Política

Aznar: “Contribuiría con mucho gusto en la reconstrucción del centro derecha nacional”

El expresidente de Gobierno pone en cuestión el liderazgo de Rajoy y llama a la unidad del centro derecha en España, en un guiño a Ciudadanos

logo
Aznar: “Contribuiría con mucho gusto en la reconstrucción del centro derecha nacional”
José María Aznar.

José María Aznar. E. I.

Resumen:

“El centro derecha nacional está desarticulado. Desde mi posición actual y no desde otra, contribuiría con mucho gusto en su reconstrucción”. El ex presidente de Gobierno, José María Aznar, se ha desvinculado por completo del Partido Popular y ha abogado por reconstruir la unidad del centro derecha sólo horas después del anuncio de Mariano Rajoy de dejar la presidencia del partido tras perder el Gobierno tras la moción de censura de Pedro Sánchez.

El ex presidente de Gobierno ha hecho un alegato por la contrucción de un frente de centro derecha, en una referencia directa a Ciudadanos, con quien ha mantenido varios encuentros en los últimos meses. El pasado diciembre, Aznar ya bendijo a Albert Rivera como la alternativa centrista del país y el único capaz de hacer frente a la crisis catalana.

Aznar da así por rota cualquier relación con el PP. “Todo lo que diga hoy aquí lo digo de una manera estrictamente personal”, ha comenzado el ex presidente, a modo de introducción. “Exclusivamente mi compromiso es con España y con los españoles. No tengo ningún compromiso partidario, no me siento militante de nada y no me siento representado por nadie”.

“El centro derecha nacional está desarticulado. Desde mi posición actual y no desde otra, contribuiría con mucho gusto en su reconstrucción”. El ex presidente de Gobierno, José María Aznar, se ha desvinculado por completo del Partido Popular y ha abogado por reconstruir la unidad del centro derecha sólo horas después del anuncio de Mariano Rajoy de dejar la presidencia del partido tras perder el Gobierno tras la moción de censura de Pedro Sánchez.

El ex presidente de Gobierno, que ha anunciado la publicación de su próximo libro para octubre, ha hecho un alegato por la construcción de un frente de centro derecha, en una referencia directa a Ciudadanos, con quien ha mantenido varios encuentros en los últimos meses. El pasado diciembre, Aznar ya bendijo a Albert Rivera como la alternativa centrista del país y el único capaz de hacer frente a la crisis catalana con una oferta política “moderada” alejada de “la radicalidad y el extremismo”.

No me siento militante de nada ni representado por nadie”, revela Aznar

El ex dirigente y presidente de la Fundación FAES da por rota cualquier relación con el PP, y así lo ha mostrado durante su intervención en la presentación del libro No hay ala oeste en la Moncloa, de Javier Zarzalejos. “Todo lo que diga hoy aquí lo digo de una manera estrictamente personal”, ha comenzado el ex presidente, a modo de introducción. “Exclusivamente mi compromiso es con España y con los españoles. No tengo ningún compromiso partidario, no me siento militante de nada y no me siento representado por nadie”.

“Hace 15 años dejé mi actividad política voluntariamente y sin que nadie me lo pidiera, habiendo manifestado lo que iba a hacer y habiendo manifestado mi compromiso”. “España vive hoy una situación políticamente muy delicada”, ha relatado Aznar, que se ha referido a tres crisis: “Una crisis de secesión motivado por el golpe de Estado en Cataluña, una crisis de partidos y una crisis de liderazgos”.

El golpe sigue, el movimiento independentista no ha sido desarticulado. Se podría decir que ha habido una intervención para convocar elecciones, se podrá decir que la justicia ha intervenido y es verdad”, ha señalado, “pero la recuperación del orden constitucional solo puede venir después de haber desarticular el movimiento independentista, con todos sus apoyos: apoyos mediáticos, financieros”, ha proseguido. “Y si no se está haciendo eso no se está haciendo lo suficiente”, ha concluido sobre este primer puntos. “En este momento la alianza de la izquierda radical extiende o agrava las inquietudes más que las reduce”; ha zanjado.

Sobre la crisis de partidos, Aznar advertido de que no es un fenómeno exclusivo de España, pero ha llamado a “la construcción de un centro derecha nacional”, algo “imprescindible” para superar esta situación. “El centro derecha español ha sido enfrentado; lo que estaba unido ahora está dividido y desgraciadamente parece que enfrentado. La superación de esta situación me parece esencial”. “La recuperación de un centro derecha nacional es indispensable para mirar al futuro con confianza”, ha rematado el ex presidente, que considera que esto “contribuiría a que los españoles tuvieran más garantía de estabilidad en el futuro”. Se ha dirigido también directamente al PP, cuando en su momento cuestionó algunas de sus políticas, “no recibí más que improperios y descalificaciones”, ha señalado, para advertir de que “lo que ayer estaba unido, hoy no”.

Aznar envía un mensaje a Rajoy: “Cuando el victimismo se ejercita política es lo contrario al liderazgo”

En cuanto a la crisis de liderazgo, Aznar ha lanzado un mensaje velado a Mariano Rajoy, advirtiendo que “cuando el victimismo se ejercita como política es exactamente lo contrario al liderazgo y que quien lo ejerce no es sino víctima de sí mismo”, ha señalado, apenas unas horas después de que el ya ex presidente de Gobierno del PP criticara al resto de formaciones tras la moción de censura, señalando que “El gobierno que tuve el honor de presidir fue censurado por un desordenado conjunto de formaciones políticas que han dado su apoyo a otro candidato. No podemos olvidar que va a gobernar alguien que ha perdido las elecciones. Un hombre rechazado sistemáticamente por los españoles cuando se les ha pedido su opinión en las urnas”.

“No hay que mantener actitudes contrarias al ejercicio del liderazgo y luego pretender que la salud del sistema de partidos sea buena”, ha respondido Aznar. “No han sido los ciudadanos los que han dado la espalda al sistema de partidos, han sido los partidos los que han dado la espalda a los ciudadanos y han sembrado el desconcierto entre muchos electores”.