Política

Sánchez se retrata: "Llevamos doce meses gobernando con Unidas Podemos"

Pedro Sánchez este jueves a su llegada al Consejo Europeo en Bruselas. EFE

Pedro Sánchez se ha vuelto a mostrar confiado en que Unidas Podemos votará a favor de su investidura en la primera quincena del mes de julio. En una rueda de prensa este viernes en Bruselas, el presidente en funciones y candidato socialista ha insistido en pedir a PP y Cs su abstención para seguir gobernando con Podemos.

«Llevamos doce meses gobernando con Unidas Podemos», ha asegurado Sánchez, que ha recordado que esa colaboración ha tenido como fruto la subida del salario mínimo interprofesional, la universalización de la sanidad pública y un proyecto de Presupuestos que fue tumbado por independentismo catalán, entre otras medidas. «Hay una agenda compartida de contenidos, de política y de políticas», ha insistido el presidente, que ha reiterado que ambos partidos no alcanzan la mayoría absoluta.

«Y por tanto estamos planteando un Gobierno de cooperación en tres ámbitos: parlamentario, de acuerdo programático y de cooperación institucional. Unidas Podemos tiene todo el derecho a verse representado en el ámbito de la administración pública», ha reconcido el presidente, que ha considerado su oferta a Pablo Iglesias como una «propuesta razonable, sensata y ambiciosa». «Espero contar con su apoyo para la investidura», ha añadido.

A pesar del rechazo que causa en el PP y en Ciudadanos la entrada de Podemos en el Gobierno, el candidato socialista ha vuelto a pedir su abstención en la investidura, cuyo éxito ha considerado un «responsabilidad compartida». «Quiero pedir a aquellos partidos que hablan de la responsabilidad y del sentido de estado que ejerzan esa vocación», ha reclamado el presidente, que ha insistido en que «no hay alternativa» a un Gobierno socialista, esta vez sin mencionar la posibilidad de que se repitan elecciones.

A preguntas de los periodistas, el presidente ha evitado pronunciarse sobre el apoyo o la abstención de fuerzas como Esquerra Republicana de Cataluña o Bildu a su investidura y ha defendido que Navarra siga siendo una autonomía independiente, a pesar de las pretensiones del nacionalismo vasco de anexionarla a Euskadi. «El PSOE es un partido constitucionalista, que cumple y hace cumplir la ley y la Constitución. Hemos defendido siempre la foralidad de Navarra y lo vamos a seguir haciendo», ha asegurado.

Sin esperanzas en la abstención de PP y Cs

La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, ha admitido este viernes que no cree que PP y Ciudadanos estén esperando a que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, les haga una oferta a cambio de que faciliten su investidura, porque si quisieran obtener alguna contrapartida ya la habrían planteado, si no en público al menos «en privado».

«No creo que ni PP ni Ciudadanos estén esperando ninguna oferta por parte del Gobierno porque si la hubieran esperando, la habrían formulado, no digo en público, a lo mejor en privado. No creo que ése sea el tema», ha reconocido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, recogida por Europa Press.

Preguntada si el Gobierno prefiere una investidura fallida a sacarla adelante con la abstención de los partidos independentistas, Celaá ha incidido en que el candidato a la investidura «sólo va a mantener un diálogo dentro de la Constitución», si bien la portavoz ha evitado dar detalles sobre las conversaciones que los socialistas puedan estar manteniendo con ERC, cuya abstención sería suficiente para que Sánchez tenga más votos a favor que en contra en segunda votación, siempre y cuando cuente con el respaldo de Unidas Podemos, PNV, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria.

Celaá ha reiterado que el Ejecutivo no quiere que la gobernabilidad de España dependa de los votos independentistas pero también ha resaltado que hay otras fuerzas con «cuota de responsabilidad» para impedirlo, en una clara alusión a PP y Ciudadanos.

Fuentes del Gobierno admiten el escenario de que la investidura salga adelante con los votos de ERC, pero en ese caso, subrayan, la decisión de abstenerse sólo se podrá atribuir a ERC, y en ningún caso será responsabilidad del Ejecutivo.

La portavoz no ha dado pistas sobre la fecha del debate de investidura, más allá de confirmar la intención del candidato de intentarlo en «julio». Tampoco ha podido precisar si la oferta hecha a Unidas Podemos para que ocupen cargos intermedios en la Administración, pero fuera del Consejo de Ministros, es la definitiva. «Las negociaciones siguen hasta el momento en que se tiene que tomar la decisión final», se ha limitado a señalar.

Comentar ()