Política

Maduro ordena detener a Leopoldo López, refugiado en la embajada de España en Caracas

logo
Maduro ordena detener a Leopoldo López, refugiado en la embajada de España en Caracas
Leopoldo López, tras ser liberado.

Leopoldo López, tras ser liberado. EP

Resumen:

España está más implicada que nunca en la crisis de Venezuela. Leopoldo López, a quien el régimen chavista considera su enemigo número uno, está desde el 30 de abril en la residencia del embajador español en Caracas, y desde este jueves 2 de mayo pesa sobre él una orden de arresto, dictada por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, al servicio del dictador Nicolás Maduro. La orden de captura plantea un claro desafío de Maduro a España.

El Sebin, (servicio de inteligencia chavista) ahora dirigido por Gustavo González López, vigila la embajada de España y está encargado de capturarle en cuanto ponga un pie en la calle. Como ha denunciado la esposa de Leopoldo López, este servicio, comandado ahora por un fiel a Diosdado Cabello, Gustavo González López, ha allanado la residencia donde Leopoldo López cumplía arresto domiciliario.

Leopoldo López (Caracas, 1971) fue liberado el pasado 30 de abril el director general del Sebin, que luego dimitió y declaró su lealtad al presidente encargado, Juan Guaidó, quien le había indultado.

Junto a Guaidó llamó al levantamiento cívico militar esa jornada y a última hora acudió a la embajada chilena y luego a la residencia del embajador español en Caracas, Jesús Silva. Allí se encuentra junto a su familia en calidad de «huésped». No ha pedido asilo hasta el momento, según confirmaba su abogado, Javier Cremades, este miércoles, aunque podría pedirlo.

Entrar en la embajada sería una declaración de guerra y no creo que se vaya a dar», declara el padre de Leopoldo López

Según el letrado, López está en la residencia del embajador como un invitado, a salvo de las fuerzas de represión del régimen de Nicolás Maduro y bajo la protección que otorga la inmunidad de la legación diplomática”. Tiene libertad para comunicarse con el exterior y lanzar mensajes, lo que no podía hacer cuando estaba bajo arresto domiciliario.

Leopoldo López, que ha sido reconocido con el Premio Sajarov por el Parlamento Europeo, está considerado como «preso de conciencia» por Amnistía Internacional. «Entrar a la fuerza en la embajada sería una declaración de guerra y no creo que se vaya a dar», ha dicho el padre de López, Leopoldo López Gil, candidato a las elecciones europeas con el Partido Popular.

En el comunicado sobre esta decisión, el TSJ dice: «El Tribunal Quinto de Ejecución de Primera Instancia de la Circunscripción Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas revocó la medida de detención domiciliaria al ciudadano Leopoldo López por violarla flagrantemente, además de violar la medida referida a la condición relativa a pronunciamientos políticos por medios convencionales y no convencionales, nacionales e internacionales, demostrando con ello la no sujeción a las medidas».

La corte, leal al régimen chavista, ha emitido una «orden de aprehensión dirigida al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en contra del ciudadano Leopoldo López» para que «continúe cumpliendo su pena de 13 años de prisión».

La nota recuerda que López ha cumplido ya cinco años, dos meses y doce días de la pena, la última parte, desde julio de 2017 en arresto domiciliario. Previamente, estuvo tres años y medio en Ramo Verde en condiciones de represión y aislamiento severo, denunciadas en todo el mundo por su esposa, la también disidente Lilian Tintori.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha confirmado este jueves que Leopoldo López se encuentra en la embajada española en calidad de «huésped» y que no ha pedido asilo político, según informa la agencia Efe.

«De acuerdo con la legislación española, las demandas de asilo se tienen que producir en territorio español, por lo tanto el señor López no está como asilado, está simplemente como un huésped de la embajada hasta que se aclaren cuáles son los pasos a seguir», dijo Borrell en Ammán, donde se encuentra de visita.

Borrell añadió que el Gobierno no considera un «error» haber reconocido a Juan Guaidó como presidente interino, como ha hecho la mayor parte de la Unión Europea. Previamente, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, había señalado que en privado el Gobierno le había dicho que lo consideraban una equivocación.

El director general del Sebin, Manuel Ricardo Christopher Figuera, liberó a Leopoldo López, y declaró su lealtad al presidente encargado, Juan Guadió. En una carta dirigida al líder chavista, Nicolás Maduro, Manuel Ricardo Christopher Figuera explicaba que seguía siendo leal a la Constitución, pero no quería «seguir utilizando el nombre de Hugo Chávez en vano o beneficio de jugosos negocios».

No se puede vivir en la miseria en un país tan rico, esta generación que está en la infancia sufre un daño irreverible», dijo el responsable del Sebin que liberó a Lopez

«No se puede vivir en la miseria en un país tan rico, esta generación que está en la infancia, crecerá con las falencias que produce la mala alimentación y ese daño es irreversible», señalaba Manuel Ricardo Christopher Figuera en la misiva, que dio a conocer el 30 de abril.

Maduro ha nombrado en su puesto a Gustavo González López, quien estuvo en ese puesto hasta el pasado 8 de octubre. Las ONG defensoras de derechos humanos le relacionan con la muerte del opositor Fernando Albán, quien murió estando bajo custodia de funcionarios del servicio de inteligencia chavista. González López está considerado como un hombre de Diosdado Cabello, el número dos del régimen. Provea lo califica como «una amenaza para los derechos humanos».

El comunicado del TSJ destaca que es «un hecho público, notorio y comunicacional la violación por parte de Leopoldo López de la medida de detención domiciliaria, al aparecer y declarar en medios de comunicación masivos» tras su liberación.

Leopoldo López, mentor político de Juan Guaidó, estuvo junto al presidente encargado en la convulsa jornada del 30 de abril. Acompañados de efectivos militares, y respaldados por funcionarios del Sebin y su director general, acudieron a la base aérea de La Carlota. En las inmediaciones, en el Distribuidor Altamira, llamaron a las Fuerzas Armadas y a la población a levantarse para deponer al dictador Nicolás Maduro.

Después de horas de confusión, el régimen hizo público que seguía controlando a la cúpula militar. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, difundió un vídeo en el que remarcaba su lealtad a Maduro y el líder chavista aseguró que la «escaramuza golpista» había fracasado.

Este jueves se ha sabido que Leopoldo López, su esposa Lilian Tintori, y su hija menor de 15 meses acudieron a la embajada chilena, en primer lugar, donde se encuentra su número dos, Freddy Guevara. Debido a razones personales, según reveló el ministro chileno de Exteriores, Roberto Ampuero, salieron de esta legación para hospedarse en la residencia del embajador español, Jesús Silva.

España ha concedido la nacionalidad a los padres de López, Leopoldo López Gil y Antonieta Mendoza de López, quienes viven en Madrid. Lilian Tintori tiene doble nacionalidad venezolana e italiana. En declaraciones a EL INDEPENDIENTE, el embajador del presidente encargado Juan Guaidó en España, Antonio Ecarri, aseguraba que Leopoldo López, «esté donde esté, siempre será un quebradero de cabeza  para Maduro».

Lilian Tintori ha denunciado cómo funcionarios del Sebin han allanado su residencia. Por esa razón se hospedan en la residencia del embajador español desde el último día de abril. «Sabían que Leopoldo no estaba aquí y han entrado y han robado», decía Tintori a los medios españoles en Caracas.

El Gobierno español reconoció al presidente encargado, Juan Guaidó, ocho días después del ultimátum lanzado por la mayoría de países de la Unión Europea a Nicolás Maduro para que convocara elecciones libres, tras denunciar la Asamblea Nacional de Venezuela la usurpación del poder ejecutada por el dictador.

Maduro convocó elecciones presidenciales, consideradas fraudulentas por la mayor parte de la comunidad internacional, en mayo pasado. Asumió ante el Tribunal Supremo, al rechazar su reelección la Asamblea Nacional. Desde el 23 de enero, Juan Guaidó es el presidente encargado de Venezuela con una hoja de ruta basada en el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres.

La liberación de Leopoldo López ha sido una muestra de fuerza de Juan Guaidó, ya que estuvo apoyado por el máximo cargo del Sebin, quien facilitó la salida del opositor de su residencia. El número dos del régimen, Diosdado Cabello, había retado a Guaidó a que liberara a su mentor para demostrar que tenía realmente poder.

El embajador de España, Jesús Silva, fue uno de los que acudió a recibir a Juan Guaidó al aeropuerto de Maiquetía cuando regresó de su gira por varios países de Latinoamérica, una semana después de que fracasara el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela, desde Colombia y Brasil. Ahora España, que mantiene un fuerte vínculo con Venezuela, que acogió a miles de emigrantes tras la guerra civil, tiene bajo su manto protector a Leopoldo López, un icono de la lucha por las libertades.