El anuncio de la visita de Albert Rivera junto a Maite Pagazaurtundua a Ugao-Miraballes (Vizcaya), pueblo natal de Josu Ternera, no ha sentado precisamente bien al ala nacionalista. Ciudadanos pretende celebrar allí un «acto de desagravio» hacia las víctimas del terrorismo, una decisión que tomaron después de que cientos de personas secundaran la manifestación que la izquierda abertzale había convocado para reclamar la puesta en libertad del ex jefe político de ETA.

Sobre la visita se ha pronunciado el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, quien, teniendo como contexto el episodio de tensión vivido en Rentería (Guipúzcoa) durante un mitin del partido en el marco de la campaña del 28A, ha acusado a Rivera de «indignidad» y de querer acudir a Miraballes «a montar el lío» y a utilizar «una vez más de manera farisaica a las víctimas del terrorismo» para buscar «votos en España».

A las declaraciones de Ortuzar se ha enfrentado este miércoles Rivera, quien a través de un mensaje en Twitter, ha respondido que «lo indigno es consentir homenajes a etarras como hacen los nacionalistas como usted».

El presidente de Ciudadanos ha apostado también este martes por cambiar la ley de víctimas para que se prohíban los homenajes a terroristas y ha afirmado que no le da la gana que haya sitios a los que no se pueda acudir porque sean «los pueblos de los etarras».

En una entrevista en la cadena Cope, Rivera ha declarado ser «un enamorado de la libertad» y ha considerado una «vergüenza» los homenajes a terroristas como el que se hizo a Ternera, detenido hace unos días.

«No me da la gana. Ha matado a niños. No me da la gana que haya pueblos que no se puedan pisar porque sean sus pueblos» ha destacado. «Si ser provocador es defender la democracia que me apunten en la lista de provocadores porque la voy a defender siempre», ha añadido.