Desde España se mira a Venezuela con especial atención. Miles de venezolanos se han establecido aquí en los últimos cinco años y miles de españoles cruzaron el Atlántico hace décadas en busca de una vida mejor. Lo sabe bien Antonio Ecarri Bolívar, embajador del presidente encargado, Juan Guaidó, en nuestro país desde hace dos meses y medio. Hasta mediados de febrero Ecarri (Carabobo, 1949) era diputado en la Asamblea Nacional por el partido Acción Nacional. El gobierno español le ha reconocido como representante especial de Juan Guaidó, a quien ve como idóneo para encauzar la vía democrática, si bien mantiene las relaciones diplomáticas con la Venezuela de Maduro. En la embajada española en Caracas está desde la madrugada del miércoles el emblemático opositor Leopoldo López, indultado por Guaidó y liberado por efectivos del Ejército. El embajador Ecarri asegura que, esté donde esté, López será «un quebradero de cabeza para el régimen».

Pregunta.- ¿Cómo ha vivido la intensa jornada del 30 de abril? Comenzó el día con la liberación del opositor Leopoldo López, mentor político del presidente Guaidó. Juntos llamaron a la población y a las Fuerzas Armadas a sublevarse «para poner fin a la usurpación» de Maduro.

Respuesta.- Con mucha preocupación porque está en juego la vida de los venezolanos por el riesgo que significa enfrentarse a una dictadura oprobiosa y represiva. Lo que está claro es que de aquí en adelante la situación ha cambiado de forma drástica. Es el primer quiebre de unas Fuerzas Armadas que los usurpadores se ufanaban en decir que eran monolíticas. Ha quedado demostrado que todavía quedan reservas morales en los cuadros medios y entre los soldados.

Hoy miércoles 1 de mayo están convocadas nuevas marchas. Aspiramos a que haya elecciones libres. Es una aspiración que comparten los venezolanos con la mayoría de los países del mundo que nos han mostrado su apoyo.

P.- ¿Usted sabía que estaba en marcha esta fase de la Operación Libertad?

R.- No lo sabíamos, pero presumíamos que podía ocurrir en cualquier momento. Cuando se cierran los caminos democráticos, por algún lado revienta el deseo de cambio. El rechazo del gobierno usurpador a convocar elecciones libres lleva a esto. No sabemos hasta dónde pueden ir en su cerrazón.

Los venezolanos, que tienen inoculada la savia democrática, no van a volver a sus casas hasta que cese la usurpación»

P.- ¿Es un punto de no retorno?

R.- Así es. Los venezolanos, que tienen inoculada en sus venas la savia democrática, no van a volver a sus casas hasta que no cese la usurpación. Cada vez será peor, si no ceden.

P.- Sin embargo, tras horas de silencio, el líder chavista, Nicolás Maduro, aseguraba en la madrugada española que lo que denomina «escaramuza golpista» había sido neutralizada. ¿Usted tiene otra información?

R.- El único golpista es él. Mantiene un golpe de estado continuado. Es Maduro quien se ha autoproclamado cuando se juramenta ante el Tribunal Supremo. Lo que vimos el martes no es un golpe de estado sino de un llamado de las fuerzas civiles y militares para que cese la usurpación y se respete la Constitución.

Maduro venía diciendo que todo está bajo control y que las Fuerzas Armadas eran monolíticas, pero no es así. Cada vez será mayor la incorporación de las Fuerzas Armadas al movimiento cívico militar. Los altos cargos no ven salida porque están inmersos en delitos de narcotráfico y lesa humanidad. La cúpula se obstina en cerrar los caminos de cambio.

La represión no se ha llevado a cabo por parte de los componentes militares. Se negaron a salir a reprimir. Los colectivos armados tampoco salieron a actuar contra la población. Cada vez están más aislados. En cualquier momento vamos a tener muy buenas noticias.

P.- El presidente, Juan Guaidó, ha llamado a seguir en las calles de forma permanente. Ha saludado este 1 de mayo desde su Twitter con un contundente: «Seguimos con más fuerza que nunca, Venezuela». Hasta ahora la población le ha secundado. Pero los militares parecen más reacios. ¿Con qué apoyo real cuenta en el Ejército?

R.- Los altos mandos no tienen mando. Por eso la represión ha sido menor. Los mandos medios y bajos ya no obedecen a la cúpula militar. Esa élite está implicada en casos de corrupción, narcotráfico y crímenes de lesa humanidad. Pero los soldados padecen las mismas calamidades, el mismo hambre, que el pueblo. Quieren que haya un cambio.

P.- El martes ya hubo un centenar de heridos y al menos un muerto en La Victoria. ¿Crece el riesgo de un mayor derramamiento de sangre?

R.- Esperemos que no sea así, que la locura no siga rondando en las mentes de estos desalmados, que no encuentren eco en la élite militar. No se sabe nunca lo que puede pasar. Las insurrecciones populares se sabe cómo comienzan pero no cómo terminan.

La liberación de Leopoldo López ha sido la primera demostración del resquebrajamiento de las Fuerzas Armadas. Salió gracias a ellas»

P.- Fue una gran sorpresa que Leopoldo López, condenado a más de 13 años de cárcel por el régimen chavista, en arresto domiciliario, fuera liberado. En febrero pasado el número dos del régimen, Diosdado Cabello, retó a Guaidó a que lo hiciera, si realmente era el presidente del país. Ver a Leopoldo en La Carlota animó a la población y lanzó una señal de victoria. Pero al final del día primero ha ido a la embajada chilena como huésped y luego a la residencia del embajador, Jesús Silva. ¿Sabe si va a pedir asilo en España?

R.- La liberación ha sido la primera demostración del resquebrajamiento de las Fuerzas Armadas. Salió gracias a ellas. Lo liberaron militares. No hay quien mande ni quién obedezca. Este hecho lo demuestra de forma clara.

Aún no sé si va a pedir asilo. Sabemos que estuvo en la legación chilena y que ahora permanece en la española, junto a su esposa Lilian Tintori. Hablaremos en el curso del día con Leopoldo López y con la embajada española. Es una decisión personal.

P.- España reconoce al presidente encargado Juan Guaidó pero mantiene las relaciones diplomáticas con la Venezuela de Maduro, y eso incluye que sigue en España su embajador, Mario Isea. ¿Plantea la presencia de López en la legación en Caracas un problema para España?

R.- Para nada es un problema. La institución del asilo para España y para la Venezuela democrática es sagrada.

P.- ¿No es una señal de derrota que Leopoldo López busque protección del exterior?

R.-  El primer deber de todo dirigente es preservar la vida. Especialmente si se trata de un activo tan importante como Leopoldo López. Ya ha sufrido bastante en las mazmorras del régimen. Es una cuestión preventiva. Esté donde esté Leopoldo va a ser un dolor de cabeza para el régimen.

P.- ¿Ha hablado usted con la familia de López, su padre Leopoldo? ¿Cómo ve la situación la familia?

R.– Estoy en contacto con su madre, Antonieta Mendoza de López, una mujer de un temple increíble. Está llena de esperanza.

Si el régimen detuviera a Juan Guaidó, sería su puntilla porque la indignación de los venezolanos sería enorme»

P.- Maduro ha remarcado que no habrá impunidad. El riesgo de que Guaidó acabe en prisión aumenta. Si eso sucediera, el golpe en sus seguidores sería demoledor. ¿Se adelantó la Operación Libertad por temor al arresto del presidente encargado, como apuntan algunas informaciones?

R.- Sería un golpe demoledor, sobre todo, para el régimen. Puede ser la puntilla para Maduro si tomara un decisión de esta naturaleza. Habría una enorme indignación entre los venezolanos.

El adelanto no fue producto de una decisión personal. Es un tema complejo que tiene que ver con la indignación de las Fuerzas Armadas. Liberaron a un preso político y esa acción había que secundarla.

P.- ¿Cómo evalúa la reacción de la comunidad internacional? Hemos visto un gran respaldo de Estados Unidos y del Grupo de Lima, pero Rusia puede haber frenado la salida de Maduro.

R.- Hay naciones que usufructan de los negociados de la corrupción del régimen y se ponen a su lado. Cada vez menos. La gran mayoría de los países del mundo han respaldado a Guaidó. Quiero agradecer al Gobierno de España la ratificación del apoyo a Guaidó y el hecho de que no reconozcan a Maduro.

P.- ¿Le pareció suficiente la declaración del Gobierno español?

R.- Hay un detalle que puntualizaría. Es imposible que se convoquen elecciones libres de forma inmediata con los usurpadores en el poder. Así nosotros quisiéramos hacerlo el poder pondría en proceso a su favor. Las elecciones deben tener las debidas garantías de independencia del Consejo Nacional Electoral, el árbitro. Exigimos elecciones libres, pero no una farsa electoral más.

La intervención humanitaria multilateral debería hacerse lo más pronto posible porque el tiempo en Venezuela se mide en cadáveres»

P.- ¿Cree que ha llegado el momento de que se plantee una intervención humanitaria multilateral?

R.- Hace ya algún tiempo que se debería haber intervenido de acuerdo al orden público internacional para que llegue la ayuda humanitaria, necesaria. El tiempo de Venezuela no se mide en días ni en horas, sino en cadáveres. Es la realidad. Se trata de una crisis humanitaria compleja que cada vez se agudiza más. El orden público internacional ha de prevalecer sobre la soberanía. Estoy a favor sin duda y espero que se lleve a cabo lo más pronto posible. Han de unirse Europa y América en esta misión. Es urgente. Cuando un país se opone ayuda humanitaria, ha de ser por las buenas o malas. Se trata de la vida de seres humanos.

P.- En caso de que fracase este pulso de Guaidó contra el régimen es previsible mayor represión y mayor repliegue de régimen. ¿Ha calibrado este riesgo la oposición?

R.- Es un régimen moribundo, sin fuerzas ni para reprimir. No tiene futuro. Estamos viviendo los últimos días. En cualquier momento va a resurgir la libertad y la democracia. Lo mejor para Maduro sería salir del país.

P.- El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo el martes que Maduro estaba dispuesto a volar a La Habana pero que Rusia le presionó para que no lo hiciera.

R.- Es posible que así fuera. Muchos países aliados son negociantes y temen que su deuda no la pague el nuevo gobierno porque no ha sido aprobadas por la Asamblea Nacional. Los rusos temen que no sea posible recuperar ese dinero y por eso tratan de que no salga Maduro antes de dejar claro cómo y quién les va a pagar.

P.- Usted lleva dos meses y medio como representante del presidente encargado Juan Guaidó en España. ¿Cómo evalúa este periodo? ¿Ha podido entrevistarse ya con el ministro Borrell? ¿Le han contestado a su demanda de congelación de activos de dirigentes chavistas?

R.– Ya se han tomado algunas decisiones desde el punto de vista de la Fiscalía. Estamos aportando datos a la Fiscalía para que los corruptos que tratan de establecerse aquí como si fuera un paraíso fiscal no lo logren. Esos fondos los necesita el pueblo venezolano. Aún no hemos hablado con el ministro, Josep Borrell, pero sí lo hemos hecho con gran cordialidad con el secretario de Estado, Juan Pablo de la Iglesia, y su equipo, que sigue de cerca la situación en Venezuela.

P.- Usted nos decía al llegar a nuestro país que a España le corresponde liderar la causa de la libertad en Venezuela en Europa. ¿Lo está haciendo? ¿Espera cambios con el nuevo gobierno fruto de las elecciones del 28-A?

R.- Del nuevo gobierno espero que continúe la solidaridad, reflejo del deseo de la sociedad española, que es la que impulsa las decisiones políticos. Lo agradecemos muchísimo. Es la reciprocidad de un pueblo que sabe que el venezolano le abrió las puertas en el pasado.

No toleramos que se diga que estamos en tratos con Estados Unidos para entregarle nada. Somos un país soberano»

P.- Usted tuvo ocasión de entrevistarse con el enviado especial de EEUU para Venezuela.

R.- Nos trasladó la solidaridad de la democracia de EEUU con la venezolana. Le ratificamos que estábamos de acuerdo con las sanciones a los funcionarios corruptos en Venezuela y que continuara la presión contra Cuba. Esa es la verdadera invasión. Nos garantizó que harían lo posible para todo el mundo saque las manos de Venezuela.

P.- Los defensores de Maduro dirán que es EEUU quien tiene las manos en Venezuela.

R.- La relación de EEUU con Venezuela siempre ha sido de respeto con los gobiernos democráticos. Fueron estos gobiernos los que nacionalizaron la industria del petróleo y del hierro, de EEUU, y no hubo confrontación.  No toleramos que se diga que estamos en tratos con EEUU para entregarle nada. Somos un país soberano. Abrimos Venezuela a la inversión extranjera para reconstruir el país. Venezuela ya fue la nación más prospera y lo volveremos hacer. Vamos a recuperar Venezuela.

P.- A medio plazo, ¿cómo ve su futuro? ¿Seguirá en España si Venezuela emprende el camino hacia la democracia?

R.- La aspiración de todos los venezolanos es volver a Venezuela. Más que un diplomático, soy un soldado de la causa democrática. Donde digan que vaya allá voy para defender la democracia de Venezuela y en toda América Latina.