Política PODEMOS-IU

Errejón negocia el fichaje de Sánchez-Mato para su lista en la Comunidad de Madrid

"La opción de Carlos es algo de lo que viene hablándose mucho tiempo. Es lógico que no vaya con Carmena"

Carlos Sánchez Mato, entrevistado en diciembre pasado por El Independiente.

Carlos Sánchez Mato, entrevistado en diciembre pasado por El Independiente. El Independiente

El candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Iñigo Errejón, negocia estos días incluir en su lista electoral al ex concejal de Economía en el Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez-Mato, de IU. La dirección de Podemos en la Comunidad de Madrid, dirigida por Ramón Espinar, lleva meses de reuniones con distintas fuerzas para llegar a un acuerdo de confluencia, y desde Izquierda Unida ya habrían planteado una propuesta: seis puestos en las listas y la inclusión de su economista estrella. Si hace meses la idea era rechazada de plano por Errejón, ahora se aviene a ceder en algunos puntos, entre los que está el nombre de Sánchez-Mato.

«La opción de Carlos para la Comunidad de Madrid es algo de lo que viene hablándose mucho tiempo», señala un alto cargo de Podemos Madrid. «Parece lógico que no vaya con Manuela en las listas dadas las fuertes desavenencias que tuvieron e intente reforzar la lista de Íñigo», agrega la fuente. El ex concejal de Economía y Hacienda es el único alto cargo destituido por la alcaldesa de Madrid, que todavía no sabe si repetir como candidata a la Alcaldía, aunque todo el mundo da por hecho que la ex jueza concurrirá de nuevo en 2019. Sánchez Mato fue cesado en diciembre de 2017 después de votar en contra del plan de ajuste que él mismo llevó al Pleno tras un tira y afloja de dos años con el ex titular de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Es algo de lo que se habla desde hace tiempo. Es lógico que no vaya con Carmena»

«No puedo permitir que el concejal de Hacienda no apruebe su propio plan de ajuste», manifestó entonces Carmena. Antes del pleno municipal, Sánchez Mato llevó el PEF (Plan Económico-Financiero) a la Coordinadora de IU, una especie de consejo de dirección. En ese cónclave se decidió el voto contrario de los tres concejales de IU en Ahora Madrid. «¿Quién es IU para decidir sobre una coalición como ésta?», se preguntó entonces la alcaldesa. La salida fulminante del concejal rebeló a los concejales más radicales y generó fuertes tensiones en el Gobierno municipal.

Sustituido por Jorge García Castaño (Podemos), su relación con Carmena se fue agriando al mismo tiempo que su relación con las bases se estrechó: ora acudiendo a un desalojo del Patio Maravillas, ora votando junto a los ediles de Ganemos y Anticapitalistas, a los que la regidora no puede ni ver en pintura. Tras su destitución, la tensión aumentó: los telegrams oficiales de Ahora Madrid difuendieron el mensaje de que por culpa de la negativa de Sánchez Mato a firmar el PEF no se podían «terminar obras que paralizadas cautelarmente, que ascienden a más de 130 millones de euros de inversión». Por eso está casi descartado que hoy Mato acuda en la misma lista que Carmena.

La guerra interna llevó a Ahora Madrid a difundir telegrams contra el de IU

Querido entre las bases de Ahora Madrid y valor al alza en IU, Sánchez Mato es una de las personas más cercanas a Alberto Garzón, y es uno de los economistas que estos días llevan las riendas en la negociación con el Gobierno en nombre de Unidos Podemos para alcanzar en el Congreso de los Diputados una subida impositiva.

Sánchez-Mato, en declaraciones a este periódico, ha evitado confirmar o desmentir esta información, y ha defendido que estará «donde me necesite mi gente». «Yo soy un militante de IU. Coyunturalmente ahora estoy en la dirección de mi organización. Estaré donde quiera mi gente peleando por transformar. Eso no tiene por qué conllevar ser cargo público», advierte el ex concejal. .

Uno de cada cinco, de IU

La propuesta de incluir a Sánchez-Mato lleva meses sobrevolando la formación morada, ya de por sí dividida entre los afines a Espinar (11 puestos en la lista) y los fieles a Errejón (14 miembros). La configuración del equipo se consiguió el pasado mayo durante un duro proceso de primarias en el que ambas partes llegaron a un acuerdo in extremis y gracias a la mediación del propio Pablo Iglesias, tras la filtración del documento de Carolina Bescansa.

En Podemos se concibe incluir a cinco o seis personas de IU para la Comunidad

La integración de ambos equipos, nítidamente diferenciados, ya supuso grandes tensiones a nivel interno. Unas tensiones que podrían ir en aumento con el desembarco de dirigentes de otras fuerzas de confluencia. Desde Podemos consideran que se incluirán entre 5 y 6 nombres procedentes de Izquierda Unida, aunque la importancia no estará en el número, sino en la posición que ocupen en las listas: es decir, en las posiblidades que tendrán de resultar elegidos diputados autonómicos y de, en caso de acordar un Gobierno con el PSOE, optar a cargos de Gobierno.

En las últimas autonómicas, Izquierda Unida y Podemos concurrieron por separado a las elecciones y los primeros obtuvieron un 4% que, debido a la Ley Electoral, le impidió obtener representación alguna en la Asamblea de Madrid. IU consiguió esta cifra en medio de una guerra entre la federación madrileña y el partido central y contaba como candidato con Luis García Montero, hoy director del Instituto Cervantes nombrado por Pedro Sánchez.

Ahora, con un partido más pacificado y un perfil de Gobierno como el de Sánchez-Mato, Izquierda Unida espera cosechar mejores resultados que entonces. Unas circunstancias que van acompañadas de la caída de Podemos en todas las encuestas y que podrían fortalecer a IU en esta negociación. Una de las hipótesis que se barajan es que se ceda un puesto en cada tramo de cinco miembros, de manera que ‘expulsaría’ a algunos de los dirigentes de Podemos que salieron elegidos en el proceso interno de la formación.

Los que se caen

Entre los dirigentes de Podemos que podrían quedar fuera de las listas para 2019 es precisamente Eduardo Gutiérrez, que va en el puesto 22 y que es uno de los principales economistas del grupo parlamentario del partido en la Comunidad de Madrid. Sánchez Mato sería el principal responsable de ese área. La idea es que el político de IU figurase en el primer tramo de la lista, entre los puestos de salida, con el fin de asegurar su elección en la Asamblea de Madrid que ponga en valor la presencia de Izquierda Unida en la coalición.

Comentar ()