Política

Pedro Sánchez sopesa dejar caer a la ministra Montón para no "indultar" a Casado

Dirigentes del PSOE reclaman la dimisión de la titular de Sanidad: "Cuanto antes mejor"

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, junto al presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, Patxi López, comparece para explicar las prioridades y líneas de actuación de su departamento.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, junto al presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, Patxi López, en una comparecencia. EFE

Mantener en su puesto a la ministra de Sanidad a pesar de las sospechas sobre cómo obtuvo un máster universitario e «indultar» así el caso del líder de la oposición, Pablo Casado, o dejarla caer y mantener viva la acusación sobre el presidente del PP. Éste es el dilema al que se enfrenta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que ElDiario.es haya revelado una serie de irregularidades en la obtención de un título de máster por parte de Carmen Montón en el mismo centro en el que se matriculó Cristina Cifuentes y el ganador de las primarias del PP.

El PSOE elevó su listón de exigencia sobre la «ejemplaridad» de los gobernantes en el caso de la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, a la que presentó una moción de censura por las sospechas que pesaban sobre la obtención de su máster. «Cifuentes ha usado su posición para que se le regalara un máster, ha mentido en sede parlamentaria y ha devaluado titulaciones públicas por las que se esfuerzan muchos estudiantes y muchos padres. Estamos hablando de ejemplaridad», escribió entonces Pedro Sánchez en la red social Twitter. «Cifuentes no asistió a clase, no hizo exámenes, no hizo el TFM, se matriculó una vez comenzado el máster y no compareció ante ningún tribunal porque nunca existió. Cifuentes mintió y la mentira no puede presidir la Comunidad de Madrid. Quienes la apoyan están apoyando la mentira», sentenció el 9 de abril el secretario general del PSOE.

Es precisamente esa exigencia de ejemplaridad la que hace ahora que miembros del Gobierno de Sánchez, y especialmente dirigentes del PSOE, reclamen la dimisión de la ministra Montón. «Cuanto antes mejor» y «ya tendría que haber dimitido» son las respuestas más frecuentes en el seno del PSOE sobre la necesidad de que Montón abandone su cargo. Mantenerla supondría un «indulto» a Pablo Casado, cuyo caso ha sido elevado el Tribunal Supremo por su condición de aforado. «¿Cómo vamos a criticar al líder de la oposición teniendo a una ministra en situación similar?», lamentan dirigentes del partido.

En este sentido, resulta significativo que nadie en el PSOE ni en el Gobierno haya salido públicamente a defender a la ministra. Ni siquiera su mentor, José Luis Ábalos, también perteneciente al PSPV, federación que ha conseguido colocar a dos personas en el Ejecutivo. En el PSOE consideran que Ábalos está defendiendo a la ministra valenciana por ser una apuesta suya y representar, junto a él, al PSOE en el seno de un Ejecutivo que ha huido de incluir a cuadros dirigentes socialistas.

Dentro del partido achacan la anulación de la reunión del Comité Electoral previsto para ayer lunes al interés de Ábalos en no dar explicaciones internas sobre el máster de Montón. La Secretaría de Organización había convocado la reunión de este órgano el viernes por la tarde para poner en marcha el ciclo electoral que comienza a finales de año con las elecciones andaluzas, a las que seguirán en 2019 las europeas, municipales y autonómicas, y posiblemente las generales. En la tarde-noche del domingo, Organización cancelaba el encuentro sin dar explicaciones.

La ‘protección’ de Ábalos a la ministra contrasta con la opinión generalizada en el seno del partido de que Montón debe dimitir. A ese choque de criterios se suma la presión de Podemos, que ha encontrado en el caso una vía para marcar perfil en materia de regeneración democrática. Al igual que Ciudadanos, el partido de Pablo Iglesias, principal sustento parlamentario del Gobierno, ha registrado en el Congreso la petición de comparecencia de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para que aclare las dudas sobre su máster.

«La ministra no ha aclarado todo y, según aseguran algunos medios de comunicación, ha podido caer en contradicciones en la versión que ha contado hoy en la rueda de prensa. Queremos ser prudentes pero las informaciones parecen sólidas y, de confirmarse, sería una gran decepción», aseguran a Efe desde el grupo parlamentario. «Muchas dudas no han sido aún aclaradas y la ministra ha cambiado radicalmente de versión entre lo que dijo hace una semana a tres periodistas de Eldiario.es y lo que ha dicho hoy. Hemos solicitado que comparezca en el Congreso para dar explicaciones», ha señalado en Twitter el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique.

Entre esas tensiones, el presidente Sánchez debe decidir si le compensa el desgaste de imagen para su Gobierno, que supone la caída de Montón, a cambio de mantener su compromiso con la ejemplaridad y volver a situar las irregularidades del máster de Casado ante el foco de la opinión pública.

Comentar ()