Política

Casado mantendrá a sus cabezas de lista con Álvarez de Toledo por Barcelona

Maroto no concurrirá a las elecciones del 10-N para seguir de senador por Sotosalbos

El líder del PP ha decidido no abrir el melón de las candidaturas electorales de cara a los comicios del 10-N y, evitar, con ello, nuevos incendios. Así, en Barcelona repetirá Cayetana Álvarez de Toledo después de sopesarse su salto a la lista de Madrid para garantizar su reelección. Ella misma había expresado su deseo de continuar al frente de Barcelona y asó lo quería la dirección del PP catalán. Este jueves ha señalado en una reunión plenaria de diputados y senadores populares que esperaba contar con toda su ayuda «para los que como yo vuelven a presentarse por Cataluña», territorio complicadísimo para los populares y en el que sólo consiguieron el escaño de la actual portavoz del Grupo.

Casado ha encomendado a sus parlamentarios un plan de campaña

Pablo Casado ha reunido a sus parlamentarios no tanto para dar el pistoletazo de salida de la campaña del 10-N, que también, como para tranquilizarles. Les ha comunicado antes de su intervención en abierto a los medios de comunicación que «se mantienen todos los cabezas de lista», lo que significa que en los puestos siguientes de las candidaturas tampoco habrá convulsiones. Cumplido ese objetivo, les ha encomendado un plan de campaña desde ya mismo y que se coordinen con Génova, donde el próximo lunes echará a andar la campaña popular.

Álvarez de Toledo es la única parlamentaria catalana del Partido Popular en Madrid, tanto del Congreso como del Senado. Los populares se dejaron por el camino nada menos que cinco diputados, un hundimiento que a punto estuvo de convertirles en «extraparlamentarios». Por eso hay a quien le parece que volver a repetir por la Ciduad Condal suponía asumir un riesgo innecesario.

Maroto sigue de senador

Quien, en cambio, no concurrirá a las elecciones generales del 10 de noviembre es Javier Maroto, aunque no se quedará sin acta de parlamentario. Conservará la que tiene como senador por designación del Parlamento de Castilla y León, después de empadronarse en el pequeño municipio de Sotosalbos (Segovia), de 113 habitantes. Y también seguirá como miembro de la Diputación Permanente de la Cámara Alta, a pesar de la disolución de las Cámaras, en calidad de portavoz del Grupo Popular.

Fuentes populares admiten que después de la «pirueta» de forzar su nombramiento como senador autonómico obligando a su empadronamiento para acreditar, al menos, vecindad castellanoleonesa, «ahora toca ser coherentes. Una vez hecha, hay que seguir con todas sus consecuencias». Los mismos medios aseguran que el que fuera vicesecretario de Organización popular «se ha instalado en Sotossalbos y va y viene a Madrid. También está allí los fines de semana». En buena medida ha pasado página de su anterior ejecutoria en el PP vasco, territorio donde llegó a ser alcalde de Vitoria y de los primeros, por ejemplo, de su partido en abrir un registro de parejas de hecho en el consistorio.

En el PP vasco confirman que no volverá a encabezar la lista por Álava al Congreso. «No tendría un pase», argumentan para agregar que si bien la decisión de hacerle senador por un territorio con el que no tenía ningún vínculo «tiene un desgaste, él ha asumido un compromiso» y, además, «no es un senador cualquiera», al ser portavoz del Grupo.

Maroto no salió elegido diputado por 383 votos, que sí dieron el escaño a Bildu. Y aunque ahora creen que es más que posible recuperar esa representación perdida en el País Vasco en caso de confirmarse los sondeos que apuntan a una sensible recuperación electoral del PP el 10-N, otra persona encabezará la lista alavesa. Por el momento no se barajan nombres, pero ésta será una de las candidaturas que habrá que cambiar a la espera de saber en quién está pensando Génova.

Pablo Casado tiene además huecos apreciables en la candidatura madrileña con la que se presentó a las elecciones generales del 28 de abril pasado. Su número cuatro, el economista Daniel Lacalle, no llegó a coger si quiera su acta de diputado, mientras que la número seis y ex vicesecretaria del partido, Andrea Levy, es ahora la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid con José Luis Martínez Almeida. También tendrá que pensar en un nuevo cabeza de lista para una circunscripción como Cuenca tras el abandono del ex ministro de Justicia Rafael Catalá.

Te puede interesar

Comentar ()