Política

Fernando de Páramo se suma a Rivera y Girauta y anuncia su retirada de la política

El núcleo duro de Albert Rivera queda desdibujado en el futuro de Ciudadanos tras el abandono de la política de Páramo, Girauta y el propio Albert; y el paso al lado que ha dado José Manuel Villegas al frente de la nueva dirección del partido, que se elegirá en marzo

El ya ex secretario de Comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo EUROPA PRESS

Jueves negro en Ciudadanos. El secretario de comunicación y estratega del partido, Fernando de Páramo, se une a la sangría de dirigentes que dejan su cargo y comunica, a través de una carta, que abandona la política y deja su escaño en el Congreso de los Diputados, igual que lo hicieran el ex presidente del partido, Albert Rivera, y el ex diputado y ex miembro del núcleo duro naranja, Juan Carlos Girauta.

En el escrito, que comienza confirmando su salida de la vida pública, señala que «de los éxitos se aprende, y de las derrotas todavía más» en referencia a la debacle electoral que casi sentenció a Ciudadanos a muerte el pasado 10 de noviembre.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

«Cierro una etapa, ha sido un honor y un orgullo servir a los españoles», ha apuntado Páramo, tan sólo minutos después de que José Manuel Villegas anunciase en una entrevista en Telemadrid que abandonará la dirección de Ciudadanos tras el congreso extraordinario de marzo, sin desvelar, eso sí, cuál será su futuro político tras la designación de la nueva Ejecutiva que todo apunta a que liderará Inés Arrimadas.

Fernando de Páramo llevaba desaparecido prácticamente desde que se conociesen los resultados electorales el pasado 10 de noviembre, de los que sólo se han manifestado públicamente José Manuel Villegas como secretario general en funciones e Inés Arrimadas, como actual portavoz parlamentaria.

«El próximo lunes cumpliré 32 años. De los éxitos se aprende y de las derrotas todavía más. Después de una docena de campañas electorales y cinco años intensos con aciertos y también con errores, con alegrías y con alguna tristeza, de todo ello me llevo un aprendizaje inmenso que me acompañará siempre más allá de la política», escribe en su despedida.

El ya ex secretario de Comunicación era uno de los 10 diputados que habían sobrevivido al batacazo en las urnas de Ciudadanos, que iba como número dos en la lista por Barcelona. Páramo no recogerá su acta como diputado, por lo que entraría en el Congreso José María Espejo, que se quedó sin representación el pasado 10-N.

Igual que lo hiciera Villegas, Páramo ha apuntado a Inés Arrimadas como candidata idónea para reflotar el proyecto naranja. «Es la mujer más valiente que he conocido», ha aseverado en el escrito, cuya dirección será «clave y decisiva» en un momento «de incertidumbre, de división y de preocupación para muchos españoles».

Una dirección renovada

La salida de la Ejecutiva de Villegas y el abandono de la política de Páramo o Girauta supone la composición de una dirección radicalmente nueva que saldrá elegida oficialmente el próximo mes de marzo.

Ciudadanos se encuentra ahora inmerso en un proceso de primarias que no culminará hasta dentro de cuatro meses, tal y como recogen los estatutos naranjas. El primer paso será la celebración el próximo 30 de noviembre de un Consejo General en que los aproximadamente 160 miembros tendrán que aprobar los nombres que compongan una gestora que llevará las riendas del partido hasta la consolidación de la nueva dirección, una lista propuesta por el ahora máximo mandatario orgánico en Ciudadanos, Manuel García Bofill.

Además, de la cita del próximo sábado saldrá la fecha oficial del congreso extraordinario, cuando se formará la nueva Ejecutiva del partido, pasando previamente por un proceso de primarias que se celebrarán unos 15 días antes, a las que actualmente sólo concurre Inés Arrimadas. La portavoz parlamentaria naranja ha confirmado su intención de «hacer cambios estructurales» en el partido que espera liderar «si mi proyecto resulta elegido», y lo hará sin las, hasta ahora, tres piezas claves del partido.

Por tanto, no será hasta después del 10 de marzo cuando se conozca no solo la nueva cara que estará al frente de Ciudadanos tras la dimisión de Albert Rivera por la debacle electoral, sino el nuevo núcleo duro encargado de la estrategia y el rumbo del partido en un contexto clave.

Hervías, en el punto de mira

La salida de dos de los hombres fuertes de Rivera y encargados de la estrategia que ha precipitado a Ciudadanos al vacío de la futura toma de decisiones del partido pone en el punto de mira a otros responsables del descalabro, entre ellos el secretario de Organización Fran Hervías, del que agrupaciones y dirigentes territoriales ya piden la cabeza.

Por el momento, la única reacción vinculada a la continuidad de Hervías ha sido una campaña orquestada desde la dirección en redes sociales en apoyo al dirigente naranja para acallar a voces críticas que exigen su dimisión.

Distintos cargos y afiliados naranjas se lanzaron desde el martes por la tarde a publicar mensajes en Twitter en apoyo al secretario de Organización. Hervías ha sido parte fundamental del núcleo duro de Rivera que, con la salida de Villegas, Páramo y Girauta, empieza a desdibujarse en el incierto futuro naranja.

Comentar ()