Política EL CONSEJO DE MINISTROS SE REÚNE EN BARCELONA

21-D: Interior da por hecho que los Mossos harán su trabajo para garantizar la seguridad

"No hay ninguna preocupación o desconfianza, a todos nos interesa que se celebre con absoluta normalidad”, sostienen en el Ministerio / Sindicatos confían en que "no se desgaste la imagen" de la Policía para "preservar" la del Cuerpo de la Generalitat

logo
21-D: Interior da por hecho que los Mossos harán su trabajo para garantizar la seguridad
El ministro Fernando Grande-Marlaska y el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, el pasado mes de septiembre en Barcelona.

El ministro Fernando Grande-Marlaska y el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, el pasado mes de septiembre en Barcelona. EP

Resumen:

El Ministerio del Interior no tiene dudas de que los Mossos d'Esquadra harán su trabajo y responderán ante los disturbios y sabotajes que puedan llevar a cabo los Comités de Defensa de la República (CDR) el 21-D con motivo de la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona. "No hay ninguna preocupación o desconfianza. Entendemos que es una cuestión muy importante en cuanto a imagen de Estado y a todos nos interesa que se celebre dentro de la absoluta normalidad", tranquilizan desde el departamento que dirige Grande-Marlaska. Sindicatos confían en que "no se desgaste la imagen" de la Policía Nacional para tratar de "preservar" la del Cuerpo de la Generalitat de Cataluña.

El Ministerio del Interior no tiene dudas de que los Mossos d’Esquadra harán su trabajo y responderán ante los disturbios y sabotajes que puedan llevar a cabo los Comités de Defensa de la República (CDR) el 21-D con motivo de la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona, que se llevará a cabo tres días después de que arranque en el Tribunal Supremo el juicio contra los líderes del procés.

«No hay ninguna preocupación o desconfianza. Entendemos que es una cuestión muy importante en cuanto a imagen de Estado y a todos nos interesa que se celebre dentro de la absoluta normalidad». Éste es el mensaje que fuentes oficiales de Interior expresan a El Independiente a menos de una semana de que Sánchez cite a su gabinete en la Ciudad Condal, la segunda vez que se reunirá lejos del Palacio de la Moncloa -la primera fue en Sevilla el pasado 26 de octubre- desde que él alcanzó la Presidencia del Ejecutivo.

Las fuentes dijeron que el dispositivo de seguridad se está diseñando con «absoluta coordinación» entre todos los cuerpos implicados -Mossos, Policía Nacional, Guardia Civil y Guardia Urbana- a fin de garantizar la seguridad en Cataluña dicho día y, lejos de insinuar recelos por la eventual pasividad que pudieran adoptar los mandos de la Policía de la Generalitat, mostraron su confianza en que el Cuerpo autonómico demostrará su profesionalidad el próximo viernes.

«Las reuniones se están celebrando al mismo nivel, aportando cada uno su punto de vista profesional, el conocimiento de la parcela de su responsabilidad y participando en el diseño del operativo», agregaron.

En el equipo de Fernando Grande-Marlaska está extendido el convencimiento de que es al Govern de Quim Torra al primero que le interesa que la cita se desarrolle con normalidad y demostrar así que su Policía, cuestionada por la inacción ordenada por los mandos durante el referéndum ilegal del 1-O a la hora de intervenir las urnas, puede garantizar la seguridad.

No hay preocupación o desconfianza, a todos nos interesa que se celebre con absoluta normalidad”, aseguran en Interior

Sea como fuere, la Generalitat está advertida. El titular de Interior envió una carta el pasado lunes al conseller de Interior, Miquel Buch, en la que le instó a dictar las «instrucciones necesarias» al objeto de que la Policía Autonómica «ejerza las funciones que constitucional, estatutaria y legalmente» tiene asignadas. «En caso contrario, por exigencia de la superior responsabilidad en el mantenimiento de la preservación del libre ejercicio de los derechos y libertades y el mantenimiento de la seguridad ciudadana que corresponde al Gobierno, se ordenará la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando proceda y en términos de proporcionalidad y necesidad», avisó Grande-Marlaska.

A la espera de la respuesta sobre el terreno, Interior desplazará 800 y 1.000 agentes entre policías nacionales -fundamentalmente efectivos de Unidades de Intervención Policial (UIP) o antidisturbios procedentes de Galicia, Valencia, Andalucía y Navarra- y guardias civiles, permaneciendo en Cataluña entre el miércoles y el próximo domingo. El dispositivo no está todavía cerrado, lo que puede hacer que el volumen del contingente varíe.

Por su parte, la Policía de la Generalitat dispondrá esa jornada de al menos 8.000 agentes, dotación que podría incrementarse. En grupos de guasap de mossos circula la especie de que el director general de la Policía Autonómica, Andreu Joan Martínez, firmará este lunes una resolución modificando la planificación inicialmente prevista y revocando libranzas a funcionarios que no iban a tener servicio el 21-D. Para reforzar la seguridad en las calles se está llamando también a agentes de Investigación, que normalmente van de paisano, para que ese día vistan el uniforme.

«Indudablemente, habrá directrices para que se actúe. Yo lo doy por hecho. Sería un suicidio que, en materia de seguridad ciudadana, se pusieran palos en la rueda del Gobierno central», dice gráficamente a este diario el portavoz del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC), Fran Reina.

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) confían en que el Ministerio del Interior «ponga los mecanismos» necesarios para evitar la eventual inacción de los Mossos d’Esquadra y que puedan hacer dejación de funciones como ocurrió hace un año. «Haremos lo que nos ordenen, no tenemos complejos, pero hay un reparto de competencias. Estamos para colaborar y apoyar donde no lleguen. Lo que no puede ser es que se desgaste la imagen de la Policía Nacional a costa de preservar la de otro Cuerpo», advierte el portavoz del SUP, Ramón Cosío.

Custodia de edificios estatales

A la espera de que se definan las instrucciones operativas, Adolfo Molina -portavoz del Sindicato Profesional de Policía (SPP)- sostiene que en principio la actuación de la Policía Nacional debe limitarse a custodiar los edificios del Estado en Barcelona, dado que la seguridad ciudadana es competencia de los Mossos. «La idea del dispositivo es similar al de la última Diada y no hubo incidentes», subraya.

Por su parte, el portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), Serafín Giraldo, prevé el 21-D un escenario parecido al registrado el pasado 27 de marzo. Aquel día, los CDR movilizaron a centenares de personas para protestar por el encarcelamiento de los líderes independentistas y la detención de Carles Puigdemont en Alemania, cortando diversas carreteras y rodeando la estación barcelonesa de Sants.

Sindicatos confían en que «no se desgaste la imagen» de la Policía Nacional para tratar de «preservar» la del Cuerpo de la Generalitat

La UFP insiste en que son los Mossos d’Esquadra los que tienen las competencias en materia de seguridad ciudadana en Cataluña y exige que se depuren responsabilidades contra los mandos que ordenaron que no se actuara en el reciente corte de la A7. «No puede ser que la autopista estuviera bloqueada casi un día», añade Giraldo.

En esta línea, Alternativa Sindical de Policía (ASP) -por medio de su portavoz, Raúl C.- defiende abiertamente que la Policía de la Generalitat dependa «organizativa y funcionalmente» del Ministerio del Interior y no de la Consellería de Interior, al tiempo que califica de «vergonzoso» que se vuelva a recurrir a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para «asegurar los derechos y libertades en Cataluña».

Todos los sindicatos policiales reivindican que las condiciones laborales y retributivas de los agentes que participen en este operativo especial sean acordes al despliegue, por lo que han pedido a la Dirección General de la Policía un complemento diario para dichos funcionarios al objeto de que les pueda alcanzar las dietas con la que deberán sufragar sus gastos de alojamiento y manutención. En casos «concretos y singularizados debidamente motivados», como ocurrió con motivo de la operación Copérnico, el decreto que regula las indemnizaciones por razón del servicio prevé que los ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas puedan elevar la cuantía establecida «para el adecuado resarcimiento de los gastos» generados.

Comentar ()