Política

Juan y Medio cobró 12.000 € por presentar la gala del Día de Andalucía en Canal Sur TV

El programa costó 218.933 euros por conceptos como iluminación (31.000), decorados (14.584) y cáterin para artistas (5.142)

logo
Juan y Medio cobró 12.000 € por presentar la gala del Día de Andalucía en Canal Sur TV
El presentador y empresario almeriense Juan y Medio con el grupo Gemeliers durante la gala del 28-F.

El presentador y empresario almeriense Juan y Medio con el grupo sevillano Gemeliers durante la reciente gala del 28-F. RTVA

Resumen:

Canal Sur Televisión pagará 12.000 euros a Juan y Medio por presentar la reciente gala con motivo del Día de Andalucía, emitida en la noche del pasado 28 de febrero y con un coste total de casi 220.000 euros para la cadena autonómica.

El caché del presentador y empresario audiovisual almeriense para este programa especial lo ha dado a conocer la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) en respuesta a una petición de información tramitada a través del Portal de la Transparencia. La resolución está fechada este martes y lleva la firma de Joaquín Durán, subdirector general que ejerce como director interino desde hace casi seis años.

Juan José Bautista Martín, conocido en el mundo de la televisión como Juan y Medio, es el presentador ‘estrella’ de la televisión andaluza desde que en septiembre de 2009 se hizo cargo del magacín vespertino (La tarde, aquí y ahora) en sustitución del que conducía la cantante María del Monte. El espacio es realizado por su propia productora (Indaloymedia SL), el principal proveedor de contenidos para la televisión andaluza: la empresa le facturó más de 5,4 millones de euros en 2017.

Juan y Medio fue el profesional elegido por la dirección de la cadena autonómica para presentar la gala del 28-F, que ha coincidido este año con la celebración de los 30 años de Canal Sur. La cadena arrancó sus emisiones a las 19 horas del 27 de febrero de 1989 con una señal de carta de ajuste acompañada por la sintonía de El capricho español -la obra orquestal compuesta un siglo antes por Nikolai Rimsky-Korsakov- y un saludo institucional del entonces presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla.

Con un presupuesto global de 218.933,87 euros, el abono del caché del presentador almeriense -con la colaboración de Manolo Sarria (ex dúo Sacapuntas) y la actriz malagueña Natalia Roig- es la séptima partida más cuantiosa en que se desglosa el coste que ha tenido este programa especial, que no se celebraba en los últimos años. Es la primera gala por el Día de Andalucía con un presidente de la Junta no socialista, tras el acuerdo de gobierno alcanzado por el PP y Ciudadanos y que ha posibilitado el nombramiento del popular Juan Manuel Moreno Bonilla como jefe del Ejecutivo tras apoyar su investidura también Vox.

Según se detalla en la respuesta de la RTVA, el gasto más cuantioso generado por la gala fue el relativo a la producción artística, que ascenció a 58.392 euros. Le siguieron el capítulo de iluminación (31.395 euros) y el alquiler del Auditorio de Sevilla (Fibes), donde se grabó el programa: 30.000 euros.

5.142 euros para cáterin

Otros 22.170,58 euros se destinaron al pago del caché de los artistas que pasaron por el escenario, una treintena entre solistas y grupos. Así, el programa contó con las actuaciones -entre otros- de Manuel Carrasco, Vanesa Martín, Pastora Soler, Zenet, David DeMaría, Merche, Dorantes, Medina Azahara, Gemeliers y No me pises que llevo chanclas, figurando como artistas invitados Luz Casal, Sweet California y Diogo Piçarra.

El resto de conceptos es el siguiente: pantallas (15.999 euros), construcción de decorados (14.584,15), sonido (6.400), cátering de artistas (5.142), travelling robotizado (5.000), suelo (3.585), elaboración de fondos de pantallas (3.000), ticketing Fibes (2.499), selección de vestuario de presentadores (2.040), peluquería y maquillaje (1.522,50), acomodadores Fibes (1.462,50), azafatas (920,44), gastos de agencia de viajes (827,27), alquiler de vehículos (756,65), sastras (690) y agua para el equipo (296,72 euros).

La cadena autonómica sigue controlada por el PSOE y sin representación de Podemos, Cs ni Vox

El nuevo Gobierno andaluz no ha podido acometer aún la renovación de la RTVA, cuyo consejo de administración sigue controlado por el PSOE y continúa reflejando los resultados que depararon las elecciones autonómicas de 2008. Esa anomalía explica que ni Ciudadanos ni Podemos tengan representación en el órgano de gobierno de esta agencia pública empresarial y que PSOE y PP tengan sobrerrepresentación.

Su máximo responsable, Joaquín Durán ejerce de director de manera interina desde hace seis años y no se prevé a corto plazo su sustitución debido a la mayoría cualificada que se requiere para nombrar al máximo responsable -este cargo lo elige el Parlamento autonómico- y que el bipartito PP-Cs no tiene.

El 12 de marzo de 2013, el entonces director general de Canal Sur, Pablo Carrasco, anunció por sorpresa su dimisión, se creó el cargo de subdirector general y propuso a Durán para ocuparlo. Pocos días después, el consejo de administración delegaba en él las competencias y funciones de la dirección general con la aprobación de un decreto-ley que modificaba la Ley de la RTVA.

Moción ignorada

El 22 de octubre de 2015, el pleno del Parlamento andaluz aprobó una moción de Ciudadanos para reformar la ley a fin de reducir los miembros del consejo de administración de 15 a 7, entre otras medidas. La propuesta del grupo liderado por Juan Marín también buscaba la disminución de las retribuciones que los representantes de los partidos perciben en este órgano, sin que más de tres años después se haya avanzado en la materialización de aquella moción de “obligado cumplimiento” aprobada por la Cámara autonómica y que no apoyó el PP.

La radiotelevisión pública andaluza gestiona un presupuesto anual de casi 163 millones de euros, recibe más de 140 millones en fondos públicos cada ejercicio y emplea a unos 1.460 trabajadores. PP y Ciudadanos pretenden acometer una reforma profunda en Canal Sur y sentar las bases en esta legislatura del modelo de futuro, con las incógnitas de si ese plan incluirá un ajuste de plantilla y si el bipartito será capaz de alcanzar alianzas con otras fuerzas políticas en el Parlamento de Andalucía para lograr la mayoría cualificada que se requiere para renovar la dirección general.