Política

Sanidad devolverá los 650.000 test que Sánchez anunció como "homologados y fiables"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Congreso. EFE

El ministerio de Sanidad devolverá completo el pedido de 650.000 test rápidos del que formaban parte las pruebas defectuosas detectadas esta semana. Así lo ha asegurado el ministro, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros extraordinario de este viernes, en la que ha vuelto a subrayar que se detectó que al menos 9.000 de los test que habían llegado a España no cumplían con los requisitos de calidad necesarios.

«Las primeras 9.000 unidades no han pasado los filtros de calidad que tiene el Sistema Nacional de Salud. Es verdad que este producto tenía todas las garantías, el certificado necesario para operar en la UE, tenía unos catálogos y especificaciones que daban con los estándares de calidad –aunque China dice que la empresa que opera sin licencia-, pero nosotros evidentemente hacemos las comprobaciones cuando llega el producto y se comprueba que no tiene el nivel de fiabilidad requerido», ha dicho Illa, que ha explicado que forman parte del pedido de 650.000 test rápidos que se realizó a un «proveedor habitual» que importaba los productos de la marca china Bioeasy.

» Las 50.000 unidades que habían llegado no se han llegado a distribuir y van a ser sustituidas, todas estas 650.000, por otras que den los estándares que nosotros exigimos», ha añadido, creando cierta confusión, pero confirmando que se devolverá la partida completa anunciada el pasado sábado por el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Hay otros cinco millones de test que no se han contratado con la misma empresa

En su mensaje televisado a la nación, el presidente anunció «la compra y la puesta en marcha de los test rápidos, algo muy importante». «Se trata de test fiables y homologados. Este último punto es muy importante, la homologación, es muy importante porque deben contar con todas las garantías sanitarias. Tenemos ya comprometidas 640.000 unidades y llegaremos muy pronto a un millón», dijo Sánchez sobre una partida que ahora deberá ser devuelta.

Sanidad hace hincapié en que los pedidos realizados a esta empresa no forman parte de los cinco millones de test comprometidos con fabricantes autorizados por China, y que comenzarán a llegar en las próximas semanas. «En un contexto internacional en que todo el mundo quiere adquirir, España no va a perder ninguna oportunidad pero va a ser exigente con la calidad», ha defendido el ministro tras el enorme fiasco de esta adquisición.

El Gobierno trabaja, según ha explicado el titular de Sanidad, para adquirir todo el equipamiento necesario con el que luchar contra el coronavirus, una de las reivindicaciones reiteradas de los presidentes autonómicos dado el colapso de sus servicios sanitarios y que volverán a plantear este domingo en su videoconferencia con Sánchez. Precisamente, respecto a estas quejas, Illa se ha intentado justificar aduciendo que el Gobierno «ha movilizado todos su recursos» no sólo para abastecer al conjunto del país, sino para ayudarles en la búsqueda de proveedores.

De hecho, se han cerrado contratos por más de 578 millones de euros además de acudir a productores nacionales. Por ejemplo, ha subrayado el ministro, se han repartido 7.433.000 mascarillas. Además, Illa ha hablado de «cierta fase estabilización, dicho con todas las cautelas», respecto a las cifras de evolución de contagiados y fallecidos, un dato al que se aferra el Gobierno.

El Gobierno aprueba la prórroga del estado de alarma hasta el 11 de abril

El Consejo de Ministros extraordinario de este viernes ha aprobado la prórroga del estado de alarma hasta el 11 de abril, una vez que pasó, el miércoles pasado, su trámite en el Congreso de los Diputados. «No es tiempo de reproches ni de practicar el ventajismo ni el oportunismo», ha dicho la ministra portavoz, María Jesús Montero, en su intervención inicial. También ha apelado a la Unión Europea para que no dé la espalda a los ciudadanos porque «es ahora más que nunca cuando se necesita una Europa fuerte. Esperamos que finalmente haya acuerdo», ha dicho confiar tras la decepcionante reunión del Consejo del jueves, que acabó con el plante de España e Italia.

Comentar ()