El tenista Rafal Nadal, número del mundo, ha opinado acerca de la moción de censura con la que Pedro Sánchez pasó a ser presidente del Gobierno en detrimento de Mariano Rajoy. A su juicio, “lo mejor sería volver a votar”.

“Tengo mi opinión, pero es complicado darla en estos momentos. Es una situación que no creo que sea buena para nadie. Cuando ocurren tantas cosas, tantos cambios, tantos problemas, lo que pasa es que la confianza del ciudadano, y la que vendemos al resto del mundo, no es la mejor. No me gusta lo que ha ocurrido y no sé de qué manera van a poder gobernar los que entran. A mí modo de entender, lo mejor sería o a mí me gustaría volver a votar. Con todas las cosas que han ocurrido, creo que al ciudadano lo que le gustaría es volver a votar. Los ciudadanos no podemos sentirnos totalmente representados ahora. No estamos cómodos con lo que ha ocurrido”, ha afirmado desde Roland Garros Nadal, que acaba de pasar a los octavos de final del torneo del que es vigente campeón. Para el mallorquín, “hay demasiados pactos” de por medio, por lo que el voto de los español queda desvirtuado.

El número uno del tenis mundial dejó su opinión de la situación política en España durante una rueda de prensa en Roland Garros, segundo ‘grande’ de la temporada en el que alcanzó este sábado los octavos de final. Nadal afirmó además desde París que la suya es una opinión que parece “es un sentir general”.

El de Manacor, campeón de 16 ‘grandes’, se refirió así a la reciente moción de censura votada el viernes contra Mariano Rajoy y que dejó al socialista Pedro Sánchez como nuevo presidente del gobierno. Además, Nadal lamentó la imagen que viene dando España hacia fuera y sus propios ciudadanos en los últimos tiempos.

“Cuando ocurren tantas cosas, tantos problemas, lo de Cataluña, ahora cambio de Gobierno…, qué pasa con la gente, que al final la confianza del ciudadano y de lo que vendemos como país, o de lo que el resto del mundo pueda percibir de nosotros, probablemente no sea la mejor”, finalizó.

No es la primera vez que el tenista se pronuncia abiertamente sobre la situación política. En una entrevista en septiembre de 2017, preguntado por el referéndum del 1 de octubre, no esquivó la cuestión y dio su opinión. A su juicio, no se debería producir un referéndum de la forma que pretendía la Generalitat porque “hay unas leyes que son las que son y uno no se puede saltar las leyes porque quiera saltárselas”. En este sentido, el mallorquín fue muy claro: “Yo no me puedo saltar un semáforo en rojo porque no me parezca correcto aquel semáforo. Y los que pretenden eso en Cataluña tienen que entenderlo”.

El de Manacor llegó a más en el asunto e insistió en que no entiende “una España sin Cataluña. No me gustaría entenderla o verla”, por lo que, a su juicio, el diálogo debe ser imprescindible.