Política

Sánchez consigue rebajar las exigencias de Iglesias: "Ya no habla de una coalición"

Lastra no aclara qué significa un "Gobierno de cooperación" y celebra la voluntad de acuerdo tras las tensiones con Podemos

Adriana Lastra: "Es un error pensar que el peligro de la extrema derecha ha pasado; el 26M el riesgo se multiplica".

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. EFE

El PSOE empieza a «desbrozar» el todavía impracticable camino hacia la investidura de Pedro Sánchez. Su primera reunión, con Pablo Iglesias, ha cumplido el objetivo: el líder de Podemos ha rebajado sus exigencias y ya no habla de una coalición como hacía ayer mismo, sino que acepta la denominación de «Gobierno de cooperación» que, de momento, no significa nada nuevo, sino que mantiene la propuesta socialista: gabinete monocolor con independientes propuestos por Podemos. De momento, Sánchez ha desbloqueado ese primer candado de Iglesias, el de la terminología, y ha sido el propio Iglesias el encargado de anunciar esa fórmula.

Esa rebaja en las exigencias y el discurso de Iglesias es una victoria para el PSOE, que asegura que la entrada en el Ejecutivo de dirigentes de Podemos «resta» apoyos a la investidura en vez de sumarlos, como expuso el lunes el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos. «Han hablado mucho y a otros grupos políticos no les ha gustado la idea de tenerlos como ministros», explican fuentes socialistas. Esa nueva alianza Frankenstein que pasa por la unión de numerosos grupos minoritarios, nacionalistas y regionalistas, junto a PSOE y Podemos es el plan B del candidato socialista, que no renuncia a la opción de convencer a Ciudadanos o a PP para que se abstengan en la investidura.

La portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, no ha sabido aclarar en qué consistiría un «Gobierno de cooperación» y a preguntas de los periodistas sólo ha concretado que se trata de «buscar fórmulas para gobernar la complejidad». La dirigente socialista ha insistido en la «satisfacción» por el resultado de la reunión y ha destacado las coincidencias programáticas y la colaboración entre las dos fuerzas políticas durante la anterior legislatura.

«Se trata de conformar un Gobierno plural, abierto, integrador, incluyente, representativo de diferentes sensibilidades y personalidades de distintos ámbitos», ha asegurado Lastra, antes de congratularse por la vía abierta para «explorar esa posibilidad en las próximas semanas». «Lamentablemente no sumamos, no es una cuestión de voluntad política, sino de aritmética. El Gobierno de cooperación nos permite explorar la posibilidad de un Gobierno integrador, incluyente, no cerrado como uno de coalición. Permítannos que seamos novedosos e innovadores porque la aritmética parlamentaria nos permite explorar otras fórmulas», ha explicado.

Para engrasar la relación con Podemos, Lastra ha destacado cómo la izquierda está demostrando «que sabe entenderse», como ha quedado patente en la colaboración que han mantenido desde la llegada a La Moncloa de Sánchez tras la moción de censura y que ha servido para «mejorar la vida de los españoles», con medidas como la subida de las pensiones, la recuperación de la sanidad pública universal o la eliminación del impuesto al sol, ha mencionado.

En su opinión, PSOE y Unidas Podemos tienen «los mejores mimbres», como son «la experiencia previa y las ideas» para alcanzar también un acuerdo de cara a la formación de Gobierno que les permita seguir desplegando una «agenda progresista» basada en los cuatro ejes programáticos que ha propuesto Sánchez: lucha contra el cambio climático, digitalización de la economía, el combate contra la desigualdad y el fortalecimiento de la Unión Europea.

Tras despejar el camino con Iglesias, Ábalos y Lastras negociarán a partir de mañana la viabilidad de ese «Gobierno de cooperación» con el resto de grupos parlamentarios. El secretario de Organización del PSOE se reunirá por la mañana con PNV y Compromís, y por la tarde con Coalición Canaria y UPN. El jueves, la portavoz mantendrá encuentros con ERC y JxCat. De momento no está previsto que haya contactos con EH-Bildu ni con Vox.

Te puede interesar

Comentar ()