La Fundación Madri+d, dependiente de la Consejería de Educación, detectó, mediante un informe hecho en el año 2013, irregularidades en el máster de Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), titulación que comparten Pablo Casado y Cristina Cifuentes.

Así lo ha reconocido este martes el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, durante una visita a la localidad madrileña de Cadalso de los Vidrios para conocer los proyectos a cargo del Programa de Inversión Regional (PIR), Rollán ha confirmado esta información que avanza hoy la Cadena Ser. Según esta emisora, la Fundación Madri+d hizo el informe sobre el máster de derecho público de la URJC en 2013, que por entonces gestionaba Enrique Álvarez Conde, poco después de que Cifuentes obtuviera el título, y alertó de irregularidades relacionadas con el reconocimiento de créditos o la opacidad en la gestión.

Además, como apunta la Ser, la URJC no aclaraba si el máster era presencial o semipresencial ya que «la web dice una cosa y la memoria de verificación otra». Tampoco especificaba cuál era la normativa a seguir en caso de solicitar una convalidación de créditos. Faltaba información básica en las guías docentes de la titulación y no estaban claras las normas de funcionamiento del posgrado o el sistema de toma de decisiones.

La Comunidad de Madrid no tomó cartas en el asunto

Rollán ha explicado que la Fundación hace este tipo de informes «no vinculantes» cada cuatro años para revisar «los temarios, contenidos, los procedimientos» de este tipo de enseñanzas. «A los cuatro años (…) si no se han asumido los ajustes razonables conlleva por parte de la administración que se puedan tomar cartas en el asunto», ha añadido. Sin embargo, el vicepresidente ha comentado que tras las irregularidades detectadas la propia Fundación no volvió a analizar el máster porque la URJC «declinó en 2014» seguir ofertándolo al «no tener interés» en él. Por este motivo, ha sostenido que la Comunidad de Madrid no pudo «tomar cartas en el asunto». Recientemente, la titular del juzgado de instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, abrió una pieza separada para aclarar si las irregularidades detectadas en el curso 2011-2012 del máster de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes se dieran en la promoción del presidente del PP de 2008-2009.

Casado aprobó el máster de derecho autonómico de la URJC tras cursar solo cuatro de las 22 asignaturas gracias las convalidaciones de otras 18 materias, por lo que solo tuvo que realizar cuatro trabajos de unos 90 folios para obtener este título de posgrado, sin ir a clase ni presentar un Trabajo de Fin de Máster (TFM), cuando era diputado autonómico. Nada más conocerse la noticia, el líder del PP convocó a la prensa para mostrar esos cuatro trabajos, aunque no permitió hojearlos, y aseguró que no fue a clase tras acordarlo con el exdirector del Instituto de Derecho Público y principal implicado en el procedimiento, Enrique Álvarez Conde.

Cifuentes, por su parte, dimitió como presidenta de la Comunidad el pasado 25 de abril tras días de polémica por las irregularidades de su máster en la URJC y después de la publicación de un vídeo sobre un supuesto hurto en un supermercado en 2011.