Política

La falta de respuestas de la ministra Montón sobre su máster la acerca al precipicio

Ábalos muestra el respaldo de la dirección del PSOE a la ministra pero no descarta su dimisión

La ministra de Sanidad durante una comparecencia en el Senado. EFE

La presión aumenta para que la ministra de Sanidad, Carmen Montón, abandone su puesto en el Gobierno de Pedro Sánchez. Su falta de respuestas e incoherencias durante la entrevista que ha coincidido este martes por la mañana en la Cadena Ser ha aumentado la indignación dentro del PSOE, que reclama su dimisión.

Carmen Montón ha explicado el cambio de nota en su expediente, en el que una asignatura pasó de “no presentado” a “aprobado” cinco meses después de que terminara el curso y con las actas ya cerradas, algo ya confirmado por la propia Universidad Rey Juan Carlos. “No tengo respuesta, no era consciente”, ha dicho.

La ministra ha asegurado que no ha pedido «ningún trato de favor» y que no conserva el total de los apuntes y los trabajos que se solicitaban o se entregaban. «Esa es mi desgracia”, ha puntualizado, explicando que no va a «fotocopiar todo ahora» para entregar sus trabajos e informes a los medios de comunicación.

Esas palabras han incendiado los grupos de WhatsApp del PSOE, que hablan de «bochorno» y «vergüenza» a la hora de escuchar a una ministra socialista ofrecer argumentos muy similares que los de Cristina Cifuentes, a la que el PSOE presentó una moción de censura por su máster, y a los del presidente del PP, Pablo Casado. «Vamos a blanquear a Casado», lamentan socialistas de base ante sus dirigentes territoriales, que están trasladando ese malestar e indignación a Ferraz.

El secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, ministro de Fomento y mentor de Montón, ha intentado frenar esta escalada de tensión interna con unas declaraciones en torno a las 14h en el Congreso de los Diputados. En nombre de la dirección del PSOE, Ábalos ha mostrado su «plena confianza en la trayectoria de la ministra» y ha asegurado que la actuación de Montón respecto al máster siempre persiguió «enriquecer su conocimiento» en materia de género. «Lo hizo con la mejor intención siguiendo las directrices que le establecieron desde la propia dirección del curso, de la que no es responsable a la hora de establecer las condiciones para el desarrollo del mismo», ha asegurado.

Según Ábalos, Montón «se limitó con claridad a seguir las instrucciones que le permitían desarrollar este curso» y está cumpliendo con su obligación de ofrecer explicaciones públicas para «despejar cualquier duda». «En este sentido tiene todo el respaldo de la dirección del PSOE. Y eso es lo que les puedo decir», ha zanjado Ábalos, que no ha querido responder a las preguntas de los periodistas sobre una posible dimisión de la ministra.

«La dirección del PSOE y el propio Gobierno están manteniendo su apoyo a la ministra porque creen en las explicaciones que está dando y creen que aunque sea un máster más, esto es lo único que tiene en común con los antecedentes, que son másters de la URJC, pero que las situaciones son distintas. Aquí no ha habido ninguna prevalencia de la condición, no ha habido ninguna petición o solicitud de trato de favor ni de ajustar una enseñanza al interés que podría tener personalmente», ha sentenciado.

Tras sus palabras, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá a las 16 h a la sesión de control al Gobierno que se celebra en el Senado, donde podría definir el futuro de la ministra Montón al ofrecerle su apoyo públicamente o negándoselo, lo que haría su situación insostenible y provocaría su dimisión.

Por su parte, la Universidad Rey Juan Carlos ha emitido un comunicado este martes en el que explica que se están “analizando escrupulosamente tanto el caso de la ministra Carmen Montón como los demás de ese curso”.

“En el caso de Montón se está revisando su expediente asignatura por asignatura para enmarcar en qué contexto se han producido los cambios de notas que ha constatado la inspección”, reza la nota, que apunta a que se está investigando “con toda la diligencia posible para que tan pronto se tengan los resultados, tomar las medidas oportunas y depurar responsabilidades”.

La propia Universidad también ha recordado que se ha cerrado el IDP, dirigido por Enrique Álvarez Conde, y que se está realizando “una auditoría académica” y otra “auditoría de sus cuentas” investigando “una presunta malversación”.

Comentar ()