PolíticaRESACA DE LAS ELECCIONES ANDALUZAS

Michavila interpreta que Vox ha ‘robado’ votos también a Cs e incluso al PSOE

El sociólogo cifra el trasvase de votos desde el PP a la formación de extrema derecha en un 40 %: el resto procede de Ciudadanos (20 %), PSOE (10 %) y abstencionistas / Su consultora (GAD3) fue la que afinó más los resultados que arrojó el 2-D

logo
Michavila interpreta que Vox ha ‘robado’ votos también a Cs e incluso al PSOE
El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano. EFE

Resumen:

El presidente de GAD3, Narciso Michavila, interpreta que Vox no sólo rebañó votos a partidos del espectro del centro-derecha (PP y Ciudadanos) sino también a una formación antagónica desde el punto de vista ideológico, caso del PSOE. Sólo así se explica el subidón en Andalucía del partido que lidera Santiago Abascal a nivel nacional, hasta el punto de irrumpir en el Parlamento autonómico con 12 diputados.

Vox se ha convertido este domingo en la gran sorpresa electoral al sumar 395.978 votos (10,97 %), cifra muy superior a los 316.410 sufragios que se ha dejado en el camino el PP de Juan Manuel Moreno Bonilla en relación con la cita de 2015. ¿En qué caladero ha pescado entonces la formación de ultraderecha el resto de apoyos para lograr tan espectacular resultado?

De acuerdo con el análisis del sociólogo madrileño, entre el 40 y el 45 % de los sufragios obtenidos por Vox procede del PP y en torno a un 20 % de Ciudadanos, que ha visto así frenada su subida y tal vez frustrada la posibilidad de dar el sorpasso y colocarse como segunda fuerza política en la Cámara andaluza por delante de los populares.

El trasvase incluye aproximadamente un 25 % de abstencionistas y un 10 % de votos procedentes del PSOE, mayoritariamente varones que pasan de un extremo a otro del espectro ideológico fundamentalmente por “el discurso antifeminista de Vox”. En total, Susana Díaz ha perdido 402.035 sufragios, lo que le ha hecho reducir su representación en 14 diputados (de 47 a 33).

La última entrega de la encuesta que GAD3 realizó para Abc de Sevilla, publicada a la hora en que cerraban los colegios electorales, anticipó de forma muy aproximada la tendencia que sólo unas horas después confirmaron los resultados oficiales tras el escrutinio. Sólo el radar de esta consultora detectó la fuerza con la que Vox irrumpía en Andalucía, al augurarle una representación de entre ocho y 10 escaños. Esta proyección fue ligeramente inferior: obtuvo al final 12 diputados.

El sociólogo cree que Vox le ha restado un 10 % de votantes al PSOE, la mayoría varones, por su “discurso antifeminista”

“El que de verdad entiende de elecciones en cada partido político sabía no quizá el nivel de entrada pero sí que Vox entraba con fuerza. Indicios había de que iba a pegar fuerte”, resume Michavila, que asegura que esta formación ha ido “de menos a más” -la encuesta de GAD3 pronosticaba un diputado como máximo en el arranque de la campaña y cinco en el ecuador- y que ya el martes “se estabilizó” el respaldo electoral que iba a recibir. “El votante de Vox lo tenía súperclaro, súperdefinido y súperdesacompleado”, subraya.

El presidente de esta consultora de investigación social exculpa al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) por no haber detectado la fuerza con la que llegaba Vox -el organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia le auguraba un solo escaño- porque el trabajo de campo lo hace con un mes de antelación. Pero sí considera que se le pueden formular gruesos reproches al trabajo del instituto que dirige José Félix Tezanos.

“Sí se le puede achacar que un instituto con tantos técnicos y tanto presupuesto se esté utilizando como si fuera un negocio propio haciendo experimentos y diciéndote a la cara, en la ficha técnica, que como no hay un sistema válido de estimación que están probando. ¿Y los técnicos, que llevan muchas elecciones hechas, de qué sirven? ¿Y toda la investigación que ha hecho esa casa en su vida de qué sirve? ¿Y la sustituye por la que tenía [José Félix Tezanos, director del CIS] cuando tenía en la revista Temas, que se iba siempre ocho puntos a favor del PSOE? No se les puede achacar que no hayan detectado a Vox, pero sí claramente la estimación que hicieron con los votos que tenían era una barbaridad”, razona.

“Clave nacional”

Junto a la irrupción del partido de Santiago Abascal, Narciso Michavila llama la atención sobre otra de las conclusiones que arrojan los resultados de estos comicios autonómicos: el hundimiento del PSOE, que pierde 14 diputados y ve peligrar el gobierno de la comunidad tras más de 36 años de poder de forma ininterrumpida.

En su opinión, “el elector de derechas ha votado en clave nacional y el de izquierdas se ha abstenido en clave nacional” en las primeras elecciones desde que Pedro Sánchez alcanzó la Presidencia del Gobierno tras prosperar la moción de censura contra Mariano Rajoy. “La caída de Susana Díaz no es lógica desde una óptica de desgaste de gobierno. Lo novedoso respecto a hace cuatro años es la forma en que Pedro Sánchez ha llegado al Gobierno y cómo está gestionando. Pedro Sánchez hizo un cambio mental y el votante no lo ha hecho. Pedro Sánchez decía hace un año que nunca gobernaría con independentistas y el votante socialista ha sido fiel a Pedro Sánchez, no al presidente del Gobierno”, zanja.