Política

La guerra de los lazos agita al independentismo contra Rivera

Líderes catalanes tildan a Ciudadanos de "demagogos y pirómanos" por su firme iniciativa de retirar de la vía pública los símbolos amarillos.

logo
La guerra de los lazos agita al independentismo contra Rivera
Albert Rivera retira lazos amarillos en Alella (Barcelona)

Albert Rivera retira lazos amarillos en Alella (Barcelona) EFE

Resumen:

La guerra de los lazos en Cataluña gana intensidad. El ataque a una mujer que recogía lazos del suelo en el parque de la Ciudadela y la posterior agresión a un cámara de Telemadrid en la concentración de apoyo a la víctima es tan solo la punta del icerberg de un conflicto que ha trascendido a la esfera política, y en la que Ciudadanos se encuentra en el ojo de huracán independentista: “son demagogos y pirómanos”.

En el centro de la polémica se sitúan el líder y la portavoz nacional de la formación naranja, Albert Rivera, e Inés Arrimadas, que este miércoles se sumaron a la campaña de retirada de lazos amarillos en un acto simbólico en el municipio de Alella (Barcelona), tras arremeter contra el Govern por no garantizar “la neutralidad” del espacio público y “convertir Cataluña en un espacio solo para los independentistas”. De hecho, Arrimadas subrayó en una entrevista a Catalunya Ràdio que la exhibición de lazos amarillos constituye un “ataque a la libertad de los que no piensan igual”. Rivera, por su parte, afirmó al respecto que hasta que no se retiren estos símbolos “no se recuperará la convivencia en Cataluña”, y acusa a los grupos independentistas de romper “las reglas de la democracia”.

Asimismo, desde Ciudadanos insisten en su “ofensiva de defensa de las libertades de todos los catalanes” al hacer efectiva este jueves la petición de amparo ante el Defensor del Pueblo para catalanes “indefensos” por la “arbitrariedad” del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el conflicto de los lazos amarillos.

Lejos de quedarse sin respuesta, la formación naranja ha recibido numerosas críticas por parte de toda la cúpula independentista. Ejemplo de ello es el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, que ha reprochado este jueves la “enorme irresponsabilidad” del líder de Ciudadanos y le ha acusado de “fomentar enfrentamientos” en la ciudad condal por no respetar la “libertad de expresión” de la que forman parte los lazos amarillos, ya que expresan la “indignación” de muchas personas ante las “injustas” condenas de los políticos independentistas. “Rivera y Arrimadas vinieron a Alella a provocar y a conseguir votos”, sentencia en declaraciones a La Sexta.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá se ha sumado también a las acometidas contra Ciudadanos en una entrevista en Rac1, y ha alegado en referencia a los últimos actos de violencia en Cataluña que “puede que haya alguien interesado en que esta fractura crezca y haya algún accidente” y, de esta manera, “dinamitar un proceso que triunfará por que es cívico, pacífico y democrático”.

Ante la “escalada de violencia” de las últimas horas, tanto Carles Puigdemont como desde ERC reculan y piden no enfrentarse ante quienes retiran los lazos amarillos “aunque duela”. “Si se retira un lazo, respetamos que lo hagan, y si consideran que lo tienes que poner de nuevo, lo pones”, advertía Tardá. Se trata de unas declaraciones muy alejadas de las que venía defendiendo el bloque independentista, y que tienen lugar después de que Quim Torra diese órdenes a los Mossos d’Esquadra de identificar y multar a quienes limpian las calles de amarillo.

Puigdemont también se pronunció desde Waterloo (Bélgica) contra partidos que “están flirteando con la violencia” y que quieren alentar la imagen de “confrontación social en Cataluña”.

Rivera y Arrimadas han sido señalados también por el portavoz de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, que en Twitter les ha acusado de “hacer el ridículo”. “Los que se decían defensores de los problemas reales, trabajando para crear problemas. Son demagogos y pirómanos”, ha sentenciado.

Desde Podemos han exigido también al líder de Ciudadanos que “no eche más leña al fuego” en la guerra de los lazos amarillos,  De hecho, la portavoz adjunta de la formación morada, Ione Belarra en declaraciones a La Sexta describió como “acto legítimo” colocar lazos amarillos porque “se está garantizado la libertad de expresión”.