El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado este sábado que el objetivo esencial de las medidas adoptadas consiste en «conseguir el tiempo necesario» para mejorar en la contención de la propagación del coronavirus. «Esta situación es la más grave que ha vivido España desde la Guerra Civil», ha asegurado.

Se trata, ha dicho el presidente en la comparecencia que está ofreciendo en la Moncloa justo una semana después de implementar el estado de alarma, de «mejorar la preparación» del sistema sanitario y de que «la ciencia encuentre tratamientos eficaces y vacunas» que acaben con el COVID-19.

Sánchez ha defendido las medidas adoptadas porque han buscado el equilibrio en cada fase y porque en todo momento han seguido las indicaciones de los expertos aunque ha dejado claro que vienen días muy malos. «Los casos diagnosticados y fallecidos van a aumentar en los próximos días. Llegan días muy duros. Tenemos que llegar al final de la próxima semana muy fuertes. El riesgo está en todas partes, pero tenemos que hacer un mayor esfuerzo en algunos lugares», ha asegurado, aunque no ha revelado cuando durara la crisis.

No solo supone un impacto sanitario, también es un golpe financiero sin precedentes»

El presidente del Gobierno ha recordado que este virus tienen varias particularidades, «el Covid-19 es una infección que se propaga con una velocidad y una facilidad mayor que la gripe común» y que su impacto va más allá del sector sanitario. «Se trata, también, de un golpe financiero sin precedentes. Por eso, esta semana se han adoptado medidas para proporcionar una red social y económica que proteja a los más vulnerables», ha recordado.

Sobre el comportamiento ciudadano, Sánchez ha felicitado a los españoles por su «actitud ejemplar» en relación a la mínima ocupación del transporte público. «La población ha reaccionado y se está notando», ha asegurado.

Pedro Sánchez también ha admitido que España es uno de los países más afectados de Europa por la pandemia y ha insistido en el cumplimiento de las medidas adoptadas por el Gobierno de confinamiento de los ciudadanos. «Ahora va llegar la ola y los españoles tienen que ser fuertes para doblegar la curva, para soportar situaciones morales muy difíciles. Pero a pesar de esta situación somos uno sociedad más organizada y con mas recursos que en cualquier momento de la Historia para poder superar esta situación. También somos una sociedad más unida», ha asegurado.

«Si nos quedamos en casa conseguiremos que muchas personas a las que queremos sigan respirando; de nosotros depende», ha dicho Sánchez, quien también ha subrayado la importancia de combinar el confinamiento con los test diagnósticos y ha subrayado que el Gobierno está aumentando el número de test diagnósticos para permitir que los positivos puedan aislarse y no sean un eslabón más de la cadena de propagación.

Últimos datos

Esta mañana Sanidad ha comunicado que los contagios por coronavirus en España han ascendido a 24.926, rozando ya la barrera de los 25.000, y las muertes a 1.326 en el séptimo día de estado de alarma.

Por su parte, la Comunidad de Madrid, la región más afectada del país por el Covid-19, ha experimentado un importante repunte tras dos semanas de la manifestación del 8-M: 804 fallecidos con coronavirus y 8.921 infectados.

Con respecto a las altas, en todo el país hay ya 2.125 personas recuperadas, 540 más que el viernes, cuando se contabilizaron un total de 1.585.