Política

Vox: No era tan fiero como lo pintaban las encuestas

El partido de Abascal irrumpe en el Congreso con 24 escaños, representación muy por debajo de sus expectativas

logo
Vox: No era tan fiero como lo pintaban las encuestas
El presidente de Vox, Santiago Abascal, votando este domingo en Madrid.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, votando este domingo en un colegio electoral de Madrid. EFE

Resumen:

Vox se queda lejos del rango alto que pronosticaban las encuestas. El partido de extrema derecha ocupará 24 escaños en el Congreso de los Diputados en la nueva legislatura tras lograr más de 2,65 millones de votos, lo que se traduce en algo más del 10,2 % de los sufragios. Con todo, la formación considera un «milagro» haber obtenido este resultado sin haber participado en los debates televisivos y con un presupuesto económico irrisorio en relación con el de otros partidos: menos de un millón de euros, frente a los 14,5 millones del PSOE.

«¡Presidente, presidente!», jaleaban a Santiago Abascal los militantes y simpatizantes que esta noche se han reunido junto a la madrileña Plaza de Colón para el seguimiento de los resultados. «Para eso tenemos que esperar…», ha respondido el presidente de Vox. «La marea verde es imparable. Hoy es la primera etapa. Continuaremos el 26 de mayo», ha vaticinado el secretario general, Javier Ortega-Smith.

Vox pasa de cero a 24 diputados, sí. Pero el resultado dista mucho de los mejores augurios que se habían manejado durante la campaña electoral, cuando algunos sondeos atribuían al partido de extrema derecha hasta 52 diputados. Ello le hubiera dejado muy cerca de la tercera posición, escenario que no se ha producido: cuatro formaciones (PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos) han logrado más respaldo del electorado.

En su última macroencuesta electoral, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) vaticinaba que Vox obtendría el 11,9 % de los votos -casi dos puntos más de los cosechados- y entre 29 y 37 escaños. El pronóstico de Tezanos resultó fallido.

El partido de extrema derecha ha logrado en Andalucía, en cuyo parlamento regional irrumpió el pasado mes de diciembre, una cuarta parte de sus diputados

También sobredimensionó los resultados que ha tenido la formación de extrema derecha la consultora GAD3, la única firma que supo ver de forma anticipada la llegada de Vox al Parlamento andaluz hace cuatro meses. En su último sondeo para Abc, publicado el pasado 22 de abril, la empresa le daba una representación mínima de 30 escaños y máxima de 32 (11,4 %).

Los sociólogos que otorgaban a Vox un resultado mucho mejor del que finalmente ha obtenido justificaban esa previsión en la movilización que ha logrado en los actos de campaña y en el voto oculto, ése que no aflora en las encuestas demoscópicas pero que llenaría de papeletas con el logotipo del partido de Abascal las urnas el 28-A.

El precedente andaluz

Para ello invocaban el antecedente de las elecciones andaluzas celebradas el pasado mes de diciembre, cuando el radar de las encuestas -salvo honrosa excepción en el último momento- no detectó la irrupción de Vox. El partido obtuvo 12 diputados y su apoyo resultó determinante para la investidura de Juan Manuel Moreno Bonilla (PP), el primer presidente de la Junta de Andalucía de un partido distinto al PSOE merced a su pacto de gobierno con Ciudadanos.

A la espera de análisis más sosegados, la fuerza electoral que auguraban las encuestas a Vox y el precedente andaluz explican han tenido un cierto peso en el aumento de la participación: casi diez puntos más que en la cita de junio de 2016.

Andalucía, cuyo parlamento fue el primero en el que obtuvo representación, ha vuelto a ser un puntal en los resultados de Vox. La formación liderada por Abascal ha cosechado más votos en esta comunidad que en los recientes comicios autonómicos -611.220 (99,97 % del escrutinio) frente a 396.607-, respaldo que le ha permitido lograr seis de los 61 escaños en liza. En concreto, ha sacado un diputado en cada una de las provincias excepto en Huelva y Jaén.

La segunda comunidad en la que ha logrado más apoyos ha sido otro de los fortines hasta ahora del PP: Madrid. En vísperas de las elecciones autonómicas, Vox ha sumado en esta comunidad cinco diputados, tan sólo dos menos que los populares.

Logra escaños por 11 comunidades

Hay otras nueve comunidades por las que el partido de extrema derecha también ha conseguido diputados. Se trata de Valencia (3), Murcia y Castilla-La Mancha (2) y Aragón, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Baleares y Asturias, con uno. Sólo los candidatos por Canarias, Cantabria, Navarra, Galicia, La Rioja y el País Vasco no han logrado su objetivo.

Con el 98,77 % del escrutino, Vox no consigue senadores electos. Sí tendrá representantes en la Cámara Alta en la nueva legislatura por designación de aquellas Cámaras autonómicas en las que tiene grupo parlamentario, caso de Andalucía.