Política REMODELACIÓN EN EL MINISTERIO DEL INTERIOR

Los guardias civiles celebran el cese de Azón: "El peor director general tras Roldán"

Asociaciones profesionales consideran “nefasta” la etapa del director general y tienden la mano al nuevo equipo para recuperar el diálogo / El pago del tercer tramo de la equiparación salarial, entre las prioridades para los agentes

Grande-Marlaska, flanqueado por Ana Botella y Félix Azón, en un acto conmemorativo de la Guardia Civil.

Grande-Marlaska, flanqueado por Ana Botella y Félix Azón, en un acto conmemorativo de la Guardia Civil. M. INTERIOR

Las asociaciones profesionales de la Guardia Civil han valorado positivamente la destitución de Félix Azón como director general y confían en que se abra una nueva etapa en la que, marcada por el diálogo, se sienten las bases que permitan acordar mejoras profesionales para los agentes.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) coinciden en calificad de «nefasta» la gestión de Azón, que llegó al cargo en junio de 2018 a propuesta de la ministra de Defensa (Margarita Robles). La Asociación Escala de Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC), por su parte, tacha de «errática» la etapa del todavía director general.

«Acaba así una etapa nefasta en la Dirección General de la Guardia Civil, en la que Azón ha demostrado no haber sido consciente de los graves retrocesos que bajo su gestión han sufrido los guardias civiles. De hecho, Félix Azón ha demostrado únicamente estar siempre del lado del generalato y de su pulsión constante para apretar a los trabajadores y ningunear sus derechos y reivindicaciones», sostiene la AUGC.

La asociación mayoritaria confía en que el relevo conlleve una «reestructuración integral» en el gabinete del director general que contribuya a mejorar la «interlocución» con los representantes de los agentes y cita como prioridad para el nuevo equipo alcanzar la «plena homologación salarial y profesional» de los guardias civiles con los policías autonómicos.

«Desde AUGC confiamos en que se abra una nueva etapa ilusionante, a lo que contribuye el nombramiento como nuevo secretario de Estado de Rafael Pérez, una persona de carácter dialogante que rompe por tanto con la tendencia anterior marcada por la arrogancia y la falta de empatía», añade.

Desde ASESGC muestra su «felicitación» por prescindir de los servicios de Azón y crear un equipo «a su medida», con lo que -en su opinión- «afianza su liderazgo y demuestra que se ha ganado la confianza y el respaldo del presidente del Gobierno».

Asociaciones profesionales tachan de «nefasta» la etapa de Félix Azón y tienden la mano al nuevo equipo para recuperar el diálogo

La asociación que representa los intereses de los suboficiales del Cuerpo reprochan al director general la «falta de diálogo» con los representantes de los agentes y la «cesión» de 4,7 millones de euros a los policías nacionales al modificarse el porcentaje de reparto del segundo tramo de la equiparación salarial antes de que se conocieran las conclusiones del informe comparativo encargado a la consultora Ernst&Young.

«Felix Azón no ha sido un buen director general, al contrario. Posiblemente haya sido el peor de la era moderna tras [Luis] Roldán. Sabemos que no es un cargo sencillo y que no se lo han puesto fácil quienes le rodean en la sede de Guzmán el Bueno. No se lo ponen a nadie», señala.

«Falta de cintura»

ASESGC censura la «falta de cintura» que ha tenido el director general destituido con los representantes de los guardias civiles y los «graves desencuentros» y la «tensión» que se ha registrado en los plenos del Consejo, especialmente a raíz de que Azón les presentara el pasado 13 de noviembre el borrador para regular la jornada y horario de servicio, los incentivos al rendimiento y las vacaciones, permisos y licencias del personal. Finalmente tuvo que dar marcha atrás y retirarlo ante las críticas recibidas.

«Félix Azón no ha sabido hacer frente a los problemas profesionales que se le han planteado desde la Asociación de Suboficiales, como la necesidad de defender las funciones de mando de los jefes de unidad, las graves deficiencias en la carrera profesional, los puestos de trabajo, las segundas jefaturas, por poner algunos ejemplos», critican.

También la AEGC interpreta como una «buena noticia» la salida de la dirección general de la Guardia Civil del magistrado oscense -nacido en la casa-cuartel de Almunia de San Juan- y del relevo de Ana Botella como secretaria de Estado de Seguridad, responsabilidad que pasará a desempeñar Rafael Pérez (hasta ahora director del gabinete del ministro).

Llegó presumiendo de ser hijo del Cuerpo y paradójicamente ha sido incapaz de conocer la realidad de la Guardia Civil»

«Este juez, que llegó presumiendo de ser hijo del Cuerpo, ha sido, paradójicamente, incapaz de conocer la realidad de la Guardia Civil y de los guardias civiles, entender sus necesidades y peor aún, defender su trabajo, su valía y sus intereses. Prueba de ello han sido sus últimos movimientos cuando intentó sacar una norma sobre jornada y horarios que hacia retroceder a los guardias civiles más de veinte años en derechos y solo evitó el desastre la oposición frontal de las asociaciones profesionales, a las que ha despreciado. Una norma que fue criticada públicamente hasta por un general de la Guardia Civil por considerarla lesiva e injusta con los guardias civiles refleja claramente su desconocimiento», razona.

AEGC considera que el nuevo equipo tiene «un arduo trabajo» por delante, como el pago del tercer tramo de la equiparación salarial, y le tiende la mano para mejorar el diálogo. «Conocemos nuestras necesidades y, por tanto, sabemos como mejorar las condiciones de vida de los guardias civiles y mejorar el servicio que la Guardia Civil da a los ciudadanos», agrega.

«Nos hemos sentido discriminados»

También se ha manifestado abiertamente a favor de la salida de Azón la asociación APROGC. «Consideramos que la gestión respecto de los guardias civiles no ha sido satisfactoria. Se pueden poner varios ejemplos, pero el más evidente ha sido el tema del reparto de las cantidades destinadas para la equiparación en el segundo tramo, donde los guardias civiles perdieron una cantidad importante, que esperamos recuperar, a favor de la Policía Nacional. Sin olvidar el reparto para infraestructuras entre ambos cuerpos. Ambas cuestiones dependen directamente de la Secretaría de Estado de Seguridad, pero el director general no fue capaz de revertir», expone.

Esta asociación considera que los guardias civiles se han sentido «discriminados» y tan sólo destaca de Azón su aportación para «conocer y mejorar la situación de las mujeres» en el Cuerpo. «Miramos hacia el futuro y esperamos que estos errores se corrijan, algunos están a tiempo de resolverse, y que se mejore la comunicación con los nuevos responsables del Ministerio», concluye.

Comentar ()