Política

Begoña Gómez se encargaba en su empresa de contratar personal para captar donaciones

Inmark, la empresa en la que trabajó la esposa de Pedro Sánchez hasta julio, ofrece sueldos de 600€ brutos por media jornada

logo
Begoña Gómez se encargaba en su empresa de contratar personal para captar donaciones
Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez y nueva directora del Centro de Estudios Africanos.

Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez y nueva directora del Centro de Estudios Africanos. EFE

Resumen:

La esposa del presidente de Gobierno, Begoña Gómez, será a partir de septiembre la directora del recién creado Instituto de Estudios Africanos, perteneciente al Instituto de Empresa (IE). La justificación del fichaje está, según el centro, en su amplia trayectoria en el Tercer Sector y su especialización en el “diseño e implementación de proyectos estratégicos”. Pero la relación de la primera dama con las ONGs poco ha tenido que ver ni con la puesta en marcha de proyectos sin ánimo de lucro ni con el continente africano. Su experiencia profesional ha estado mucho más ligada a la gestión y la recaudación económica que al trabajo de campo: su labor principal en los últimos años ha consistido en subcontratar a personal para que engrosaran la lista de donantes a estas entidades.

Licenciada en Marketing por ESIC, Gómez trabajó desde 1999 en la empresa Task Force, dedicada a obtener donativos para financiar ONGs. Durante su etapa, la compañía asesoró a organizaciones como Greenpeace, Oxfam o Amnistía Internacional. En 2014 Task Force fue absorbida por Inmark Europa, dedicada a la puesta en marcha de equipos comerciales externos. La esposa de Sánchez fue la Directora de Consultoría externa y su labor consistía en reclutar personal para que recogieran donativos para dichas ONGs.

En un vídeo del pasado diciembre, cuando era todavía directiva de la consultora -pidió la excedencia el pasado mes de julio-, Gómez explicaba su teoría del marketing y apostaba por mejorar la competitividad empresarial a costa del outsourcing, es decir, la subcontratación de terceros para ofrecer un servicio. Las empresas subcontratadas a menudo ofrecen peores condiciones laborales que las que ofrecen un servicio integrado. Y parece ser el caso de Imark.

En su perfil del portal de empleo Infojobs, Inmark ofrece puestos de trabajo de media jornada -de 10 a 14 horas- por un sueldo de entre 600 y 900 euros brutos al mes, una cifra que depende de los objetivos conseguidos y que, tras la aplicación de impuestos, se vería ampliamente reducida. “Trabaja con nosotros rodeado de buen ambiente, captando socios a pie de calle como promotor/a comercial para importante ONG”, reseña el anuncio, que ofrece además el pago de 50 euros en caso de que algún amigo también sea reclutado para el puesto.

En el comunicado emitido este miércoles por el Instituto de Empresa, se justifica la contratación de Gómez como directora en su inmersión en proyectos del tercer sector. “Con más de 20 años de experiencia en consultoría y docencia, Begoña Gómez ha sido Directora de Consultoría del Grupo Inmark y es desde 2015 co-Directora del Master en Fundraising Público y Privado para Organizaciones sin Ánimo de Lucro en el Centro Superior de Estudios de Gestión de la Universidad Complutense de Madrid”.

El máster al que alude el centro empresarial está codirigido por Gómez junto a otro profesor, y está orientado también a las técnica de recaudación, según explica en su página web. “Las crecientes necesidades de financiación del tercer sector y el número cada vez mayor de organizaciones que trabajan por atraer fondos privados convierte a los captadores/fundraiser en profesionales muy demandados”, reseña en su presentación oficial.

La especialización de Gómez en la recogida de fondos también la ha empleado en el ámbito extralaboral: en las últimas semanas, la mujer del presidente de Gobierno ha acudido a distintos actos solidarios para recaudar por distintos proyectos. El 27 de junio asistió a la fiesta solidaria ‘África en la piel‘ para apoyar el proyecto del doctor Pedro Jaén de auxilio a niños albinos en Tanzania. Al día siguiente acudió en el Auditorio Nacional al concierto solidario Dreamers, organizado por la Fundación GMP, a beneficio de las ONG Plena Inclusión Madrid y Apsa, que ayuda a niños con discapacidad intelectual. Y poco después respaldó la presentación de una colección moda, también con fines solidarios.