE, que se ha vuelto a sentar en el escaño que abandonó en octubre de 2016 para no acatar la orden de la Gestora de su partido de permitir la investidura de Rajoy. El establishment socialista y poderes fácticos del país contribuyeron a su caída como líder del PSOE y a su salida del Congreso de los Diputados.

“No voy a dejar la política sino a volver a ella como un militante más”, anunció entonces con la voz quebrada por esa “dolorosa decisión”. Un año y medio después, Sánchez no sólo ha recuperado el control de su partido, que ahora dirige de forma férrea y sin concesiones a los barones críticos, sino que podría convertirse en jefe del Ejecutivo sin tener siquiera escaño.

Es la primera vez que una moción de censura prospera en este país y que un candidato llega a la Moncloa por esa vía. La última persona que lo intentó fue Pablo Iglesias en junio del año pasado, cuando sólo obtuvo el respaldo de Compromís, Bildu, ERC y PDeCAT.

Durante su confrontación con Mariano Rajoy, Sánchez se ha despedido del presidente del Gobierno. «No sé lo que va a pasar mañana. Tiene usted mi respeto personal y político. En los últimos meses hemos hablado mucho y hemos compartido muchas horas. Le deseo lo mejor en lo personal, pero en lo político no puede seguir siendo presidente del Gobierno”, ha asegurado.

Para terminar de convencer al PNV, el candidato socialista se ha comprometido este jueves a gobernar con los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el PP, que contemplan partidas e inversiones por más de 500 millones de euros para Euskadi pactadas con el grupo nacionalista vasco. El candidato socialista ha anunciado así que “por responsabilidad de estado” garantizará la estabilidad económica del país y ha prometido un Gobierno socialista paritario, europeísta, garante de la estabilidad presupuestaria y económica, y cumplidor de las obligaciones europeas.